Cienfuegos: galerías de arte y coworking

No sé que me pasa últimamente,  que cada vez que llego a un sitio nuevo ,ya le estoy buscando un título,  creo que el de Cienfuegos, llegó demasiado pronto… cuando ni siquiera sabía que  Cienfuegos ha sido siempre para los cubanos:  “La perla del Sur”.

El día que salíamos de la Habana rumbo a Cienfuegos,  nos pasaron  un par de cosas estrañas en la estación;  primero apareció de repente, un vecino de mi pueblo! 😀 y por supuesto fue él el que me reconoció, porque yo fuera de contexto no reconozco a nadie  😦 … y lo siguiente fue perder el autobús… 

Plaza José Martí

 

Puede parecer un desastre perder nuestro primer autobús, pero tampoco fue para tanto… paso un poco a contaros como va el tema de los billetes de autobús con Viazul. Los puedes comprar desde casa por internet y te piden que los imprimas , así que tú ya te crees que tienes billete,  pero luego en las estaciones Viazul no hay internet, así que te piden que llegues una hora antes de la salida, porque es ahí cuando comprueban cuantos tienen vendidos y venden el resto, bastante primitivo todo, pero se ve que les funciona.

Así que en  fuimos a la estación a hacer esa revisión de billetes, con tiempo suficiente,  y nos dieron uno nuevo para enseñarle al conductor , nos dijeron que nos sentáramos en la sala, que  ya nos avisarían, pero nadie nos avisó y el autobús se fue sin nosotras 😱 … cuando vimos que ya pasaba de la hora y no nos avisaban  volvimos a la oficina, la chica llamó al conductor, pasaban unos cinco minutos de la salida del autobús pero él le decía que ya estaba a no sé cuantos kilómetros de la estación y  ella se reía como si no le creyera…  tuvimos que esperar al siguiente;  en Cuba como en todos los países donde hace calor, la gente se toma las cosas con cierta pachorra y la verdad que es fácil de entender…

Centro de Cienfuegos

 

Los autobuses Viazul están bastante bien equipados y los conductores son amables y buenos profesionales (del resto del personal, tristemente no puedo decir lo mismo). En cuanto empiezas a alejarte de La Habana, aparece la Cuba más verde; la de las plantaciones de arroz y de caña,  la de los prados con vacas pastando al sol… y no puedes evitar pensar en Galicia, aunque de vez en cuando aparezca una palmera para recordarte que estás en  Cuba.

A mitad del trayecto con Viazul, hay siempre una parada obligatoria en  una especie de cafetería estatal donde venden bocadillos de jamón y queso, zumos naturales  y café… no hay mucha variedad en la  oferta, pero lo que venden está rico aunque el precio es algo más caro que en otros sitios. Además de comida y bebida, suele haber  libros del Ché y de Fidel, para los cubanos “Fidel Castro” es simplemente Fidel, también hay llaveros y postales donde aparecen las famosas fotos de Korda, el fotógrafo de la revolución cubana.

En Cienfuegos  habíamos reservado habitación en  Las Terrazas, nuestro primer alojamiento con una familia cubana 🙂  Cuando llegamos a la estación, nada más salir del autobús,  la gente empieza a ofrecerte taxi;  es bastante incómodo porque todos se abalanzan contra la puerta de la estación y aunque los trabajadores  les piden que esperen fuera, todos intentan conseguir clientes y ofrecerles su taxi…

Nuestra llegada a Cienfuegos

Uno de ellos al decirle la dirección de la casa,  nos pidió 3 CUCs, le ofrecimos 2 y aceptó…(demasiado rápido)…  en cuanto nos subimos al coche pasamos  la calle 47, que era la nuestra y estaba a unos 100 metros de la estación… se lo dije: _”¡Era esa! ¡Ya la pasamos!” y no supo que contestar, mientras daba marcha atrás haciendo maniobras, nos soltó una inocente excusa; _”No soy de Cienfuegos, soy habanero y no conozco las calles… Taxistas que no conocen las calles, hemos encontrado algunos, pero en Cienfuegos, las calles están numeradas 😤 …  El tema de los taxistas es bastante común en otras partes del mundo  y no sé como no se controla más , ya que suele ser la primera persona con la que tratas desde que llegas al aeropuerto y esa primera imagen del país, puede salir muy mal parada.

Las terrazas

 

Las terrazas es una casa unifamiliar donde no nos faltó de nada. Rolando se llevó una alegría al vernos, porque llegamos tarde y debió de pensar que alguien le había robado la clientela, cosa que debe de ser  bastante habitual…  dejamos nuestras cosas en la habitación, que era bastante amplia;  con  dos camas,  baño, nevera y un espacio de vestidor. Luego  nos enseñó la terraza y las zonas comunes de la casa.  Lo que más destaca de la construcción es una escalera de caracol verde de forja  que va desde el salón, donde hay un acuario y otros objetos decorativos, además de fotos familiares, hasta la terraza.  Los propietarios son muy agradables; Rolando se ofreció a hacernos la cena pero preferimos salir a callejear y  parar a cenar en cualquier lugar que apareciera… y así llegamos hasta un restaurante con vistas al mar “Brisa de mar”;  con las mesas distribuídas en varios niveles, donde se comía muy bien y en cantidad… la comida de Cuba tiene el sabor auténtico, se nota lo de que la mayoría de su agricultura es ecológica, porque todo está muy rico. Al día siguiente nos tomamos el desayuno que nos preparó Ronaldo con pastelitos de cabello de ángel incluídos y solo queda decir que los anfitriones cubanos son de lo mejor y sus desayunos son sólo comparables con los de los riads marroquíes. También conocimos a Elodia, la mujer de Ronaldo, que nos esperó para conocernos aunque tenía que madrugar.

Cienfuegos por la noche

Al día siguiente salimos a conocer Cienfuegos con más tiempo, parando en cada lugar  que encontrábamos interesante. Cienfuegos es una ciudad limpia y azul, con amplias avenidas y un parque central.  Por las noches, las calles se llenan de niños jugando al fútbol o montando en bicicleta  y  de ancianos que ven la telenovela con las puertas  de su casa abiertas, para que entre el fresco… Uno de estos ancianos;  un hombre de padre chino y madre asturiana, salió a su puerta al vernos pasar para  ofrecernos una cámara rusa… nos dijo que él había sido fotógrafo, luego nos dijo que también vendía vinos y licores, que era viticultor… era majo, pero al final no sabes que creer,   hay cubanos que tienen mucho cuento… 😉

Estatua de Benny Moré

En Cienfuegos hay internet en varias plazas centrales y como en el resto de Cuba, cuando llegas a esas plazas encuentras los bancos llenos de gente usando Skype o chateando, algun@s pasean con la tablet o el móbil, con los auriculares puestos mientras charlan con sus familiares… la gente cuenta sus cosas en voz alta  y a nadie parece molestarle la falta de privacidad… a veces incluso me hacía sentirme mal estar al lado de aquella señora que hablaba con su hijo de temas personales, de amores, de reformas en la casa… pero creo que en eso somos diferentes, porque  a ellos, no parecía  importarles en absoluto…

Un gran descubrimiento en Cienfuegos fue la Galeria de Arte Isabel, donde  Carpe Diem;  un grupo de jóvenes licenciados en Bellas Artes por la Universidad de Cienfuegos comparten espacio y exponen su obra, sobre todo intentan con optimismo y creatividad hacerse un hueco dentro del panorama actual . Me sorprendió muy gratamente ver todo el arte que florece en Cuba, cada paso que dás te encuentras con un artista y sobre todo me encanta ver el reciclaje que hacen de todo tipo de material… y es que como casi siempre;  la escasez agudiza el ingenio.

Grupo Carpe Diem

Después de pesentarse y hablarnos de su proyecto, nos mostraron encantados sus obras…  la pena es que todavía no tienen web.  Hay un poblema con este tema en  en  Cuba;  puesto que en las casas  no tienen acceso a internet  y  tienen que conectarse desde un parque y además es caro, la gente no malgasta su tiempo de internet haciéndose publicidad y prefiere dedicarlos a hablar con la familia  y  con los amigos que están viviendo fuera.

Después  de estar en la Galería, Mayca  se dió cuenta de que había perdido su cepillo de dientes… ¿Qué mejor oportunidad para entrar en una  tienda Panamericana a comprar uno…? Esas tiendas me tenían algo intrigada  porque son las únicas tiendas que hay en Cuba por todos lados y suelen tener de todo, pero sin variedad… _¿Quieres un cepillo? pues hay este y punto. Hay algunas cremas, champús, o mascarillas para el cabello de marcas extranjeras como l´oreal, pero a precios europeos, por lo que para un cubano normal, resultan auténticos artículos de lujo… A Mayca le hacía gracia que en los escaparates pusieran las cremas y los champús tratados como auténticas delicatessen…

coworking; peluqueros, zapateros, técnicos de televisión, mecánicos de bicicletas y motos... compartiendo espacio.

Y callejeando sin más, acabamos  casualmente metidas, en un auténtico coworking;  un lugar que era tan normal para ellos, como lo es para mí el mercado de mi pueblo,  pero que a nosostras nos dejó totalmente sorprendidas… Era un edificio antiguo; como un loft totalmente diáfano, donde cada uno realiza su oficio ocupando un espacio de  tres o cuatro metros… un peluquero, un técnico de reparaciones de radios y  televisiones, un mecánico de motos, un zapatero… todos los negocios en un sólo lugar.  Les hacía gracia que nos sorprendiera tanto, fueron muy amables y dejaron que les hicieramos fotografías, creo que allí llegan pocos turistas y por eso les resultaba divertido…

Peluquería en Cienfuegos

Luego, mientras esperababa por Mayca, ví una peluquería enorme, la peluquería más grande que he visto en mi vida, supongo que sería casi la única peluquería que hay en Cienfuegos… otra vez un espacio diáfano con sofás y varios peluqueros con sus sillones de peluquería (más que un coworking , sería una peluquería estatal) …  A las cubanas  les encanta maquillarse y andar arregladas,  suelen traer  uñas de gel de esas  larguísimas…así que las peluquerías deben de ser un negocio seguro.

 Esto me ha recordado que muchas  veces la gente te pregunta … _”¿Qué hace falta en Cuba? ¿Qué llevamos?” A ver…  a los niños les gustan los caramelos, como en cualquier otra parte del mundo, y en cuba son  caros, por lo que es un buen detalle llevar caramelos, en  Cienfuegos también nos encontramos con  un profesor que nos pidió bolígrafos para el cole, y laca de uñas o maquillaje para su novia… En Cuba no hay tiendas de chinos, al no haber competencia, los bolígrafos son caros, digamos que tienen su precio real… igual que las cremas , los desodorantes… etc.  Pero en cuanto a la ropa, aunque no ves tiendas en cada esquina, como aquí, la gente viste a la moda, así que te preguntas de donde demonios sale toda esa ropa… luego os contaré lo que vimos hacer en Camagüey y os quitaré de dudas… 😉

DSC02359

 Y volviendo a Cienfuegos, esta ciudad tranquila  todavía nos tenía reservados algunos secretos . La ciudad está formada por dos partes bien diferenciadas;  una parte que es el centro comercial de la ciudad , y que comienza en la la estación de autobuses, cerca de donde nosotras nos hospedamos. La otra parte es la península de Punta Gorda, la zona más turística. Para llegar a la otra parte de la ciudad fuimos en coche de caballos, después de regatear un poco, creo que fue la mejor  opción… porque andando, no hubiéramos llegado tan lejos y además nuestro cochero nos fue contando un poco que era lo que podíamos ver en esa parte de la ciudad, que para él era la más bonita.

Vistas al mar, Cienfuegos

Después de llegar al Malecón de Cienfuegos y de pasar por el restaurante donde habíamos cenado la noche anterior, nos adentramos en la península de Punta Gorda;  una zona residencial y turística. Grandes avenidas con árboles, casitas unifamiliares con terrazas y jardines llenos de flores..

Nuestra primera parada fue en el Parque de Esculturas de Cienfuegos, una Galería de Arte al aire libre en la que participaron 17 artistas; se trata de  un parque postmoderno con una importante muestra de arte cubano y latinoamericano. Después el Club de Cienfuegos, una preciosa mansión colonial de color verde y a pocos metros andando, está el Palacio Azul.

DSC02401

Cienfuegos me pareció una ciudad muy tranquila; limpia y azul; un buen sitio para vivir… Entre Cienfuegos y Trinidad hay una cierta rivalidad y algunos habitantes de Cienfuegos al decirles que nuestra próxima parada era Trinidad,  nos advirtieron del peligro que merodeaba por Trinidad… de los peligros y los entresijos de Trinidad, os hablaré en la próxima entrada, sigan atent@s!  😉

“Roadtrip”, “wanderlust” y otras adicciones que suenan un poco raras 😏

Si hay algo que recuerdo de mi infancia con  pasión,  además de  la bola de cristal y los debates juveniles sobre cine los sábados por la mañana…  son  las road movies; eran para mí un  claro reflejo de libertad. Soñaba con ser mayor, coger un coche y salir por ahí a descubrir el mundo sin mirar atrás. Ese tipo de películas ya me apasionaba cuando ni siquiera sabía que podían considerarse un género.

jack

En las películas americanas nunca había límites ni fronteras,  de repente optabas por cambiar de vida,  de personalidad,  incluso de identidad e iniciar una nueva  aventura en un estado que  elegías al azar en el  mapa… Entrabas en una de esas tiendas de coches de segunda mano con montones  carteles con precios de ganga y te comprabas un coche por unos cuantos dólares que pagabas al contado, luego ponías en venta todos tus muebles, tu ropa y el resto de  tus pertenencias en el jardín de tu casa ,  te montabas en aquel coche grande, colorido y medio destartalado;  como  solían ser todos coches de las películas americanas o en una furgoneta,  de esas que llevan  como un remolque y en la cabina caben tres  e incluso el perro y era ahí donde comenzaba la aventura.

ruta69

Un viaje por el medio de carreteras polvorientas que atravesaban desiertos;  con un enorme cactus  que aparecía cada cien o doscientas millas,  y después de un largo día por carreteras desiertas sin cruzarte con ningun otro coche y con la música sonando a todo volumen en un radio cassete de los de toda la vida , lograbas divisar una gasolinera de esas donde te atiende un chico con un mono vaquero y una camisa de cuadros y aprovechas para ir al baño y para  comer en un restaurante  de esos  de comida rápida en donde en lugar de sillas , hay sofás de scai de color rojo o anaranjado, uno a cada lado de la mesa  y te atiende una chica rubia con coleta que viste un uniforme de cuadros vichy rosa,  mientras un sonriente cocinero negro prepara hamburguesas en una plancha gigantesca… a tu lado unos hombres  con aspecto rudo;  fuertes, barbudos y con chupa de cuero que al salir escupen al suelo y tras los grandes ventanales… puedes ver  como desaparecen entre el polvo de  la carretera montados en sus Harley-Davidson...  miras a tu alrededor y piensas que  la  clientela  es un poco extraña … aunque tampoco descartas que la rara puedas ser  tú.

Luego te paras a dormir  en el primer motel de carretera que aparece , uno de esos moteles   que  dan un poco de yuyu porque a pesar de que suelen ser como galpones con muchas puertas y habitaciones independientes, no puedes evitar que te recuerden al terrorífico motel de carretera con un aspecto bastante más interesante,  donde vivía Norman Bates y claro, te entra un poco de psicosis…

signe-neon-lights-hotel-vacancy-restaurant-motel-enseigne-cities-road-street-vintage-wallpaper-1.jpg

Pues hay algo  en todo esto, que ha hecho que me vuelva loca por un road trip yo, ya no entiendo un viaje normal. Cuando la gente me dice _”Me voy a a Paris o a Roma de vacaciones” Pienso: _ ¿Sólo vas a ir a  Paris? _¿Te vas a quedar allí todo el tiempo?   Más de tres días  en el mismo lugar cuando estoy de viaje, me parecen excesivos. Ahora cuando  imagino un nuevo país, pienso en recorrerlo todo , en hacer el máximo recorrido en el tiempo del que dispongo. Hay gente que se obsesiona con gastar poco, para luego presumir en su blog, o en las redes sociales, si te estás quieto en un lugar obviamente gastarás menos porque lo que encarece mientras viajamos suelen ser los desplazamientos, más que el alojamiento o las comidas… pero no me imagino quedarme atrapada durante mucho tiempo en una ciudad solo para ahorrar dinero, si no  es por necesidad, claro está.

marzo

Para mí ya se ha convertido en una obsesión conocer las carreteras, los diferentes paisajes, el clima, la gente,  el ambiente de los pueblos pequeños y el alejarme un poco más de las grandes ciudades…  Las costumbres y la vida cambian de un lugar a otro aunque solo los separen 60 kilómetros.  A veces hasta pienso en  lo carente de perspectiva  que es todo;  el que viaje a Marrakech creerá que ha estado en Marruecos,  pero Marrakech nada tiene que ver con Essaouria, Tetuán o Casablanca…  es imposible encontrar una ciudad que represente a todo un país,   y  te hace llegar a la conclusión de  que nunca has estado en ese país, a no ser que lo hayas recorrido todo… Habrás estado en una ciudad, pero eso no resume el país… Y eso pasa en todos los lugares del mundo; yo soy española, pero no vivo en Madrid ni en  Barcelona, tampoco bailo flamenco y nunca he ido a una corrida de toros… El que viaja a Madrid, a Barcelona o al Sur de España se cree que ha estado en España, pero una gran parte de España se le está escapando…

Pues es igual que  estar en la Habana; la Habana, no resume Cuba;  sería estar sólo en la Habana y  quedarían muchas , muchísimas cosas sin ver… ¿y todo esto a que viene, os preguntaréis? Pues no es más que una reflexión casera, con la que  pretendo  adentraros en nuestro road trip por Cuba, que os iré contando ;  un road trip  en viazul,  una empresa cubana de autobuses con las que que hemos tenido nuestros más y nuestros menos… y con los que al más puro estilo “Paco Martinez Soria”  he tenido que insistir y  lidiar hasta que por fín me han dado la razón , como se les da a los locos, ¡vaya! Pero por lo menos, yo me he quedado algo más tranquila!  😉

Save

Save

I want to see the world :)

maptia

Yo quiero ver el mundo. Seguir el mapa hasta sus límites, y seguir avanzando. Olvidar los planes, confiar en mis instintos. Dejar que la curiosidad sea mi guía. Quiero cambiar hemisferios. Dormir con estrellas desconocidas y dejar que el viaje se desenvuelva frente a mí.  Maptia travel manifesto.

 

 

Save

Save

¡Vámonos pa’ Cuba! Todos los preparativos :)

Finalmente nos vamos pa’ Cuba! 😄 Al principio hubo dudas…¿Cuba o Filipinas? Sin darnos cuenta habíamos fijado nuestro objetivo en las  últimas colonias perdidas por España en el 98! 😉

Superado lo del desastre del 98,  finalmente nos quedamos con Cuba … ¡Hasta Obama ha ido este año! Ante la posibilidad de que  Cuba empiece a cambiar a gran velocidad y podamos perdernos gran  parte del auténtico  espíritu cubano y de los rastros de la revolución… ¡hay que darse prisa!

Así que allá vamos;  a comprobar que fue eso tan valioso que se perdió en Cuba 😃

Street scene in Havana.jpg.838x0_q67_crop-smart

Cuando empiezas a organizar un viaje siempre aparecen algunas dificultades;  pero poco a poco  se van solventando  y ya empiezas a  disfrutarlo… ¡es lo que tiene viajar!  Se disfruta planeando, viajando y luego recordando  😉

Lo primero que hemos hecho es documentarnos;   luego hemos ido descartando y seleccionando;  hasta tener todo lo que necesitamos  para empezar a organizar nuestro viaje.  Aquí  os dejo toda la información ordenadita,   para quien pueda necesitarla! 😉

  • Buscar el vuelo: Lo primero es buscar un “buen vuelo”; buen precio y comodidad;  a ser posible sin demasiadas escalas… (Yo vivo en Galicia;  una escala es siempre obligatoria, por lo que no estaría mal evitarse otras 😒)  Hay varias páginas donde podéis encontrar  ofertas y esta ha sido la nuestra;   aquí  podéis encontrar buenas  ofertas de viaje de Expedia .Si hay algo que no falla, es crear una alerta de vuelo;  os irá informando de la subida o bajada de los precios del billete. En nuestro caso encontramos un vuelo directo a la Habana desde  Madrid con Iberia,  luego buscamos la fecha más barata dentro de nuestras preferencias y nos lo compramos! ¡Menos de 500 desde Vigo! El que busca siempre encuentra  😉

 

  • Pasaporte,  visado y Seguro Sanitario Obligatorio: Lo primero es comprobar que  nuestro pasaporte tenga una validez mínima de 6 meses desde la fecha de entrada en Cuba. El Visado te dá un permiso de estancia de 30 días prorrogables por otros 30 y  puede hacerse on line,  cuesta aproximadamente 22 . No existen recomendaciones de vacunación especiales para viajar a Cuba más allá de las habituales, pero  es aconsejable llevar un pequeño botiquín porque muchos medicamentos escasean  en las farmacias, además  es obligatorio viajar a Cuba con un seguro sanitario; un buen seguro siempre es una garantía de tranquilidad; puedes encontrarlos a todos los precios y desde esta página puedes hacerte el seguro con Iati y ahorrarte un 5%.

Z0y68wv.jpg

  • El Dinero en Cuba: ¡Buff!  ¡Qué lío me voy a hacer con las monedas! 😅 Primer consejo; es mejor viajar con euros que con dólares pues por el cambio de dólares te descuentan el 10% . Existen actualmente dos monedas en Cuba;  el CUP (peso cubano) y el CUC (peso convertible cubano). El  CUC es la moneda que usan los turistas en Cuba, también es utilizada por los cubanos para comprar artículos que se consideran de lujo. Está a la par del dólar y vale 25 veces CUP. Los turistas no podemos utilizar CUP excepto en algún transporte pùblico o para comprar comida en algún mercadillo o en la calle… Hay que tener ojo ante las posibles estafas,  si nos dan CUPs por CUCs  (*Importante : Los CUC solo traen fotos de edificios mientras que en los CUP aparecen las fotos de héroes nacionales ⎌ . Se puede cambiar en los bancos o en las cadecas;  que tienen mejor cambio,   pero también puedes encontrar cambio en los hoteles, centros comerciales… etc. Lo normal es cambiar Euros a CUC y luego algunos CUC a CUP * Si te sobra algo cambialo antes de salir de Cuba porque esta moneda no tiene valor en ningún lugar, excepto en Cuba.

 

  • Transporte en Cuba : Como moverse por Cuba… Tengo que decir que ha sido realmente  fácil porque todos nos han recomendado los autobuses viazul y la verdad que es práctico;  te registras y sin problemas con tu tarjeta visa vas reservando y comprando tus desplazamientos por Cuba. Viazul atraviesa toda la isla, pero no llega a todas  partes  (para llegar a ciertos lugares tendrás que utilizar otros medios). Tiene fama de ser una empresa fiable y  puntual. También queríamos viajar en tren…¡ya os contaré si lo conseguimos!  😅 los cubanos me han dicho que no es posible para los turistas y he entrado en la web de trenes y ya casi he desistido… Que si los horarios son sólo orientativos, que los trenes no salen todos los días! ¡En fín! Que ya veremos… Dentro de las ciudades ,depende de la ciudad; en Cienfuegos son famosos sus coches de caballos… En la Habana los cocotaxis, los triciclos a tres ruedas y motor o los taxis colectivos y los camiones compartidos!

 

Los-medios-de-transporte-cubanos

  • Alojamientos en Cuba: Aquí sí que hay  en donde escoger y a todos lo precios… y vamos a intentar probarlos todos! 😃 Hemos reservado un hostel para nuestros primeros días en la Habana ( con el fín de conocer a otros viajeros e ir haciendo amiguitos 😅),  luego casas particulares y hasta un  resort de esos de all inclusive en Los Cayos (más que nada porque en los Cayos, sólo hay resorts)… igual que me había maravillado  la búsqueda de riads cuando viajamos a Marruecos, las casas coloniales cubanas me tienen enamorada; hay muchas casas bien valoradas en cualquier buscador de comparativas, pero  la gran parte de las veces sólo disponen de una o dos habitaciones para alquilar,  así que no es fácil  conseguir la que quieres… pero es divertido, me puedo pasar horas mirando para esas preciosas casas coloniales;  lugares de ensueño y por muy poco ;  una media de 25-35 CUC la habitación doble con baño … ¡ya os contaremos! 😉

 

  • Internet en la isla : 😨 ¡Esto sí que no sé si lo superaremos…! Hasta me he encontrado un artículo que dice : “En La Habana internet se vende como si fuera una droga…” ¡Con esto  os lo digo todo! “Encontrar  tarjetas es difícil y caro y por eso que están en el mercado negro”. Ni en las casas, ni en muchos hoteles hay internet… ¿flipante no? Creo que ir a Cuba supondrá además de una bonita aventura, una auténtica cura de desintoxicación para agradecer 😁 😂
  • Como vestir en cuba: Calor… así que ropa frescapantalones cortos y camisetas y calzado cómodo. Por las fotos he visto, que en Cuba se lleva lo bonito y se pasa un poco de la moda y eso es lo que  haré! Os voy a sorprender con mis outfits!  😜 Voy a buscar en el baúl de los recuerdos y  sacar a relucir  todos mis modelitos preciosos pero pasados de moda ;  voy a ir de vintage, a juego con los coches, y luego si alguien los quiere, que se  se queden en Cuba! 😉

cdn2.uvnimg.com

 

  • ¿Qué hacer en Cuba?:  Sobran cosas que hacer en Cuba… he empezado mirando que hacer en la Habana, nuestro primer destino, y ya me estoy estresando… jajajaja Un mojito en la Bodeguita del medio, un daiquiri en el Floridita (Hasta ahí siguiendo los pasos de Heminguay) y luego un helado de fresa y chocolate en Copelia todo esto suena bastante gastrónomico y calórico ; así que habrá que acompañarlo con paseos por La Habana Vieja y el Malecón , el Capitolio, la Plaza de la Revolución y un largo etcétera!! A  lo que  me gustaría añadirle unas clases de baile,  para ir pillando el son cubano y poder seguir el ritmo de Cuba hasta el final!  ¡Hasta he encontrado un curso en el que te enseñan a hacerte pasar por cubano…!! ¡me encanta! Además no me parece tan dificil… no todas las cubanas llevan pendientes de aro, ni caminan con  una frutería en la cabeza! ¡Todo es proponérselo! 😉

61523760

 

Muy pronto nos  vamos a descubrir el significado de la socorrida frase:    ” Más se perdió en Cuba” ¿Quieres seguirnos en esta aventura?  Vente pa’ Cuba con nosotros! 😁

¡También aceptamos consejos! 😉

Save

Save