Casablanca _”¿Ha sido un cañonazo o el corazón que me late?”

Casablanca es una ciudad elegante y enigmática, en total sintonía con Ingrid Bergman y Humphrey Bogart. No me decepcionó en absoluto; es justo como me la imaginaba;  abierta al mar, con amplias avenidas, palmerales y casas  con bonitas fachadas blancas, aunque muchas de ellas estén ya algo destartaladas y envejecidas, lo que le dá un aire todavía  más enigmático…

_«El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos.»

Free-shipping-24-X36-inch-font-b-Casablanca-b-font-Movie-font-b-Poster-b-font.jpg

 Nos habían desaconsejado la ciudad; nos  habían dicho que lo único que valía la pena de Casablanca era la Mezquita Hassan II pero como siempre digo; no hay que fiarse nunca, lo mejor es ir y comprobarlo!

_«Louis, creo que este es el principio de una gran amistad»

Casablanca es una ciudad moderna y aunque tiene mucha población , me pareció menos abarrotada que el resto de Marruecos,  hasta encontré el zoco de Casablanca más ordenado y pulcro que el laberíntico zoco de Marakech o el inmenso y loco zoco de Fez…

Nuestra llegada a Casablanca fue como casi siempre que sales con ganas  aventura; dando un rodeo…  😂  El destino, o más bien podría decirse la casualidad, nos puso en bandeja la posibilidad de pasar por Tetuán y desde allí  coger un autobús a Casablanca pues  desde  Chefchaouen  no había nada directo; no nos lo pensamos dos veces y cogimos la oportunidad al vuelo… dejarse llevar es lo mejor que puede pasarte cuando estás viajando 😇

El viaje fue largo, tardamos casi todo el día en llegar a Casablanca. Tetuán está bastante cerca de Chaouen,  llegamos antes de  las doce de la mañana. Dejamos las mochilas en consigna y nos fuimos a “patear Tetuán”… Caminamos hacia  la Medina y recorrimos gran parte de su zoco, que nos pareció el más occidental  de todos los que habíamos conocido hasta el momento;  casi como un mercadillo del sur de España. Luego entramos una  tienda de ropa porque Mayca estaba buscando un cinturón para su kaftan. La tienda era carísima y nos sorprendió que la dependienta no hablara ni español, ni francés… Después de que nos enseñara todas las maravillas que tenía en venta, le preguntamos donde podíamos comer algo y nos contestó que eso era imposible  😰 (¡Que bien funciona a veces la mímica! Porque ella no hablaba ni español, ni francés y nosotras no pasabamos de “salam malecum” en árabe)

Intentaba explicarnos que era ramadán;  por eso los restaurantes y los puestos de comida estarían cerrados y nos dijo que quizás en el mercado, nos vendiera fruta… Pues efectivamente; todas las cafeterías, los restaurantes… ¡todo estaba cerrado! El ramadán se sigue a raja tabla y desde la noche en que nos montamos en el  autobús para ir a Fez, estaba marcando nuestro viaje a base de bien; reconozco que en algún momento llegó a fastidiarme, porque no teníamos ni idea de que nuestro viaje iba a coincidir con el ramadán, pero luego me he sentido  contentísima de haber podido vivir la experiencia;  es realmente curioso como se vive el ramadán en Marruecos; vale la pena comprobarlo.

IMG_1221

El ramadán marca el día a día, nada que ver con la vigilia de aquí, que ya nadie sabe ni lo que es :O

Después de mucho caminar y seguir preguntando… un chico muy amable nos indicó  como llegar a una pasticceria francesa donde había de todo! Tres o cuatro dependientes detrás del mostrador atendían a los clientes que hacían sus encargos para la noche; el ramadán es lo que tiene;  por el día ni agua y por la noche arrasan con todo! 😮

Nadie tomaba nada; las mesas estaban todas vacías así que  nos acomodamos en una cercana a  los mostradores  y nos levantamos a pedir todo tipo de manjares;  lo mismo nos daban dulces que salados; como si llevaramos un mes sin probar bocado… el ramadán nos estaba provocando ansiedad! 😅

En Marruecos los vendedores suelen aconsejarte muy bien… Nos decían que ingredientes llevaban e incluso nos desaconsejaron alguno por no estar lo suficientemente fresco… ¡Nos pusimos las botas! Y para rematar  nos bebimos un par de zumos de naranja naturales cada una… a veces hasta nos daba la impresión de que la clientela que venía a hacer encargos nos miraba mal por estar comiendo de esa manera en  pleno ramadán.

Cuando dimos cuenta de la comida nos fuimos a dar la  última vuelta por Tetuán justo antes de regresar a la estación de la CTM, para coger el siguiente autobus destino Casablanca y ahí, el momento mágico del día… Mayca había perdido un pendiente y me había dicho que creía que le había caído en el autobus al sacarse la chaqueta;  cuando llegamos a la estación , vimos un  autobus con el cartel  Chefchaouen-Tetuán;  como tenía la puerta abierta,  subió o miró…  el conductor le decía que no y ella explicándole que tenía que buscar algo… salió  del autobus con su pendiente! 😌

Al rato salimos para Casablanca… un viaje largo con una paradita para merendar en un bar de carretera, justo cuando se oyeron los cánticos del imán en la radio. Poco después, llegaríamos a Casablanca…

Dígame, Rick, ¿qué le ha traído a Casablanca? »

 _«Vine a Casablanca a tomar las aguas.» 😮  Curiosa respuesta la de Rick  😕

_Louis Renault: «Rick es un hombre del que si yo fuera mujer me enamoraría» 😂 😂

 

Habíamos hecho una reserva de última hora, esta vez no encontramos ningún riad interesante y reservamos un apartamento  bastante amplio y que no estaba mal por 50 euros la noche. Nos sorprendió la decoración;  en la pared un  cartel torero con Paco Camino! ¿Sería que reservaban este apartamento para españoles? 😉

Pues van mal, que yo a los toros los quiero mucho  😭

 

En Casablanca fue el único día que cenamos en casa , estábamos cansadas….. salimos a comprar  algunas cosas para hacernos la cena y algo de leche y fruta para desayunar al día siguiente… La visita a un supermercado en un país extranjero es casi como ir de excursión; a pesar de ser un carrefour venden cosas diferentes… pero ¡oh! ¡encontramos Colacao!!! 😋

_«¿Cuál es su nacionalidad? » Rick: _« Soy borracho » 😲  😂😂

En Casablanca utilizamos una práctica rápida de las que suelen usarse cuando tienes poco tiempo y quieres verlo todo… hablamos con un taxista y le preguntamos cuales eran las cosas que valía la pena ver en Casablanca en sólo un día y acordamos un  precio… Era un chico majo y estábamos encantadas con él; conducía prudentemente y nos esperaba con paciencia en cada parada… lo malo fue que el taxi estaba algo destartalado y un poco antes de acabar la visita, terminó pinchando 😅 Nobody is perfect!

Empezamos por la Medina;  lamentablemente no es de las más antiguas de Marruecos ya que Casablanca fue destruída totalmente por el terremoto con posterior tsunami conocido como el terremoto de Lisboa de 1755  y la medina actual se remonta al año 1770 y aunque no tiene el encanto de las otras medinas que habíamos conocido ;  sus calles están llenas de comerciantes y  desprende olor a especias…

De ahí fuimos al barrio “Habous” tambien conocido como Nueva Medina;  aunque de medina no tiene nada, ya que es un sector de la ciudad que construyeron los franceses a principios del siglo XX. Habous es un barrio de comerciantes donde abundan los puestos de ropa, calzado… todo muy bonito y a bastante buen precio. Cerca del Habous, se encuentra  el Palacio real y no muy lejos de allí, situada en el Boulevard Sidi Mohammed Ben Abdallah, está la Gran Mezquita Hassan II que se eleva imponente frente al mar en  exagerada muestra de poder al mundo.  Es el segundo templo  más grande sólo por detrás de  la mezquita de la Meca . Dotada con las  últimas tecnologías, como resistencia a terremotos, techo que se abre de forma automática, puertas eléctricas o suelo con calefacción . La mezquita fue mandada construir por Hassan II para destacar así a Casablanca como  la capital del poder económico , además de convertirla en el emblema que la distinguiera sobre las demás poblaciones del país.

Blanca y verdiazul,  a juego con la ciudad. No podían haber escogido mejor su color. Es una obra maestra, y una muestra impresionante del buen gusto que impera en todo Marruecos y que no dejó de sorprenderme  desde el día en  que pisé  Marrakech por primera vez .

Diseñada por el arquitecto francés Michel Pinseau, los trabajos de construcción  emplearon a más de  10.000 artesanos marroquíes. Usaron para su construcción;   mármol, granito, madera, mosaicos, escayola… y la obra fue terminada en el 2003.

Como no podía ser de otra manera estando en Casablanca; fuimos a comer al Rickś Café 😍

El Rickś café está cerca del puerto.Es un edificio blanco que se ve desde el paseo y al que se accede por una puerta central, donde un amable camarero elegantemente vestido te recibe en la cima de las escaleras…

_«De todos los garitos de todos los pueblos, de todo el mundo; ella entra en el mío.»

Es oir Casablanca y vienen a tu cabeza las imágenes de la película… desde que habíamos decidido ir a Casablanca, sabíamos que una de las visitas sería al Rickś.

Rick´s Café no es un sitio demasiado caro si lo comparamos con los precios europeos, y aunque la carta y la comida no son nada fuera de serie, vale la pena ir! El ambiente de la película se refleja en cada rincón del restaurante…los camareros,  la decoración; los arcos, las mesas… el piano! Hasta el aseo, todo está decorado de forma que nos transporta al  pasado y nos hace sumergirnos en aquella historia romántica surgida en plena segunda guerra mundial mientras nos dejamos seducir por una relajante  música de ambiente… 

En el Rickś nos encontramos con una pareja de neozelandeses que habíamos conocido en Fez y nos saludamos encantados de encontrarnos esta vez, en un lugar tan agradable… el mundo es un pañuelo! 😆

 

 

_«Play it, Sam. Play ‘As Time Goes By» ☝️

You must remember this
A kiss is still a kiss
A sigh is just a sigh
The fundamental things apply
As time goes by  ♫ ♪ ♫ ♪

Al día siguiente abandonaríamos Casablanca rumbo a Essaouira... Había sido una visita rápida que no había hecho más que cofirmarnos la belleza de esta ciudad del Norte de África bañada por el océano Atlántico. Donde los colores predominantes son el blanco de las fachadas y el verde de los palmerales, así como el azul del mar desde donde parece elevarse la Gran Mezquita que preside la ciudad.

En  Casablanca vimos también a las mujeres más modernas, muchas trabajadoras;  ejecutivas, dependientas, mujeres conduciendo … la mayoría vestidas de forma occidental pero con pañuelo  y  enormes gafas de sol de conocidas marcas, sólo unas pocas llevaban hiyab…

Una ciudad moderna y bonita donde cuando me hice la pregunta del millón : ¿Podría quedarme a vivir aquí? _¡Claro que sí, sin problemas! Además no  me vendría nada mal pasar una temporadita aquí y ponerme las pilas con el francés! 😉

_«Siempre nos quedará París. No lo teníamos. Lo habíamos perdido hasta que viniste a Casablanca; pero lo recuperamos anoche…»

Chauen, la vie en bleu ❤️‍

 Chauen, Xauen, Chefchauen, شفشاو o  نالشاون  son todos los nombres con los que se denomina a esta ciudad situada al noroeste de Marruecos…desde tiempos recientes la forma más habitual es Chauen, procedente del nombre francés Chaouen, aunque los mapas y paneles de carretera siguen indicando Shifshawen en árabe (que significa “los cuernos” y se refiere a la forma de las montañas) y Chefchaouen en francés.

IMG_1066

Chauen es mucho más que una ciudad azul y blanca construída sobre una montaña; la ciudad fue durante siglos  considerada sagrada y se prohibía la entrada a los extranjeros, por esta razón  apenas ha sufrido cambios  y mantiene su aspecto medieval. La ciudad fue pintada de azul por lo refugiados judíos que llegaron en 1930 y que intentaban así imitar el color del  cielo, luego se extendió la creencia de que el color azul alejaba a los mosquitos y así se mantuvo la tradición hasta hoy en día; que se  sigue haciendo, pero ahora para atraer a los turistas.

Los cambios en la estructura urbana y poblacional de Chauen son muy recientes. Fueron las tropas españolas las que abrieron Chauen al tomar el control de toda la zona norte del actual Marruecos para instaurar el protectorado, cuando los españoles llegaron la ciudad, todavía tenía una importante población judeo-española… En la actualidad Chauen es un importante centro de turismo, al que llegan cientos de inmigrantes de otras zonas de Marruecos, principalmente del sur.

Llegamos a Chauen con un día de retraso por el incidente de los autobuses en Fez. Antes de llegar,  desde el  autobús; cuando empezamos a divisar la ciudad a lo lejos, nos pareció demasiado grande… sería por las fotos que habíamos visto antes que teníamos otra idea de Chauen;  luego he leído por ahí que la ciudad tiene más de 30.000 habitantes!  😱

Desde lejos vas descubriendo una ciudad más blanca que azul sobre una montaña… la estación de autobuses está abajo, y todavía mientras entrábamos en la estación de autobuses  tuvimos dudas de  si aquella ciudad sería realmente  Chauen y tuvimos que preguntar a los otros viajeros…

Pero ya desde que te bajas del autobús descubres que  era cierto todo lo que habías leído, todo lo que te habían contado; en  Chauen todo es azul;  desde las papeleras, la estación de autobuses,  hasta los taxis… En Chauen, mires a donde mires… predomina el azul! ❤️‍

Cogimos un taxi azul y nos fuimos al riad; el riad Gharnata es una auténtica maravilla; un riad totalmente remodelado, muy bien conservado y  situado en el centro de Chauen.

Tuvimos que contarles lo que nos había pasado la noche anterior y porqué no habíamos podido llegar; habíamos avisado por mail de nuestro problema con los autobuses, pero aunque no habían visto el email, no nos cobraron la noche anterior.

Hicimos el check in, dejamos todo en la habitación y nos fuimos a callejear por Chauen; la verdad que es una ciudad que no decepciona; en cada esquina hay una foto, es todo tan bonito que no parece real! Los marroquíes hacen la vida en la calle como fuimos viendo durante todo nuestro recorrido por  Marruecos y los niños juegan libres y a sus anchas…

Pero en Marruecos la gente no quiere ser fotografiada, así que hay que tener cuidado y pedir permiso porque te puedes meter en un problema; es normal pero a veces ves cosas tan llamativas y chocantes que sientes la necesidad de fotografiarlo… ya os digo; aquí mejor no hacerlo, mientras que en la India todo el mundo posa feliz en cuanto ve una cámara de fotos, en Marruecos se enfadan a más no poder…Luego Michael, nuestro nuevo amigo americano, nos contaría su secreto para hacer buenas fotos; él les daba dinero después de hacer la foto y se les pasaba el enfado… Algo que ni se nos había ocurrido; american style!! 😲

En Chauen hay muchísimas tiendas-taller en la zona conocida como el caravasar; donde se hacen y se venden artesanías de cuero y vidrio, también hay telares donde fabrican y venden alfombras, bolsos, ropa… y talleres donde trabajan la madera.

El regateo es bastante dificil en esta ciudad, porque hay muchos turistas, pero vale la pena regatear porque se ven cosas realmente bonitas. Entramos en muchos talleres a echar una ojeada y hablar con los vendedores;  luego  nos fuimos a tomar algo a uno de los cafés que hay en la plaza de la Medina, que  es la plaza más concurrida; hay un montón de restaurantes  todos juntos y chicos que delante de las terrazas te recitan el menú y el precio y te  invitan a pasar… muchos de ellos hablan español a la perfección y además son simpáticos. Y allí comimos, ¡entre el gaterío! Tan pronto te traen la comida aparecen los gatos 😸… primero se frotan contra tus piernas, luego se sientan encima de tí;  si les vas dando algo de confianza, en cuanto te descuidas los tienes en el plato. En Chauen los gatos conviven felizmente  con los clientes de los restaurantes, algo que nunca podrías ver en España. ¡Tan cerca y tan lejos! Aquí se vería fatal que los gatos anduvieran pidiendo comida entre las piernas de los comensales… Allí no se ve mal y cuando ven que molestan mucho, los camareros les echan un poco de agua  con una botella suavemente, tratando de no incomodarlos  para que se alejen. 🙀

Fuimos muchas veces a la plaza  de la Medina a tomar algo, a pasear o a comer… desde las terrazas de sus cafés y restaurantes  es bonito ver como pasa la vida… Primero vino una chica a ofrecerse a pintarnos las manos con henna pero no estábamos interesadas; la próxima vez me lo hago! 😏 Luego conocimos a un chico que venía desde andalucía en moto… Estaba sólo, pintando en un café de la plaza; nos contó como había llegado hasta allí recorriendo la costa marroquí en moto; también nos contó  donde se alojaba y un par de anécdotas desagradables que le habían pasado; los típicos timos… Era “un chico algo bohemio y soñador” como habría cantado Julio Iglesias y auque nos habló de un lugar donde se comía muy bien y hasta hablamos de quedar por allí para ir a cenar juntos, luego no volvimos a encontrarnos.

También fue en esa misma plaza donde asistimos a una conversación que luego me ha hecho pensar… los chicos que ofertaban los menús de los restaurantes se juntaban a charlar sentados a la sombra mientras no aparecían nuevos clientes, entonces pasaron un grupito de españolas con minifalda y shorts …  y ellos sin dudarlo ni un minuto, les lanzaron un piropazo y luego un “Si te pillo esta noche te voy a dar caña” (Palabras textuales en español)  😂 Cuando notaron que les estábamos mirando y nos reíamos por aquella reacción tan loca… uno de ellos trató de disculparse y nos dijo: “¡Van desnudas! las nuestras van tapadas…”  A pesar de que pueda parecer un comportamiento machista y anticuado… en ese momento nos dió la risa. Se trataba de algo tan simple como un  choque de culturas. Nunca se me habría ocurrido ir  vestida de aquella manera por Marruecos… Siempre hay que ser consciente de por donde se anda… allí no es habitual ver a las mujeres vestidas de ese modo, así que sus reacciones son hasta cierto punto las  normales… Y sus caras y sus miradas las mismas que tendrían los  españoles  cuando en los años 60 llegaban las suecas en bikini…

Fue  también paseando por la plaza de la Medina, luciendo nuestros trajes típicos marroquíes recién comprados, cuando   desde la mesa de un restaurante nos llamó nuestro amigo americano; ¡Qué sorpresa encontrarnos de nuevo con Michael! Michael era el chico con apariencia de Indiana Jones que habíamos conocido en el desierto y que luego terminaría contándome su vida; había estado estudiando y trabajando en la universidad del Cairo durante un par de años, era de Filadelfia y se avergonzaba de no saber hablar español por motivos que me contaría luego… pero esa ya es otra historia. Mike estaba con una chica, una amiga suya local, lo cual le había facilitado mucho las cosas… incluso nos contó que ir de Chauen a Tetuan en taxi, les había salido más barato que a nosotras el autobús…

Chauen es como un lugar encantado donde incluso te parece imposible que viva gente normal… después de pasarnos dos días recorriendo sus calles; tiendas, lavaderos, la gran mezquita… no dejaba de sorprendernos la belleza de sus rincones  y ni por un momento pudimos separarnos de la cámaras de fotos… he conocido pocos lugares tan fotogénicos como Chauen 😍

Es un lugar muy especial y a la vez también contradictorio; Aunque la gente apenas bebe, huele a hachís por todas partes y  siempre aparece alguien para ofrecerte; incluso se ofrecen a  liártelo y a prepararlo a tu gusto;  más o menos light… (Cuando vés a  la gente  fumando tan contenta en las terrazas,  llegas a creer que está permitido, pero no es así;  la ley marroquí prohibe vender, comprar y consumir hachís, mientras que los marroquíes te dirán que no hay problema, que en estas cosas se hace la vista gorda)  este país está lleno de contradicciones. Uno de los chicos que conocimos en Chauen nos contó que todo el hachís venía de Ketama;  un paraíso de la marihuana,  donde la mayoría de  la población vive del cultivo de esta planta, y que se encuentra a tan sólo hora y media de Chauen,  pero nos desaconsejó  ir hasta allí;  nos dijo que no le parecía un buen lugar para nosotras y seguimos su consejo; entre otras cosas porque ya no estaba en nuestros planes; sólo le habíamos preguntado para saciar la curiosidad 😅

Despues de dos días en Chauen había que irse; nos dió pena no haber podido estar tres días como habíamos programado en principio, pero todavía nos quedaba Tetuán, Rabat o  Casablanca y puede que también Essaouira 😉 para llegar de nuevo a Marrackech y completar así nuestro círculo sobre Marruecos… El país me estaba sorprendiendo gratamente;  sobre todo la diferencia de colorido  de cada una de sus ciudades y el enorme buen gusto en la construcción y la decoración; el arte que tienen para crear lugares únicos y preciosos… En cuanto a la gente; todavía estaba tartando de entenderlos; por un lado gente super amable como los chicos del hotel y por otro, gente que nos gritaba como si nos riñeran, como si estuvieran enfadados todo el tiempo  ... Mi hermana Bea me dice que no es eso; que no están enfadados, que es la forma que tienen de hablar los árabes… Pero a mí sigue sin gustarme que me griten  😣

Y ya sentada en el autobús y rumbo a Tetuán me puse a repasar en la cámara las fotos que habíamos hecho durante nuestros dos días de estancia en Chauen; calles azules;  puertas azules, gente vestida de azul… Mil rincones impresionantes y mucho azul, azul, azul, azul….

Uno de mis colores favoritos  😍

Fez, o como sobrevivir entre timadores 😖

Os preguntaréis que fue de nosotras aquel día después de la  extraña noche en autobús  y de la no menos extraña aventura con nuestro nuevo amigo Alfaraby… La verdad que aquel día no sucedió nada más digno de ser mencionado; salimos a tomar algo y a cenar  y  volvimos pronto al riad; estábamos  muertas por no haber dormido la noche anterior; pero se puede decir que Fez daría luego bastante de sí! 😕

IMG_0792

Para empezar os contaré que ya nos habían advertido de que Fez era “un sitio un poco chungo”;  la familia argentina que  conocimos en el desierto nos comentó que  los recepcionistas de su hotel en Marrackech se lo habían desaconsejado; le habían dicho que en Fez había mucho peligro y mucha delincuencia… Pensé lo que pensaría cualquiera en estos casos; a los del hotel no les interesaba perder clientes y preferían que se quedaran otro par de días en Marrackech …

IMG_0803

Pero la verdad que nuestro paso  por Fez, casi dá para  una película…¡Una cosa loca!  No sé  muy bien ni por donde empezar… Porque desde que llegamos a Fez o mejor dicho, desde que subimos a aquel autobús destino Fez no dejaron de pasarnos cosas raras… En Fez casi  todo resultó bastante sórdido;  excepto el riad Tayba y la tienda de Fouad que está en la Medina justo al pasar el café Barcelona 😉

Fez tiene una medina enorme con un zoco exageradamene grande y dividido en partes bien diferenciadas; por un lado  la zona judía, en algún sitio he leído que los judíos que levantaron este zoco eran judíos sefardíes de los que salieron de Córdoba, pero yo no le oí a ninguno hablar en español… por otro lado está la zona musulmana; hay que decir que los vendedores judíos son muy diferentes de los musulmanes, los musulmanes te llaman y  te animan a comprar, casi no te dejan ni andar… mientras que  los judíos te dejan tranquila; puedes mirar y preguntar mientras ellos leen o hacen otra cosa…

IMG_0793

Como nuestra llegada a Fez coincidió con el inicio del Ramadán;  las tiendas de los musulmanes tardaron en abrir hasta bien entrada la tarde mientras que  en la zona judía estaba todo abierto desde la mañana. El zoco es un lugar laberíntico en el que es facilísimo perderse  y aquí igual que en Marrackech siempre aparecen guías dispuestos a ayudarte a cambio de unos euros ¡Nada de dirhams! 😧

La mañana siguiente ya empezó rara… primero quiso picarnos un gallo que estaba en el medio de la calle y para librarnos de él nos metimos por un callejón y fuimos a dar a un riad abandonado que nos dejó impresionadas… en Marruecos vés arte por todas partes! 😍

riadss

Luego se nos pegó un hombre que nos dijo que nos iba a llevar a un sitio que  por supuesto sería su tienda o la de sus amigos y pasamos de él;  insistía y tuvimos que hacernos las locas a ver si nos dejaba en paz… en ese momento apareció una pandilla de niños de 10 a 12 años más o menos y el niño lider de la pandilla nos dijo que aquel hombre siempre intentaba timar a los turistas pero que él nos llevaría a donde quisiéramos;  hablaba español mejor que cualquier niño de Valladolid y era un auténtico profesional 😲

Le dimos las gracias y le dijimos que no lo necesitábamos pero él por supuesto insistía; son momentos engorrosos e incómodos en que no sabes bien ni que hacer  y acabas harta…  así para librarnos de toda la pandilla de niños que nos perseguían acabamos  en la tienda  de un hombre que nos recibió con una sonrisa en la puerta (Sin saberlo; nos estábamos metiendo en la boca del lobo 😨 )

_”Pasen que esos niños están muy maleducados, es culpa de los padres que los dejan andar vagando  por las calles y molestando a la gente…” le dijimos que no queríamos comprar nada y él como un perfecto vendedor-engatusador 😈 nos respondió: _”No hace falta pero miren lo que tengo…” y entonces empezó a sacarnos cosas preciosas;  ropa para princesas de los cuentos de las mil y una noches;  kaftanes y gandoras bordados a mano y hechos con telas maravillosas…

Yo pasando…😚 primero porque suponía que serían caras y segundo porque sé que ese tipo de ropa no me la voy a poner nunca porque no tengo ocasión y así se lo dije;  entonces empezó a decirnos que  eran  unas auténticas obras de arte y que podíamos dejárselos en herencia a nuestras hijas e incluso llegarían impecables a nuestras nietas… ¡en fín!! Que esta gente lo lleva en los genes, que son vendedores natos y punto! Mayca acabó comprándole un kaftan por 90 euros después de un buen regateo… ¡era precioso, eso sí! Y el tipo estaba tan contento con el negocio que había hecho que le regaló unos pendientes y luego dijo que me regalaba otros a mí.. y yo le contesté  que no era necesario, que se los compraba y cuando le dije eso, me pide una animalada por ellos… ¡Para morirse de risa! _Me los ibas a regalar y ahora quieres cobrarme una pasta gansa por ellos… y así nos divertimos un rato con el regateo, que a mí realmente siempre me hace gracia, pero es que esta vez , ya era un auténtico cachondeo… llegué a coger los pendientes y a decirle _¿No me los regalabas? ¡Pues hala! ¡Gracias! y por pedirme tanto no te doy nada!! Al final le pagué  un precio más justo por  ellos  y justo en ese momento pone la misma carita que pone mi perra cuando quiere salir de paseo y nos dice que tiene  una niña y  nos pregunta si tenemos un  regalo para ella (Esto también es algo bastante común;  que entres a comprar y acabes tú regalando algo 😆) y acabé dándole mi boli preferido… la verdad que  te metes en un tienda en Fez  y casi te dá para escribir una novela… Salimos de allí medio raras, con un estraño sentimiento… Mayca había comprado algo que no quería  y que le había costado una pasta y a  mí me habían vendido unos pendientes que querían regalarme y además  les habíamos dejado de regalo nuestras cosas… y para colmo fue salir de la tienda y allí nos  estaba esperando otra vez el niño para acompañarnos; no había servido de nada! Le dijimos que se fuera , que no los necesitábamos y se fue enfadado echando pestes contra el pueblo español… Nos iba llamando de todo! 😅

Cogimos un taxi y salimos de la medina, la parte nueva de Fez es como  si fuera una ciudad diferente; ordenada y bien planificada con espacios verdes y carreteras amplias, muchos espacios abiertos… Fuimos a un café donde sólo había hombres y nadie tomaba nada porque era ramadán. Sólo nosotras nos tomamos unos cuantos zumos de naranja, nos habíamos aficcionado a los zumos de naranja como aquell que diu! 😅

Luego fuimos a un cajero y a darnos una vuelta por la ciudad y  cuando íbamos charlando por la calle, nos empieza a seguir un hombre que nos dice que es profesor de español en Fez… Un tipo sonriente y majo que nos dijo que venía de ver a su amigo español con el cual practicaba idiomas y que además tenía una tienda cerca… y nos insistió en que fueramos a verlo, que la tienda estaba allí al lado… le dijimos que no, pero insistió y allí acabamos; en la tienda de  aquel maño con dientes negros y  acento extraño… Todavía hoy dudo que fuera de Zaragoza.

IMG_1377

A esta tienda NUNCA MÁIS

Primero nos tanteó_ ¿De dónde sois? ¿Que tal? ¿Os gusta esto?  Cuando le dije que tenía un acento raro, me enseñó el DNI.. y la verdad que ni lo miré! Ahora pienso que debía de ser falso. Yo nunca le hubiera enseñado mi DNI a nadie aunque me dijeran  que tenía un acento raro… Luego empezó a preguntarnos que que tal habíamos comprado y Mayca le enseñó el vestido _¡oh dios! 😱 Se pusieron  a mirarlo y nos dijeron que había sido una buena compra… y luego empezó a intentar venderme a mí uno… Un vestido horrible que se empeñaba en que me probara y echó a todos de allí para que me lo probara a gusto y cuando me lo probé  llamó otra vez a todos y me decían que me quedaba genial y el amigo profesor de español hasta se puso en plan ligón adulador… Hasta el chico que tenían allí de ayudante decía que él buscaba novia española, para irse a vivir a España… ¡pfffff! ¡Para flipar!!! 😭 Otra vez en la boca del lobo! Les dije que no lo quería y ellos insistiendo en vendernos otras cosas… Le compramos regalos; alguna crema de argán y hasta una gandora que según él era muy buena… regateamos un buen rato y salimos de allí con la sensación de haber picado de nuevo el anzuelo… ¡menudo día!!! 😰

Estaba hasta las narices de vendedores y de compras y juré y perjuré que no entraría nunca más a la tienda de nadie… Lo peor fue cuando luego nos íbamos encontrando los mismos productos en otras tiendas; a precios más bajos y sin necesidad  de regateo y empezamos a darnos cuenta del sablazo que nos había dado el tal Paco de Zaragoza, que a saber de donde venía siendo… 😖

Menos mal que esa misma noche, cuando ya casi había perdido la esperanza de encontrar a alguien normal entre tanta locura,  conocí a un buen vendedor que hizo que mi imagen de Fez y sus vendedores mejorara un poco; un chico normal… una persona maja y agradable, incluso algo tímido y que nos daba tan buenos precios que hasta se nos olvidó regatear.. por una vez me sentí cómoda  y tranquila en una tienda de Fez… y sin tener que estar todo el tiempo alerta! 😌

Pero Fez todavía nos reservaba alguna sorpresa más; habíamos preguntado en la estación de autobuses por el horario para Chefchaouen y nos habían dicho que había muchos desde las siete de la tarde… pero justo cuando llegamos para coger el billete nos dicen que no hay ninguno! El vendedor parecía estar baldado; nos hablaba desde el suelo de la oficina, donde estaba descalzo y tumbado sobre un colchón; el pobre estaría sin comer todo el día por el ramadán y ya no tenía ni fuerzas para hablar… sólo nos decía que no había y al decirle que el día anterior nos habían dicho que sí, nos decía que eso dependía del día… ¿Cómo puede ser que un día te digan que hay muchos y al día siguiente que no hay ninguno?  😡 Preguntamos a los taxistas, preguntamos a todo el mundo porque teníamos hotel reservado para esa noche en Chefchaouen… y nadie sabía nada! Por fín uno de los taxistas nos dijo que podíamos preguntar en la CTM… La CTM!!! La  compañía que tanto nos habían recomendado  y allá nos fuimos… Cuando llegamos nos dijeron que ya no había ninguno hasta el día siguiente temprano.. y volvimos al riad; el único sitio decente de todo Fez que conocíamos, el único sitio donde se respiraba paz y Fátima parecía la única persona agradable y normal… Pero Fátima ya se había ido a su casa y sólo estaba el chico de la noche, que nos dijo que ya no le quedaban habitaciones para esa noche… Le pedimos que  llamara a Chefchaouen para avisar de lo que nos había pasado y que nos ayudara a buscar una habitación cerca, pero nada… era uno de esos  “burripondios” que  te dice a todo _”sí síí” y te das cuenta de que ni siquiera  te ha entendido lo que le has dicho… Así que con la wifi del riad buscamos en tripadvisor algo por allí cerca  y apareció  un riad bastante bien valorado, le preguntamos a “aquella criatura” y nada, que no lo conocía… y eso que estaba en la misma calle!! 😔

Reservamos on line, nos despedimos y empezamos nuestra búsqueda por aquellos callejones llenos de sacos y de niños jugando al fútbol. Le preguntamos a un chico que jugaba en la calle que nos dijo que era el riad de su padre y nos llevó muy amablemente  por un sitio  que parecía la entrada a la cueva de Alibabá, así que ya te esperas lo peor… Llegamos hasta la puerta medio rota de una casa en obras por debajo de unos andamios… Abre la puerta y allí estaba su padre, que era un señor súper agradable , un tipo majo! Pero la casa nos pareció rarísima…tenían comida por todos lados; nos dijo que estaban preparando la cena de la noche… el ramadán es lo que tiene y nos dijo que como la cena se prolongaba,  luego dormirían hasta tarde y como nosotras teníamos que madrugar para ir a la estación de autobuses, nos dejarían nuestro desayuno en la nevera…

La casa era imponente; como todos los riads, lo que desde la calle parecía la entrada a un establo, dentro era una casa inmensa con un patio interior y una terraza desde donde se veía la ciudad… Nuestra habitación había estado en obras o quizás aún estuviera; había cables sueltos y todo  sin rematar… hasta de mi toalla colgaba la etiqueta con el precio!  😄 No tenía nada que ver con el riad de la noche anterior, pero hay que decir decir que el trato y el desayuno de la noche siguiente fue una auténtica pasada, una bolsa llena de comida;  yogures, galletas, zumos, había de todo…y ellos eran muy majos sólo les faltaba la profesionalidad de Fátima; además el Tayba es propiedad de una francesa  y eso también se nota; tiene todo lujo de detalles … Pero quizás éste fuera un riad más auténtico, desde luego los propietarios también lo eran! 😜

La noche más rara 😧 Marrakech-Fez en autobús.

Mira que hay noches raras… Noches locas, noches de juerga, noches horribles, noches que parecen sacadas de una peli de terror y también noches que preferirías no recordar! 😷

Pero de todas esas noches, ésta ha sido sin duda una de las más raras que he vivido hasta ahora… A veces ni estar en posesión de la  información vale de nada; nos habían dicho que la CTM era la mejor compañía de autobuses que había en  Marruecos; que los autobuses eran cómodos y además  muy puntuales; una compañia de confianza. Pero la verdad que se me había olvidado y es que cuando vas a la aventura, lo normal es que la acabes encontrando! 😲  ja ja

Habíamos pasado casualmente por delante de una estación de autobuses   mientras buscábamos el restaurante Mama Africa que nos había recomendado Jusef y que tristemente tengo que confesar que no encontramos y como el hambre apretaba, acabamos comiendo en otro chiringuito…

La estación quedaba bastante cerca del riad así que entramos a preguntar. Las estaciones de Marruecos son la repera; entras en una estación mugrienta y ya tienes a dos o tres hombres corriendo detrás de tí para preguntarte a donde quieres ir y luego te acompañan ellos a donde les dá la gana (tendrán comisión o algo). Otras veces ni te atienden, porque están rezando en la sala de rezos o simplemente tumbados en una colchoneta echando la siesta… Nos dijeron que el siguiente autobús a Fez estaba completo porque esa noche empezaba el ramadán, pero quedaban plazas en el de las once de la noche; tendríamos que estar una hora antes en la estación… Eso allí es bastante normal, algo así como si fueras a coger un avión a las Bahamas 😉

Llegamos  un poco antes de las diez;  hacía calor y esperamos  sentadas en la estación hasta que alguien nos avisó de que el autobús ya estaba fuera. La acera donde se situó nuestro autobús estaba repleta de paquetes enormes envueltos en tela blanca, eran muchísimos, una exageración! Nos pareció imposible meter todo aquello en el autobús… Tardaron un montón de tiempo en acomodarlos. Mientras nosotras esperábamos entre la gente  de pie al lado de nuestras mochilas. Éramos las únicas extranjeras. Una niña de unos doce o trece años se acercó a mí y me preguntó si era marroquí le dije que no y me sonrió, me preguntó de dónde éramos y a donde íbamos… Era una niña muy despierta, me sorprendió ver a una niña allí sóla, a aquellas horas de la noche… pronto se acercó un chico que parecía que venía con ella y también se puso a hablar con nosotras. Nos preguntó cuanto nos habían cobrado por el billete, pensaba que nos habrían estafado por ser extranjeras, como si eso fuera lo más normal…

laa

La gente iba entrando en el autobús y ya parecía que no iba a quedar sitio para nosotras… Entonces el conductor nos pidió los billetes y nos dijo que taníamos  que pagar 50 dirhams más por llevar las mochilas…¡Nos pareció fatal porque no lo entendíamos! Luego ya vimos que era lo normal y no se trataba de un timo. Es algo así como facturar el equipaje y hasta va más seguro, porque te dan un resguardo y te lo piden luego para devolverte la maleta. Cuando colocó nuestras mochilas, subió delante de nosotras y echó a un chico del asiento para que quedaran dos sitios juntos … (nos pareció que todos nos miraban) Fue un detalle “bastante feo y raro” Porque creo que ni estaban numerados, pero él era el que mandaba, así que nos sentamos y chitón!  Hacía mucho calor y aquel autobús iba lleno hasta la bandera!! No recuerdo un trayecto más extraño en toda mi vidaa…

En cuanto salió el autobús quise poner el asiento hacia atrás para ir más cómoda… ¡Con los problemas que tengo yo para reclinar los sillones! Yo le empujaba  y el sillón volvía a la posición primera, miré para atrás y ví que era el chico el que lo empujaba de mala manera, así que decidí estarme quieta … ¡tuve miedoRRR! No sé si sería el chico  al que habían desalojado de nuestro sitio;  ¡Mejor estarse quieta! Pero aquello ya era el presagio de una noche imposible… ¡En vertical, imposible dormir!  😦

Yo, mi hiperactividad y mis problemas para colocar el asiento:  Ahora no era capaz de poner el reposabrazos en su sitio y se caía cada vez que quería apoyar el brazo… Otro chico, esta vez más amable que el anterior, me ayudó  a colocarlo. _ _Merci! Por dios!! Que es de lo poco que sé decir en franchute 😂

Luego ví que otro,  tenía el mismo problema que yo con el reposabrazos y fui “de amable” a ayudarle con una sonrisita… Sólo trataba de hacer amiguitos en aquel ambiente tan hostil! 😇

autobus

Nuestros compañeros de autobús

Delante de nosotros se sentaron el chico y la niña que habían hablado con nosotras en la acera y otra niñita pequeña que dormía tumbada entre los dos… ☺️ En un momento de la noche, la niña se puso de rodillas en el asiento,  mirando hacia atrás y  dijo alguna cosa en francés, luego nos sonrió y nos dió un beso. Entre lo vieja y chalada que estoy, aquel  gesto de cariño  me emocionó , así que les hice algunas fotos mientras ella posaba sonriente;  luego le dejé la cámara para que se viera en las fotos, mientras la otra niña dormía en brazos del chico… Él también nos miraba y cruzó algunas palabras con nosotras… me fijé en que tenía los dientes rotos y en las manos una especie de marcas oscuras , no había sido yo la única, Mayca me lo comentaría luego _ ¿Qué enfermedad tendrá ese chico? ¿Has visto como tiene las manos?

Alfaraby2

Alfaraby2

El autobús hizo una primera parada y harta de viajar allí media tullida, intenté bajar pero no me dejaron…😳  Estaba todo oscuro, habían parado en medio de una carretera y unos hombres fumaban  justo al lado del autobús, cuando quise bajar el escalón me gritaron en plan borde, así que me metí para dentro otra vez bastante harta ya de tanto despotismo 😖  El chico que iba con la niñas me dijo que ahí no había nada y que pronto pararían en otro sitio, esa noche se iniciaba el Ramadán… pues bueno, más horas ahí metidas en ese autobús donde uno de nuestros vecinos se tiró al suelo a dormir en medio del pasillo. Pensé :”¡Este es de los míos!” Busca la postura horizontal como sea! 🙂 Ojalá se me hubiera ocurrido a mí antes, ahora no podía ni moverme porque encima me daba miedo pisar al que dormía en el pasillo 😕

Por fín… paradaa!! 😀  No sé que dijeron; sonaron unos cánticos y todos empezaron a bajarse del autobús. ¡Os juro que nunca había estado en un sitio semejante! 😵 Sólo bajar del autobús había humo por todos lados y corderos que giraban en parrillas; un montón de mesas con  bancos por los dos lados y apenas había luz… un lugar que casi mejor  verlo de noche, a saber como sería de día!  Ahí también nos dimos cuenta de que éramos las únicas mujeres que habíamos bajado del autobús y nos habíamos sentado a tomar algo… Pedimos unas coca colas mientras un grupo de chicos en la mesa de al lado nos miraba y supongo que nos cotilleaban; porque había risitas incluídas y todo.  A nuestro lado se sentó el vecino al que había ayudado a colocar el brazo del asiento, que era un tipo imponente!! 😎 ¡Un buen mozo de esos de toda la vida! Moreno, buen tipo, camisa blanca impecable y pantalones chinos color beige… Vamos que no sé que tipo de  “aparición mariana” era aquella, justo a media noche y en un merendero de carretera…!! y encima nos sonrió y nos invitó a un té de menta, que él mismo nos sirvió 😍   Venía acompañado por un hombre más mayor y también con muy buena presencia… ¡Ay dios! Como siempre, una sonrisa y un “merci”!! A ver si algún día aprendo a decir algo más…porque esto, ya pasa de vergüenza! 😢

Luego ví que iba al baño y pensé que no habría baño de chicas, pero ví que la niña bajaba del bus frotándose los ojos e iba también al baño , así que me puse a la cola… cuando ví salir al “guapo” desremangándose los pantalones, ya supuse que tipo de baños eran… lo de siempre;  ¡un agujero en el suelo! 😖 Ayyyy! Que sitio más nauseabundo…

Madre mía! Madre míaaaa!  Subir  de nuevo en aquel autobus de locos, fue algo así como volver al hogar, después del bar extraño con el que habíamos topado… Me apetecía salir de allí cuanto antes!  😉

El viaje continuó… antes de llegar a Fez, la niña se preparó para bajar, luego cogió a su hermana pequeña e intentó calzarla aún dormida para bajarla por la mano, la pequeña bajó protestando entre sollozos… y vimos a una mujer que viajaba en la parte de atrás que también se bajó. El chico de las manchas en las manos se quedó en su sitio… Ya casi llegando a Fez, un poco antes,  se bajó el guapo y allí  lo dejamos;  en medio de  la nada, ni siquiera se veían  casas, no sé si sería un extraterrestre y esperaría allí a que vinieran a buscarlo en la nave espacial 😂

hfg

Llegada a Fez (la entrada  a Fez desde la estación de autobuses)

Llegamos a Fez cansadísimas y tuvimos que esperar para reclamar nuestras mochilas… queríamos coger un taxi, pero el chico que venía  con las niñas miró la dirección que teníamos escrita del riad y nos dijo que eso estaba cerca, que podíamos ir andando y que él nos acompañaría… Nos dijo que se llamaba Alfaraby. Le preguntamos que relación tenía con las niñas y nos dijo que las había conocido allí,  igual que a nosotras… Había llevado a la niña durmiendo en brazos durante todo el camino y acababa de conocerlas 😮 … Le dijimos que queríamos desayunar y nos contestó que todo estaría cerrado porque había empezado el ramadán esa misma noche, pero aún así fue hasta el bar de la estación y habló con el chico para que nos preparara un café y se puso a ayudarle como si le conociera… Luego empezamos a entrevistarnos mutuamente;  Nos dijo que tenía 26 años y que venía de Mauritania donde estudiaba en la universidad, había llegado a Marrakech la noche anterior, había cogido el autobús a Fez y todavía le quedaba coger otro para llegar a  su casa en Al Hoceima, en la costa norte… llevaba tres días de viaje! 😱

Por supuesto le pregunté como se había ido a estudiar a Mauritania y me respondió que se había ido allí  porque en Marruecos no había democracia y después de las últimas revueltas en la universidad, no le había quedado otra; y nos enseñó las manos en las que ya nos habíamos fijado antes… Nos contó que lo habían arrestado en una manifestación y que le habían dado una paliza;  le habían roto los dientes a golpes y luego le habían apagado cigarros en las manos, de ahí las marcas…😩  Nos quedamos impresionadas!  😵 Se sacó de cartera y nos enseñó las fotos que tenía de su  detención; su cara de frente y de perfil llena de moretones y con un ojo a la funeraria… Luego nos sacó su título universitario … No tendría que volver a Mauritania;  por fín lo había conseguido  y ahora se iba a su casa … todavía le quedaba un largo viaje hasta allí! Le preguntamos que pensaba hacer luego y nos dijo que quizás se fuera  a Francia o a España, quién sabe!

visitndo lso jardines ocn alfaraby

Visitando los jardines de la entrada de la medina de Fez con Alfaraby.

Le pregunté porque no se tomaba algo con nosotras,  si era por  una cuestión religiosas y me dijo que lo del Ramadán lo hacía porque  si no lo haces, la gente te mira mal… Si te ven comiendo, hablan mal de tí y esas cosas… así que cumplía con el ramadán. Cuando acabamos de desayunar, nos acompañó al riad, pero como era demasiado pronto para llegar al hotel,   estuvimos paseando por unos jardines cercanos;  Mayca le prestó su cámara (Yo como siempre , sin batería… como no podía dormir en el autobús , había ido toda la noche mirando fotos) y él se pasó todo el tiempo haciendo fotos… a los sitios y a nosotras!

nbnb

Nuestro riad en Fez

Luego nos acompañó al riad y aunque no quería pasar, le insistimos porque nos sentíamos en obligación con él; ya que no podíamos invitarlo a comer (porque aquel día no comía) por lo menos queríamos acompañarlo en taxi a la otra estación  de autobuses, para despedirnos e intercambiar correos y demás…

pl

Y así hicimos… Ya era  media mañana, pero la rareza de la noche continuaba… Cuando llegamos al riad,  después de despedirnos de Alfaraby en la parada de autobús, Mayca se fue a descansar y se quedó dormida y  mientras yo, como ya viene siendo habitual en mí, me puse a practicar uno de mis hobbies viajeros;  lavar ropa y  tenderla al sol en la estupenda terraza del riad;  cuando acabé mis labores del hogar… Encendí la tablet para ver que había de nuevo y descubrí que ya tenía una nueva invitación; la abrí y ví que mi nuevo amigo se llamaba Albafaraby-mayca… Así que pensé;  lo habrá puesto para que le reconozcamos… Mayca, es el nombre de mi amiga.  Cuando despertó Mayca, se lo dije : Alfaraby ya  nos ha enviado la petición de amistad, y se llama  Alfarabi-mayca. A Mayca no le gustó nada y tuvo con él una discusión de chat en la que le pedía que se cambiara  el nombre; que no le gustaba, que podía afectar a su vida personal y a su relación  …  Alfaraby le decía que ya lo cambiaría, pero no lo cambió … Mayca empezó a obsesionarse con si sería un yihadista o un loco y lo amenazó con echarlo del facebook… Yo mientras de observadora.

Alfaraby me envió un privado para pedirme las fotos en las que salía él y se las envié. Me dijo gracias y se despidió. Esa fue la última vez que hablé con él. Mayca lo largó del facebook…Yo lo dejé estar; la curiosidad me puede! 😳 Durante una temporada, lo tuve en observación  y hasta metía los estados que colgaba en facebook en árabe en el google traslator para saber de que iba… Eran frases marxistas. Rollos socialistas y hasta citas del Che Guevara…. ¡Nada fuera de lo normal! Así que ahí lo dejé estar, pero ya libre de observación… Luego Alfaraby cambio su nombre y lo ha vuelto a cambiar al menos un par de veces más, pero nunca más hemos vuelto a tener una conversación…

He vivido noches raras… de esas de juerga, de locura; en las q pasan cosas extrañas o inesperadas… las típicas noches de juventud! ¡Supongo que como todos!! Pero nunca noches como ésta… entre la pesadilla del autobús, la extraña parada y la incomodidad de no poder pegar ojo en toda la noche y luego todos esos misterios que te mantienen despierta ante la incapacidad de poder resolverlos… ¡Marruecos esconde tantas secretos! Y éste era sólo el preludio de lo que nos esperaba en la loca ciudad de Fez!! :O

De lo que nos aconteció los dos días siguientes en la ciudad y de los personajes variopintos que nos fuimos encontrando, os informaré en el próximo capítulo! Permanezcan atentos a  sus pantallas!  😉

Marruecos al completo en unos pocos días 😎

Desde que decidimos viajar a Marruecos, nos habíamos propuesto hacer un amplio recorrido por  todo el país en un loco intento de no perdernos nada 😅 ,  esto nos había llevado  a trazar un plan circular sobre Marruecos.

Itinerario

Itinerario

Llegaríamos a Marrakech y visitariamos la ciudad, teníamos dos días! Luego iríamos al desierto otro par de días y comenzaríamos nuestro viaje hacia el norte por el interior;  Fez, Chefchauen y Tetuan para después bajar por la costa: Rabat, Casablanca…. La duda estaba entre subir hasta Assilah o bajar a Essaouira  para finalmente cerrar el circulo volviendo a Marrakech, desde donde teníamos nuestro vuelo de vuelta a Madrid.

He tardado en ponerme porque he tenido que asimilar algunas cosas… Siempre que se viaja , pasan cosas! Muchas más cosas que cuando se queda un@ en casa… Cosas buenas y también cosas no tan buenas… pero lo cierto es que cuando se viaja todo se vive de manera más intensa. 😅

Desde el momento 0 de atracción total por el zoco y también el agobio… al sentirnos un poco perseguidas por chicos que querían hacernos de guías  a toda costa, a la música, el ambiente y la placidez de la plaza Yamaa El Fna. El grato descubrimiento de los riads, la aventura en el desierto llena de matices, la noche de autobús (Marrakech – Fez) que dará sin duda mucho que hablar y sobre todo la extraña amistad que hicimos en aquel autobús… El olor a porros y los cientos de gatos que duermen al sol en la preciosa ciudad  azul en Chefcauen, Tetuan y sus bonitas callejuelas, la imponente Casablanca donde se nos estropeó el taxi… y la amable ciudad de Essaouira donde a punto me quedo sin poder regresar a España.😜

Essaouira

Essaouira

El relato del viaje empieza justo ahí;  a punto de llegar a nuestra  última parada Essaouira. Me apetecía empezar a contar este viaje por el final, como las revistas que compramos en Fez… Aquí se lee todo del revés; tiene su gracia! Además al ser circular , esto no tiene ni principio ni fín! 😆

Os invito a disfrutar conmigo de un viaje al exotismo; el color y la belleza y que además está a sólo dos horitas de casa! 😉

_Todas las fotos de este post pertencen a Mayca Utrilla, mi compañera en esta aventura 😊 ¡Gracias Mayca!

Marruecos: Descubriendo el desierto 😎

Nunca pensé que el desierto fuera a gustarme tanto… arena , arena y más arena … calor…y también camellosss! Esos sí que ya me gustaban! 😀

IMG_2373

Desierto del Sahara

El asunto es que a pesar de que no soy yo muy bereber, ni muy beduína, ni nada por el estilo, no quería pasar por Marruecos y perderme esa experiencia; así que fue en Marrakech donde decidimos embarcamos en una aventura al desierto! 😀

Una excursión al desierto no tiene por qué resultar cara; Marruecos está a sólo dos horas de casa y es el destino más cercano, exótico y aventurero que conozco 😍 Además hay un montón de opciones para viajar a Marruecos. Os encontraréis con muchísimas ofertas de excursiones y a bastante buen precio… Puede que algunas excursiones al desierto no sean  un lujo, pero cuando vas al desierto buscas vivir la aventura, lo auténtico!  Y lo auténtico es lo que tiene! 😌

Esa mañana habíamos madrugado mucho, porque venían a buscarnos a las siete al riad y pensábamos que nadie tendría el detalle de prepararnos el desayuno a horas tan intempestivas… pero por suerte, nos equivocamos! 😋  De repente alguien llamó al timbre,  era Jusef que había madrugado  más que nosotras y  nos preparó el desayuno en un periquete… ¡Qué majo por dios!   A las siete y media vinieron a por nosotras ( Creo que nos habían engañado con la hora para que estuviéramos listas a tiempo… no confiaban en nuestra puntualidad! 😝)

Un grupo interesante :D Aún cuando está durmiendo ;)

Un grupo interesante… Aún cuando duermen 😉

Y ahí estábamos; en ese momento Gran Hermano  en el que te juntan  con las 15 personas con las que vas a compartir la aventura;   Saludas y empiezas a observar al personal … 😃 Una pareja de indonesios, una familia argentina formada por la madre y dos hijos treintañeros, tres chicos sudamericanos que estudian  en Barcelona… dos brasileños residentes en Londres, un americano al estilo Indiana Jones, una chica francesa  y tres  chicas de Valladolid y  por supuesto… nosotras! ☺️

88888

¡Vamos allá!! Empieza la aventura!! 😄 El viaje al desierto es largooo, son bastantes  horas de coche por carreteras muchas veces estrechas y retorcidas que casi es mejor no mirar … para no ver los precipicios!  El paisaje  va variando a medida que te vas acercando al desierto y es realmente digno de ver. Los conductores paran de vez en cuando  para  que puedas hacer fotos, desansar, ir la servicio  o  tomar algo… Para comer paramos en un lugar que como no podía ser de otro modo;   se llamaba Oasis!  Y lo mejor es que había  WIFI ; hasta los oasis parecen haber evolucionando!   😁

Nuestra primera parada importante fue en Kasbah Aït Benhaddou. Descubriendo Marruecos…

Tengo que reconocer muy a mi pesar,  que  desconocía este pueblo fortificado formado por casas de adobe que se considera la puerta del desierto y que es además un pueblo  de película donde se rodó La joya del Nilo, Laurence de Arabia o Gladiator , además de algunos capítulos de la  serie de actualidad  Juego de tronos… Es un pueblo de esos de  tipo mágico; de esos que incluso mientras estás en ellos dudas de si son reales… En este pueblo sólo viven en la actualidad siete o ocho familias y para llegar a él  tuvimos que cruzar el río pasando por encima de unas bolsas de arena. Los niños al vernos, dejaron de jugar y vinieron a ayudarnos.

En nuestro camino hacia el desierto nos íbamos encontrando con pueblos muy bonitos con entradas de grandes avenidas,  flanqueados por  hileras  de farolas a ambos lados de la carretera

Después de pasar la ciudad de Zagora, ya quedaba poco para llegar al desierto. Paramos cuando se terminó la carretera y el coche ya no podía continuar… sólo se veían unas cabritillas y unos niños que jugaban y vinieron a saludarnos y a pedirnos chuches pero sólo pudimos darles galletas, que era lo único que teníamos;  fue una pena no saber que aquellos niños iban a estar allí.

Ya en la arena, nos esperaban dos chicos bereberes  y unos cuantos camellos  sobre los que  atravesaríamos  las dunas hasta  llegar a nuestro campamento. Me tocó el camello más bonito, además de ser más listo! 😌 ¡El lider de la manada! jaja  Me pusieron el pañuelo al estilo bereber y allá fuimos, no sin antes solucionar ciertos problemillas… como  que Silvia, la mami argentina, se negaba a subirse al camello porque iba en falda 😂 Al final lo solucionaron; si es que todo tiene solución en esta vida! Y así partimos  súper contentos en nuestros camellos, atravesando el desierto bajo el sol del atardecer… Una imagen maravillosa de la puesta de sol en el desierto que culminaría con una preciosa noche estrellada.

Cuando llegamos al campamento,  nos esperaba un chico  bereber  con mirada seria de cuyo nombre no puedo acordarme 😅  pero que se portó muy amablemente conmigo, preguntándome si venía con alguien de  mi familia o con algún amigo que nos daba una jaima para nosotros sólos… Pero no hizo falta; a mí me encanta compartir!  La parejita de indonesios se fueron sólos para su jaima y como le dijo Fer ( la chica argentina)…_ ¡Venga chicos, que pueden hacer la cucharita! 😁 Por supuesto ellos no le entendieron nada! Los argentinos eran “resimpáticos”! Pero se negaban a hablar en otro idioma que no fuera español!

Cenamos separados por sexos, como es costumbre allí y luego hubo música y fiesta a la luz de la luna y las estrellas… Comentar que hasta ligamos 😂 aunque no lo aprovechamos!  Mejor no coment! 😉

La noche en el desierto

La noche en el desierto

Yo como siempre dormí como una piedra, a pesar del frío 😴 … Cuando ví que no iba a aguantar, cogí una de aquellas mantas donde parecía que ya habían echado una siesta los camellos y halaa! ¡A dormir! Con los años una se va  haciendo dura y falta que hacee!! 😆

Por la mañana tanto insistir en despertarnos (Dando gritos alrededor de nuestra jaima, llamándonos para desayunar) y nunca ví desayuno peor en todo Marruecosss! 😨 Claro que tampoco se podía pedir mucho más, viendo las condiciones… Un  café que parecía agua de borrajas, un té que sabía a agua y un pan duro como una roca del desierto! Ay madre! La comida más importante del diaa! Pff!

Después del desayuno, de hacernos unas fotos y de despedirnos de nuestros anfitriones…   Volvimos en camello hasta la civilización, donde nos esperaba el coche.

Esa noche teníamos un bus para Fez y estábamos sin duchar. Gracias a la “relinda familia argentina” que nos llevó a su hotel y con toda la cara le dijo en recepción  que sus amigas querían descansar un poco en la habitación porque esa noche salían para Fez, pudimos ducharmos y cambiarnos de ropa y salimos a dar la última vuelta por Marrakech  con nuestros nuevos amigos 🙂

IMG_0651

Con Gaspar, Fer y Silvia en Marrakech

El desierto es toda una aventura que nadie que vaya a Marruecos debería de perderse… viajar a Marruecos ya es en sí un destino exótico y de descubrimiento de otra cultura; un viaje que vale realmente la pena!!

Y todo eso a sólo un par de horitas de casa! La verdad que parece increíble!! 😃

Los camellos que hacen los niños en el desierto :D Menos mal que le hice uan foto... pq lo acabé perdiendo :(

Los camellos que hacen los niños en el desierto 😀 Me alegro de haberle hecho una foto, porque  lo acabé perdiendo 😦