Varanasi, La ciudad sagrada

Varanasi, Benarés, Banarés, Khasí… Todos estos nombres para una  ciudad única .
Varanasi, que así se le llama habitualmente, es una de las siete ciudades sagradas para la religión budista, hinduista y jainista.
 
Amit nos contó que probablemente deba este nombre a su ubicación geográfica entre los ríos  Varaṇā y Asī. Parece ser que luego los ingleses le pusieron Benarés porque les resultaba más fácil de pronunciar. Hay cientos de explicaciones sobre la procedencia de sus numerosos nombres.
Varanasi, vistas del Ganges
Según el hinduismo, todo aquel que muera en Varanasi (o a menos de sesenta kilómetros de la ciudad), queda liberado del ciclo de las reencarnaciones por lo que muchos ancianos y enfermos van a pasar allí sus últimas horas. Además los  baños en el río Ganges se consideran purificadores de los pecados y  por eso se concentra gran cantidad de gente en sus ghats (Ghat significa en Hindi “peldaño” y se denominan ghats a  las escalinatas que bajan al río).
Varanasi es también la ciudad de los templos,  sagrada por excelencia y es una ciudad especialmente viva.
Munshighat , uno de los ghats de Varanasi
Antes de llegar a Varanasi  habíamos oído de todo.” En Varanasi hay mucha más suciedad y mucho más ruído que en ningún otro lado ,  las vacas están por todas partes y los perros están todos enfermos.”
¡Miedo nos daba! Y aumentaba mi intriga…
Tengo que decir que nuestra llegada a Varanasi fue espectacular.
El viaje de recorrido hasta el hotel es impresionante. Después de llegar a la estación cogimos unos tuc tuc (que son en realidad vespas tuneadas y convertidas en cochecitos de color verde y amarillo, que van cubiertos por arriba y con cortinas por los lados) en los que viajábamos de tres en tres  y nos cansamos de reir durante todo el viaje; la condución es temeraria… De repente te vés en el medio de un montón de tuctucs, de motos tocando la bocina todo el tiempo,  bicicletas,  furgonetas, tractores, vacas en medio de la calzada… ¡Una locuraa! La segunda parte del viaje , todavía más loca de dos en dos en rickshaw , para acabar nuestra ruta a pie con porteadores que nos llevaban las maletas.
Al ver a aquellos chicos con nuestras maletas en la cabeza,  estaba arrepentidísima de llevar maleta,  igual que estaba arrepentidísima de comer tanto cada vez que  teníamos que subirnos a un rickshaw :S
Cuando iniciamos el recorrido final hasta el Gampati ,detrás de los porteadores que llevaban nuestras maletas , mucha gente  se acercaban a nosotros para  preguntarnos de donde éramos, ofrecerse a acompañarnos o intentar vendernos  algo. “Hola” “Ciao” “¡Bueno, bonito, barato!” En Varanasi  se oye de todo 🙂
 
 El ambiente y el ruído es tan exagerado que no le encuentro parecido con ningún otro lugar…Las calles son estrechas y retorcidas y muchas veces se crea embotellamiento porque está la calle ocupada por un par de vacas o porque  hay una vaca en medio haciendo sus necesidades.
la gente te mira y te llama desde las tiendas que están totalmente abiertas a la calle y ya no sabes a quien atender…
 
 ¡Habíamos llegado a la loca Varanasi!! 🙂
Logo_Galicia300(1)
Anuncios

4 pensamientos en “Varanasi, La ciudad sagrada

    • Es fácil llegar; Gampati está muy cerca del Dashashwamedh Ghat que es el principal ghat en Varanasi. Desde la estación del tren puedes ir en tuctuc y luego andando o en rickshaw… todos te ofrecerán su servicio! También puedes comunicarte con Gampati y ellos irán a buscarte 😉

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s