La importancia de llamarse Ernesto ūüėĆ

La Habana no hac√≠a m√°s que recordarme que¬† por alg√ļn motivo que no llegaba a comprender, llamarse Ernesto era una buena referencia en esta ciudad; Ernesto Cheguevara, Ernesto Hemingway , Ernesto el primer recepcionista de nuestro¬† hostel en la Habana y para rematar… nuestro chofer Ernesto;¬† el de la guayabera blanca, la pajilla y la gran sonrisa; el¬† que nos llev√≥¬† en su Chevrolet rosado del 53¬† a conocer la Habana… (yo nunca hubiera dicho “rosado”, dir√≠a rosa, pero era suyo y es √©l el que bautiza!¬† ūüėȬ† )

Todo parec√≠a ir encajando, si no fuera porque a veces la memoria tambi√©n me juega malas pasadas… al final de esta lectura, descubrir√©is que como ya sabemos por experiencia;¬† las cosas no siempre son lo que parecen! ūüėÜ

Despu√©s del robo de mi c√°mara me hab√≠a quedado sin¬† fotos de nuestro primer recorrido por la Habana con Ernesto , pero es cierto que a veces la vida quiere darnos una segunda oportunidad y yo iba preparada para pillarla al vuelo. Aquel d√≠a, nuestro √ļltimo d√≠a en Cuba, despu√©s de todas las peripecias que nos hab√≠an sucedido en la isla y que pronto¬† os ir√© desvelando … decid√≠ vestirme¬† de rosa a¬† juego con el coche; por si¬† aparec√≠a Ernesto¬† y¬† hab√≠a que hacerse otra sesi√≥n de fotos en su chevrolet ūüėú

IMG_20170214_102401_274(2)

Fuimos a donde aparcan todos los cl√°sicos, justo a un lado del¬† Capitolio. Mucha gente pregunta si todos los coches en Cuba son as√≠ y me gustar√≠a aclarar que no, que tambi√©n hay coches modernos, hay de todo;¬† incluso hemos visto alg√ļn mercedes √ļtimo modelo por¬† Centro Habana. Pero llama la atenci√≥n lo bien conservados que est√°n estos modelos, en Cuba el reciclaje se ha hecho por necesidad y mientras que otros lugares fueron invadidos por la est√©tica un tanto futurista y hortera de los 70, en Cuba la arquitectura, la decoraci√≥n, los coches,¬† se han quedado en los 50. Es como estar delante de una postal; todos esos coches de colores, impecablemente limpios y brillando al sol. Pero solo¬† acercarte,¬† simplemente pasar por esa calle¬† con tu pinta de turista,¬† desata una terrible avalancha . Es¬† imposible¬† disimular; ¬† los chicos que charlan¬† a la sombra salen¬† a la acera como abejas a la miel y empiezan a ofrecerte¬† un paseo en coche a¬† precios alt√≠simos!¬† Como ya os he dicho con anterioridad, no s√© si lo hacen a modo de juego y si cuela col√≥ , pero¬† siempre me queda la sensaci√≥n de que algunos cubanos se creen que¬† fuera de Cuba nos ba√Īamos en dinero…

img_20160911_174905

Esta vez √≠bamos seguras,¬† a tiro fijo y sin titubeos;¬† busc√°bamos a Ernesto¬† as√≠ que fuimos al grano: _“No, gracias no nos interesa su oferta, estamos buscando a Ernesto. _” Yo os llevo por 40, por 30 cada una! ” (No dejaban de lanzarnos ofertas y¬† el precio empezaba a bajar)¬† _Gracias pero s√≥lo vamos con Ernesto‚ėļÔłŹ Nadie parec√≠a saber quien era¬† Ernesto…¬† De entre la multitud sali√≥ el t√≠pico lo suficientemente valiente como para ponerle el cascabel al gato¬† y¬† nos dijo: _”Ernesto hoy no trabaja , pero yo os llevo por 50,¬† 25 por cada una…”¬† Ya vimos que no hab√≠a manera. Ernesto nos cobr√≥ menos¬† la primera vez y en un ataque de sinceridad, le dijimos lo que nos hab√≠a cobrado. ( Esto no deber√≠a de hacerse nunca, queda totalmente desaconsejado si quieres salvaguardar el honor del generoso que ha tenido un buen detalle contigo!¬† ūüė©)

No nos creyeron … y¬† de¬† repende, vimos aparecer un flamante coche rosa y a Ernesto baj√°ndose del coche… _ “¬°Hola!!! ūüôā¬† ¬°Te est√°bamos buscando, qu√© bien que llegaste!”¬† y le contamos lo que nos hab√≠a sucedido: _”Nos han robado la c√°mara no tenemos ni una foto de las que hicimos contigo, y queremos que nos lleves otra vez a dar una vuelta por la Habana.” ūüėć

ernesto2

Ernesto se sorprendi√≥ por el robo de la c√°mara, a nadie¬† le gusta que le cuenten estas cosas de su pa√≠s, y menos si te dedicas al turismo…¬† _”Vinimos a buscarte pero nos dijeron que hoy no trabajabas…” _”Venga, vamos que os llevo…” _”¬ŅCu√°nto nos vas a cobrar?” “No hay problema; lo mismo que¬† la otra vez…” y nos fuimos hacia el coche con Ernesto mientras los otros nos miraban. Uno de ellos con cierta maldad le dijo: _” As√≠ que le cobras X.¬† Ernesto sonri√≥ y le dijo; _”¬°S√≠! ¬°X Por cada una!”¬† y nos montamos todos en el coche con¬† una sonrisilla de complicidad….

dsc03541

Otra vez Ernesto busc√≥ unos sombreros para nosotras y luego nos pregunt√≥ con qu√© tipo de m√ļsica quer√≠amos viajar… y as√≠ iniciamos nuestro segundo¬† viaje de lujo por la Habana, a ritmo de son cubano ūüėé.

Barrio chino de la Habana; ah√≠¬† pudimos comprobar que Ernesto tiene su propio¬† gui√≥n y¬†¬† suele repetirlo¬† ūüėā …_“Se llama barrio chino pero aqu√≠ no hay ni un chino a no ser que vengan de turismo…¬† no han dejado poner tiendas chinas”. La f√°brica de tabaco, un edificio precioso de color azul… nos bajamos y fuimos¬† a comprar alg√ļn puro para llevar de regalo, los puros de calidad son caros a√ļn en Cuba, s√≥lo compr√© unos Cohiba para mi padre, que es de esa gente que a√ļn aprecia un buen puro.¬† Luego¬† de nuevo a la Plaza de la Revoluci√≥n ; en cada ciudad de Cuba hay una plaza de la revoluci√≥n y aunque me encant√≥ la de Santa Clara, ninguna es tan grande ni tan reconocible y famosa como la de la Habana; con¬† la figura de El¬† Che y Camilo Cienfuegos al fondo… tambi√©n nos llev√≥ al Parque Jonh Lenon;¬† la figura de los Beatles¬† es algo que se repite en varios lugares de Cuba, tampoco es de sorprender;¬† Cuba y la m√ļsica parecen caminar de la mano. Y del Vedado, donde hab√≠a una enorme cola para entrar a Copelia,¬† al Hotel Nacional;¬† donde tuvimos que esperar un buen rato para salir porque hab√≠a una visita institucional de Jap√≥n y muchas medidas de seguridad…Y luego ya, al Malec√≥n¬† en nuestro chevrolet¬† descapotable del 53 …a ritmo de son cubano; ir en descapotable siempre tiene su gracia y m√°s a√ļn cuando todo lo que te rodea es una preciosa imagen como de postal vintage, el viento d√°ndonos en la cara¬† y¬† ya casi te dan¬† ganas de saludar como si fueras Jackeline Kenedy ( y lo haces! ūüėā)¬†

El Malec√≥n de la Habana es el lugar de reuni√≥n de los¬† habaneros, es uno de esos lugares en donde pararse a mirar el infinito mientras suena la m√ļsica y como dir√≠an ellos, dan ganas de quedarse all√≠ “Hasta que se seque el Malec√≥n”

ernesto4

Nos despedimos de Ernesto agradecidas, con un abrazo,¬† frente al capitolio y √©l nos di√≥ una tarjeta para que en la pr√≥xima ocasi√≥n nos fuera m√°s f√°cil encontrarlo…¬†ūüėČ y ah√≠ fue cuando descubrimos que llamarse Ernesto no es tan importante… ¬°Ernesto no se llamaba Ernesto!¬†ūüėĪ S√© que tengo un serio problema con los nombres y os aseguro que para m√≠, va a ser muy dif√≠cil empezar a llamarle¬† de otra manera… pero si vais a la Habana y os apetece recorrer la ciudad en un precioso coche rosado, no lo dud√©is;¬† preguntad por Eduardo, “nuestro Ernesto”;¬† poned el sombrero y las gafas de sol, elegid buena¬† m√ļsica y acomodaros para disfrutar del maravilloso espect√°culo y de todas esas vistas que nos ofrece la preciosa ciudad de La Habana… ūüėć

Eduardo Cubela, el mejor chofer en la habana

Save

Anuncios

6 pensamientos en “La importancia de llamarse Ernesto ūüėĆ

  1. Qué alivio comprobar que, pese al robo de tu cámara, al final pudiste hacer el mismo recorrido para recuperar tu fotos. Qué bonitas y coloridas. Gracias por compartirlas.

    Sólo tres cositas:

    (yo nunca hubiera dicho ‚Äúrosado‚ÄĚ, dir√≠a rosa, pero era suyo y el bautiza! ūüėČ) – En Cuba todo el mundo se refiere al rosa como rosado. Y al marr√≥n/casta√Īo como carmelita… cosas de este idioma espa√Īol tan rico en hispanoam√©rica.

    en cada ciudad de Cuba hay una plaza de la revoluci√≥n – no en todas. Que recuerde, en Pinar del R√≠o, Trinidad, Baracoa o Nueva Gerona, no hay Plaza de la Revoluci√≥n…

    la figura de los Beatles es algo que se repite en varios lugares de Cuba, tampoco es de sorprender; Cuba y m√ļsica parecen caminar de la mano – Pues en el 2000, cuando Fidel inaugur√≥ la estatua de John Lenon, los cubanos s√≠ se sorprendieron much√≠simo, porque los Beatles estuvieron prohibidos en las radios cubanas durante muuuuuchos a√Īos…

    Le gusta a 3 personas

    • La verdad es que a esas alturas lo de la c√°mara ya casi se me hab√≠a olvidado, pero me daba mucha pena haberme quedado sin las fotos…y me la sigue dando! ūüė¶ Desde que las d√≠ por perdidas, empec√© a recordarlas como las fotos preciosas! ūüėā ūüėČ
      Muchas gracias por tus puntualizaciones; lo del rosa lo coment√© de broma, ya s√© que decir rosado es com√ļn en gran parte de hispanoam√©rica, de hecho hasta en Argentina tienen la Casa Rosada ūüôā Y lo de las plazas de la revoluci√≥n me refer√≠a a las ciudades un poco m√°s grandes; Camag√ľey, Santa Clara, Santiago… A los Beatles nos los volvimos a encontrar en un bar de Trinidad, y en alg√ļn sitio m√°s… No sab√≠a que la inauguraci√≥n de esa placita y de la estatua de Lenon hubieraa sido tan sonada, pero s√≠ me sorprendi√≥ que nuestro “falso Ernesto”;) nos sugiriera ir a verla y fotografiarnos con ella como algo digno de inter√©s. Como siempre much√≠simas gracias por tu visita al blog, por tu lectura y por haberte tomado tu tiempo para matizar. Saludos

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Est√°s comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesi√≥n / Cambiar )

Imagen de Twitter

Est√°s comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesi√≥n / Cambiar )

Foto de Facebook

Est√°s comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesi√≥n / Cambiar )

Google+ photo

Est√°s comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesi√≥n / Cambiar )

Conectando a %s