Bye bye Hampi! ¡Hola Anantapur!

Vale que yo duermo como una piedra! ZZzzzZZ Pero qué manía tienen los indios de madrugar!! 😉 Nuestra habitación en el Rocky Guest House de Hampi daba a una zona que parecía muy tranquila el día anterior pero desde las cinco de la mañana despertó y empecé a oír a la gente que se iba levantando; se lavaba, se acicalaba y preparaba el desayuno y todo esto en el patio; que bonito es hacer vida al aire libre! 😀  Así que me despertaban cada dos por tres y me volvía  a dormir. Hasta que no me quedó más remedio que levantarme pues habíamos quedado  con Guiri para ir al otro lado del río y todavía había que ducharse y desayunar…

Durmiendo dentro de una mosquitera

Durmiendo dentro de una mosquitera 🙂 La habitación del Rocky Guest House, Hampi

Subimos al “roof” a desayunar;  en casi todos las casas Indias y sobre todo en las Guest Houses y en los restaurantes, suelen disponer de terrazas aquí llamadas roof, donde puedes desayunar, comer o cenar…

roof

Rocky Guest House Roof

Son lugares perfectos desde los que suele haber muy buenas vistas, por ahora y quitando el Gampati de Varanasi desde donde veíamos el Ganges cada mañana sentadas en primera fila mientras desayunábamos;  el “roof” del  Rocky Guest House se queda bien alto en la lista, pues es difícil encontrar unas vistas mejores a éstas! 🙂

IMG_20140919_051425

Vistas del templo desde la terraza de nuestro hostal y el palo “Protection for the monkeys”

Posiblemente por ser temporada baja, sólo había un par de mesas ocupadas, mucha ropa tendida y el padre de Rocky; un señor con falda pareo que venía a preguntarnos que queríamos desayunar. En un momento regresó con el desayuno y  también nos trajo un palo, mientras lo apoyaba contra la mesa nos dijo: ” “Protection for monkeys!”  Me hizo gracia, pero era necesario!! XD

Los monos viven a sus anchas  en Hampi, son los grandes dueños de la ciudad,  nunca ví semejante población de monos y  al ver comida se acercan a ver si pueden coger algo. Son especialmente bonitos estos monos de Hampi ; blancos y con la cola muy larga; son juguetones y se pasan la vida haciendo acrobacias por  balcones y cables.

Nuestros vecinos en Hampi

Nuestros vecinos en Hampi

En el Rocky se desayuna bien y por muy buen precio además Rocky tiene una agencia de viajes en el bajo de la casa y nos ayudó a cambiar unos billetes de tren que teníamos para Bangalore y a buscarnos un sleeper bus para Madurai; la verdad que nos quedamos más que  satisfechas con nuestra elección, Rocky es una maravilla. (Aún váis a pensar que llevo comisión)  😉

Después del desayuno bajamos a la habitación a coger algunas cosas y a lavarnos los dientes y Bárbara descubrió que se le había caído una camiseta que tenía colgada en la ventana y ahora estaba encima de un tejado… Como no veía manera de cogerla ya la daba por perdida diciendo que  no valía nada y que estaba muy usada ya, pero fui yo de osada y dije_ ¿Para qué queremos el palo de selfies? Lo extendí al máximo e intenté coger la camiseta mientras oía a Bárbara desde el baño decirme _ ¡Que no se te vaya a caer el palo!  y en ese mismo instante SE ME CAYÓ EL PALO!  También, ya es mala suerteee!  😦   jaja

tejados

Tejados de Hampi

Como me sentía culpable, salí de la habitación para buscar a alguien que me ayudara a salir del brete y me encontré con un chico que llevaba unas toallas y le expliqué lo que me había pasado… En un  minuto ví al chico caminando por los tejados a coger la camiseta y el palo y entonces aún me sentí más culpable y empecé a buscar dinero para darle una propina. Me dá vergüenza dar propina porque parece que vas de ricachona por la vida, pero es que no sabes como agradecer cosas así; si le das un abrazo a un indio, el hombre flipa y si le dices gracias eres más que tacaña! Después de ver como el chico arriesgaba su vida caminando descalzo por un tejado de uralitas para coger una camiseta medio gastada y un palo de selfies que era lo más fashion que habían visto en India! 😉 Le dí las gracias y un billete, como quien no quiere la cosa… Creo que hasta me puse roja  X)

Y ahí estaba Guiri!! llamándonos para que espabiláramos, que nos quedaba mucho por ver!!! ¡Y era cierto!!!

tuctuc

Viajando en tuc tuc, aunque en esta parte de india le llaman Rickshaw 🙂

Primero fuimos en tuc tuc, que en esa zona de India llaman autorickshaw y más tarde atravesamos el río en una barca donde alguna gente viaja encima de su propia moto. Al no ser un río tan ancho le pregunté a Guiri que como  no hacían un puente; me dijo que no lo hacían porque ya lo habían hecho y se les había roto y me mostró el trozo que quedaba, luego no habian vuelto a intentarlo.

puente

El puente roto que unía las dos partes de Hampi

atravesando el río

Atravesando el río en barca

 Así fue como llegamos a la impresionante  escalinata que nos llevaría al  tempo de los monos (¡Nos esperaban 500 peldaños de escalada!)

Señalización para llegar al templo de los monos

Señalización para llegar al templo de los monos

Compramos plátanos para llevarles algo de regalo, la verdad que no son plátanos, son platanitos;  en la India  hemos descubierto varios tipos de plátanos; los normales y los platanitos , que saben casi igual  pero   son de tamaño mini. Se los compramos a una señora que vendía fruta en la explanada que lleva al templo y nos regaló un palo por si nos atacaban los monos 😀  Y así iba yo;  con los plátanos, el agua y mi palo, preparada para subir 500 peldaños a pleno sol y con el calor típico de India 🙂 La subida  aunque puede resultar cansada, vale mucho la pena, aunque sólo sea por las vistas inpresionantes que vas comtemplando  a medida que asciendes:  arrozales, mangos, plameras…

monos

monos

Todo se ve precioso desde lo alto y cuando llegas a la cima, te encuentras con el templo de Hanuma y como en todo lugar sagrado, has de descalzarte y allí le dimos los plátanos a los monos…

Vistas de Hampi desde el templo de los monos

Vistas de Hampi desde el templo de los monos.

Sólo nos quedaban dos plátanos, porque  por el camino habíamos tenido que comernos uno cada uno  para recuperar fuerzas; es duro el ascenso! 😉 Y como cuando fui a darle de comer al mono tuve miedo a que me mordiera, tampoco fue una maravilla…desde el intento de ataque que sufrí en Jaypur, no me fío ni un pelo de los monos! 😦

Templo de los monos con Guiri

Templo de los monos con Guiri

Descansamos un poco en lo alto mientras comtemplábamos el paisaje y luego, bajamos…

arriba

¡En la cima!! XD

Templo de Hampi

Templo de Hampi

Todavía nos quedaban muchos sitios interesante que visitar ¡Qué maravilla Hampi!! No nos quedó nada sin ver… Un palacio impresionante y todo lo que rodea al templo, es un auténtico disfrute para los sentidos.

chip

Edificaciones espectaculares

IMG_0894

Paisajes con una vegetación singular.

fotoo

Niños pastores y cabritas que pasean entre las ruínas

En el palacio ¡volvimos a verla! Ella es otro ser que forma parte del misterio de  Hampi. Es una mujer especial; alta, lleva el pelo corto y viste perfectamente combinada, como casi todas las indias, y con alguna particularidad; habla inglés y que tiene una mirada inteligente y una sonrisa triste….Nos la encontramos el primer día, en uno de los monumentos y nos hicimos una foto con ella, estaba descalza y nos sonreía… Pensamos que a lo mejor estaba pidiendo y cuando Guiri nos dijo que tenía problemas mentales quisimos darle algo de dinero pero ella lo rechazó con una sonrisa, la dignidad que ví en su rostro, no recuerdo haberla visto nunca antes. Guiri se extrañó de que no hubiera aceptado el dinero mientras yo trataba de interpretar algo en su mirada… Es, sin duda, otra parte del misterio de Hampi. Puede que ella fuera la única mortal de Hampi, la única que conoce toda la verdad y eso la ha hecho enloquecer… (Disculpad; puede ser que haya visto demasiadas películas y las cabeciñas no paran! 😉 Pero os puedo decir que esta mujer nos impresionó )

Nuestra amiga de Hampi nos impresionó

Nuestra amiga de Hampi, una mujer muy especial.

Pasamos mucho tiempo haciendo fotos y visitando  lugares preciosos, antes de bajar al templo y Guiri como no nos encontró, se marchó! 😉

fotaca

Templo de Hampi

Por suerte, un niño que vendía libros me había preguntado que si venía en tuc tuc y  quién era nuestro conductor, le dije que Guiri ( siempre quieren saberlo todo) y claro me dijo lo que dicen siempre, que él y Guiri eran muy buenos amigos 😉 . luego cuando decidimos irnos andando porque estábamos a un paso del hostel y volvió Guiri a buscarnos, el niño le dijo que habíamos estado allí pero ya nos  habíamos marchado ( ¡Así da gusto! jeje) y Guiri vino a buscarnos al Gopi donde estabamos comiendo. El Restaurante Gopi está justo enfrente del Rocky, tiene comida especial para occidentales, que está muy buena y a buen precio y una terraza interesante donde comer.

Cuando ya estábamos recogiendo para irnos vimos pasar a Dani, el guipuzcuano de la noche anterior, que nos contó que ya se iba de Hampi, no había visto tantas cosas como nosotras… La verdad que nuestra organización había sido perfecta! 😉 Y  nos despedimos de él; él seguía su camino hacia el Sur, nosotras salíamos esa misma tarde para Anantapur, a visitar la Fundación Vicente Ferrer ¡Quizás volviéramos a encontrarnos! ¡Quién sabe! 😉   Dani nos hizo unas fotos con Rocky en la puerta de la guest house y se despidió de nosotras, pronto llegaría nuestro chófer, un tipo majo que como siempre nos llevó por carreteras de cabras y ya al anochecer llegamos a Anantapur, un lugar seco y  desértico en el centro de Utar Pradesh y luego preguntando, conseguimos llegar  a la Fundación Vicente Ferrer, para mí un verdadero Oasis! xD

¡No había sido fácil llegar hasta allí !

Funda

Fundación Vicente Ferrer/ Dormitorio

Ésta había sido la parte del itinerario que más se había discutido, porque nos alejaba de nuestro recorrido, estaba “un poco” a desmano 😉  Así que un día Mónica propuso que que tal si no  íbamos, y ahí quedó la pregunta.

Yo ya lo había decidido, iría igual!  Trataría de llegar en tren y me reuniría con ellas en otro punto, nunca había estado tan cerca de Anantapur y tenía claro que no me lo iba a perder. No soy de las que le gusta que le cuenten, necesito verlo, y cuando hace muchos años conocí la historia de Vicente Ferrer, siempre pensé  que si algún día podía, les haría una visita , así que ahora  no iba a dejar pasar la oportunidad!

Así que se lo dije; Yo iba a ir, ellas tendrían que decidirse y luego comunicarlo a tiempo, para avisar a la fundación.  Había escrito a la Fundación  un par meses antes y le habia contado nuestro interés en visitarlos, me habían asignado a una chica de Barcelona que me dijo que no había problema,  aún sin ser padrino de ningún niño, puedes hacerles una visita y así fue como nos mandó las fichas y las fuimos cubriendo. En principio ibamos a pasar tres noche, pero tuvimos que reducirlas a dos por cuestiones de tiempo, me dijo que no había poblema pero que si había algún cambio la avisara con algo de antelación para comunicárselo a Anantapur, porque allí necesitan saber cuanta gente llega más o menos cada día.

Tengo que decir ya, así de buenas a primeras, que la organización es perfecta! Que creo que sería imposible hacerlo mejor y resultaría muy dificil igualarlos. La Vicente Ferrer no me defraudó en absoluto y por supuesto nunca me habría perdonado el no ir estando tan cerca.

Al final, todas mis compañeras de viaje estuvieron de acuerdo en venir  y seguir el itinerario según lo previsto. 🙂

Para poder llegar a Anantapur sin perder tiempo innecesariamente, había contactado gracias a Maria Santiago, una chica que conocí en un foro de viajes , con David, un chico que trabaja en la india increíble y que nos facilitó muchísimo  estos tramos casi imposibles, además le estoy muy agradecida porque a pesar e estar muchas veces sin wifi y no ser tan fácil comunicarnos, él siempre estaba atento y era super eficiente, hasta después de que terminó su relación comercial con nosotras, me mandó un whasap nuestro último día en India, cuando casualmente nos acabábamos de enterar de que nos habían anulado el vuelo de vuelta  a Paris y así se lo conté y de nuevo volvió a mandarme otro whas para saber si todo había terminado bien y ya estabamos en casa sanas y salvas, así que no puedo estarle más agradecida y lo recomiento fervientemente XD ¡Muchas gracias David y muchas gracias la India increíble!

Instaladas en la Fundación ;)

Instaladas en la Fundación 😉

Esa misma noche que llegamos a La Vicente ferrer conocida en India  por RDT todo me pareció maravilloso. Nos recibieron en la entrada y firmamos  en el libro donde ya tenían cubiertos nuestros datos con la fecha de entrada y allí mismo en la recepción de esa especie de pueblo perfecto que llama la atención por sus limpias aceras y sus arbolitos, nos entregaron las llaves de la que sería nuestra casita en Anantapur, también nos dijeron los horarios de la cantina y que nos dieramos prisa para ir a cenar…Aunque los porteros de la entrada nos hablaron en inglés, después de que pasas la barrera oyes hablar español y catalán por todos lados, ves todo limpio y ordenado y empiezas a sentirte como en casa.

De lo que pasó los siguientes dos días en Anantapur, ya os iréis enterando, os lo cuento todo en la próxima entrada y estoy segura de que os va a encantar!  😀

Anuncios

Nuestro paso por La Fundación Vicente Ferrer (RDT) Anantapur.

Nunca nada suele ser como te lo imaginas y por más que te cuenten, siempre hay algo que te sorprenderá; tendemos a imaginarnos las cosas y a visualizar los lugares antes de llegar a ellos.  Cuando trataba de imaginar como sería la Fundación Vicente Ferrer, nunca pensé que sería así, sinceramente superó mis expectativas.

Nuestra casita con tendedero en la FVF

Nuestra casita con tendedero en la FVF

Después de muchos años de duro trabajo para erradicar las desigualdades y trabajar sobre todo en la concienciación y en el cambio de hábitos, la Vicente Ferrer es a día de hoy un ejemplo a seguir; muchos la imitan, otros como el gobierno indio, buscan su consejo o incluso trabajan conjuntamente con ellos. La Fundación ha logrado que su sistema funcione.

Fundación Vicente Ferrer

Fundación Vicente Ferrer

En la entrada anterior  os conté  como había sido nuestra llegada a la Fundación; un estupendo lugar de encuentro entre viajeros; un lugar donde se mezclan las culturas sin problema, donde la religión tampoco importa y donde se habla en varios idiomas…

Cero misticismo, cero religiosidad y una humanidad elevada a su máximo exponente! Soy fan de Vicente Ferrer lo confieso, lo he sido siempre… Y su obra no me ha decepcionado.

La noche de nuestra llegada, después de firmar en la entrada y de que nos dieran la llave de nuestra casita, fuimos a cenar a la cantina. Cuando entras en la cantina, te encuentras con un gran comedor que ocupa todo el edificio. En la entrada hay una recepcionista; una chica india con sari de colores que ya al verte la pinta te habla en un perfecto español  XD Y te indica lo que debes de hacer. A la izquierda hay una especie de autoservicio y a la derecha muchas mesas de comedor con sillas. En la primera parte del autoservicio se ofrece comida india y hacia el fondo comida occidental, y cuando digo occidental , no sé porque no digo española! Había tortilla de patatas, “filloas”, ensalada de tomate… y hasta nocilla!! Coges tu bandeja, te sirves lo que quieres y te sientas a comer! ¡Ah!! Y con el agua no hay problema porque tienen depuradora! Además en todo el comedor hay wifi!!!  y claro, ahí ya … sientes que has llegado al paraíso! 😉

La cantina de la FVF

La cena en la  cantina de la FVF

Sólo hay una cosa que no me gustó, y es que indios y occidentales se sienten separados. No me gustó porque no lo entendí; no entendí que en un sitio donde se tratan de erradicar las desigualdades luego se separe a la gente, pero seguro que tienen una buena razón porque son muchos años de experiencia; supongo que será por comodidad, porque cada uno come cerca de donde está su comida y con sus propias costumbres. Los indios no usan cubiertos.

Al día siguiente nos levantamos temprano para ir a  visitar proyectos. Después del  desayuno , Mónica nos dijo que no se sentía muy bien y que se iba a quedar a descansar y nosotras nos fuimos al punto de encuentro… Es frecuente que a la Vicente Ferrer lleguen viajeros, sobre todo los viajes organizados para padrinos, así que nos metieron en los todo terrenos repartidas con el grupo y con una guía de la fundación en cada coche;  la mía era majísima; una india musulmana y por eso no llevaba dindi (Que es el punto que las mujeres indias se pintan o se pegan entre los ojos) , me explicó que sólo traían dindi las hindúes (No tenía ni idea, pensé que no tenía que ver con la religión) También me contó , hablando de castas, que mucha gente hoy en día prefiere ser de casta baja porque el gobierno les ofrece ayudas a las castas más bajas. La verdad que era una mujer encantadora que resolvía todas mis dudas y a la vez ella iba apuntando  las palabras en español  que  yo le decía y que ella no conocía en su libretita, para estudiarlas por la noche!  🙂

En mi coche iban tres mujeres ya jubiladas o casi, que resultaron ser muy agradables, sobre todo una que tiene dos hermanas apadrinadas! Es una pena que no me haya quedado con su teléfono, ni su email, ni nada… Me contaron todo lo que habían visto y que les hubiera gustado “ir más a su bola” porque se pasaban mucho tiempo en coche y en los hoteles, donde tenían media pensión, pero a pesar de todo; habían conocido gente y habían hecho un montón de fotos. Durante el viaje a la plantación ecológica hablamos casi de todo; de lo que valía la pena comprar en india, de cremas, de mi anterior viaje a India… la verdad es que fue un viajecito de lo más agradable.

Fotos desde el todoterreno

Fotos desde el todo terreno

Pasábamos por pueblos donde la gente estaba lavando y tendiendo la ropa o cultivando; otros simplemente estaban sentados delante de sus casas tomando el fresco y al ver  el coche nos saludaban con la mano.

Ropa tendida

Ropa tendida

Tomando el fresco

Tomando el fresco

secando ropa

Secando ropa

En primer lugar visitamos un programa de nutrición en una escuela para niños de primaria a los que se le dá un huevo cada dos días  y algún otro complemento para su dieta, pues son zonas donde hay mucha pobreza y las dietas son escasas en proteínas. Nos recibieron en la puerta y allí se nos explicó en que consistía el proyecto.

Foto Mayca PRECIOSA

Foto Mayca ¡PRECIOSA! Esta foto me encanta! 🙂

La reina del acto ;)

La reina del acto 🙂 los niños en India se visten así un día cualquiera, que suerte! 😉

Con Bárbara y unamadre con su niña

Con Bárbara y una madre con su niña

Los niños indios, creo que ya lo he dicho en otras muchas ocasiones, son los más guapos que he visto nunca y siempre van vestidos como si fueran a una fiesta. Nos lo pasamos genial con ellos.

Foto Mayca (Me encanta)

Foto Mayca (No me enteré de que me la había hecho y me encanta) 😀

En nuestro recorrido pasamos por las casitas  que la fundación  ha ido haciendo para las familias y en las que ponen el nombre de la mujer de la casa en la puerta, así si su marido las abandona no hay problema, porque las casas están a nombre de las mujeres. Después de mucha ropa tendida , más casas y mucho campo, llegamos al proyecto “De mujer a mujer” .

Visitando el proyecto

Recibimiento en el proyecto “De mujer a mujer”

Había un montón de mujeres que nos habían hecho unas mandalas de recibimiento y nos estaban esperando con sus niños. Todas guapísimas, con sus saris  de colores y su pelo trenzado y brillante de aceite. Primero una de nuestras guías nos explicó en que consistía el proyecto y luego cada una de las participantes salía a contarnos su experiencia.

Visitando proyectos. Foto Bárbara

Atendiendo a una de nuestras guías que nos explica en que consiste el proyecto. Foto Bárbara

Me pillaron!! ;)

¡Me pillaron!! 😉

El programa funciona como una  especie de micro créditos por los que  la mujer recibe una búfala  y empieza a comercializar la leche… Nos contaron que al principio los maridos desconfiaban y no les gusta que ellas empezaran a tener independencia económica, lo veían como un peligro, pero poco a poco las mujeres han ido ganando la batalla. De entre todas ellas salió a hablarnos una mujer que había ido mejorando su negocio y ya tenía 8 bufalas! Por supuesto le aplaudimos por su fuerza, su trabajo y su empeño… así da gusto!

Mayca con grupo :) Foto Bárbara

Mayca con grupo 🙂 Foto Bárbara

Visitar los proyectos de la fundación es una experiencia única, super interesante y educativa. Nos recibían con mandalas preciosas de colores pintadas en el suelo y luego nos obsequiaban con collares de flores y flores para el pelo o  las muñecas. Tanta hospitalidad te hace sentir super bien y además  es una buena forma de llegar a  la gente y de conocer una parte de la realidad de la India de primera mano.

Bárbara fotógrafa :)

Bárbara fotógrafa 🙂

Y como nadie es perfecto ; os diré que  me pareció criticable que para nosotros pusieran sillas, mientras ellas estaban sentadas en el suelo. Sé que los indios acostumbran a sentarse en el suelo pero para mí era como mirarlos desde arriba… Hay alguna cosa que no me ha gustado y la comento sin acritud, porque a otra gente las mismas cosas no les han parecido mal, ni siquiera les han extrañado. Casi todos eran padrinos de los niños  y las visitas están organizadas para ellos. Además, seguro que tendrá una razón de ser; muchos de los padrinos son gente de edad y es normal que traten de ofrecer toda la comodidad posible a los visitantes para que se sientan como en casa.

Smilee!! SUPERB!!! :D

Yo acabé en el suelo y dejándole la cámara a una niña que nos hizo una gran sesión de fotos. _Smilee!! SUPERB!!! 😀

Después de visitar los tres proyectos, regresamos a la fundación para comer; como ya era tarde,  tuvieron que avisar por teléfono a la cocina, para que nos esperaran.

Fuimos a llamar a Mónica  y también vino a comer con nosotras. Por la tarde fuimos a la tienda que hay dentro del poblado donde se venden cosas muy bonitas  de artesanía hechas por las mujeres y  allí vino a buscarnos Asshi que es uno de los trabajadores de la fundación y nos preguntó que cuándo nos íbamos, porque Ana Ferrer quería conocernos . Ana estaba fuera y no regresaría hasta las seis, así que nos fuimos a dar una vuelta para hacer tiempo y conocer la ciudad.

De compras en la tienda de la Fundación ;)

De compras en la tienda de la Fundación 🙂

Mónica se quedó a leer y Mayca, Bárbara y yo nos fuimos por los alrededores de la fundación a conocer Anantapur. Fue una tarde sorprendentemente interesante; la gente se hacía fotos con nosotras y nos invitaba a entrar en sus casas. Me impresionó sobre todo un chico que nos pidió que entráramos a ver a su hermana; una chica jovencita de 14 ó 15 años que estaba en una cama con un problema de movilidad, al lado había un andador…Nos recibieron todos con una sonrisa y el chico nos pidió que le hiciéramos una foto en el patio de su casa. Hay algo que la gente india todavía conserva que es la naturalidad, la hospitalidad y la confianza en los otros. Fue una tarde de encuentro con un montón de personas; llena de fotos, de risas, de niños y de perritos que nos perseguían…

El chico que quiso que conociéramso a su hermana en el patio de su casa

El chico que quiso que conociéramos a su hermana posando en el patio de su casa.

La niña e Anantapur

La niña de Anantapur,qué afortunadas fuimos de poder visitarla y ella, se quedó feliz .

Anantapur

Gente de Anantapur

Los niños de Anantapur

Haciendo amiguitos. Esta niña nos saludaba con la mano, daba saltitos y se reía… Cuando cruzamos la calle para ir a verla y vió que éramos raras y ni siquera hablábamos su idioma se asustó un poco  😉  Foto bárbara de Bárbara  😉

adioss

¡Adioss guaposs!! 🙂

Se nos pasó el tiempo tan rápido, que casi llegamos tarde a nuestra cita con Ana Ferrer. Ana Ferrer recibe a todos los que pasan por la fundación ; el trato es excelente,  hace que te sientas importante y además  te dá la oportunidad de comprobar la sencillez de la gente que hace cosas realmente importantes. Te habla de tú a tú con naturalidad y se interesa por tu vida, por saber que te ha llevado a visitar la fundación y te invita a volver o a quedarte más tiempo… En ningún momento nadie te sugiere dejar un donativo ni  te piden nada pero ya lo habíamos hablado antes incluso de salir de casa y pensábamos hacer un donativo al irnos.

Esa misma noche durante la cena volvimos a hablar de cuanto podíamos dejar como donativo, porque no sabíamos que cantidad podía ser más adecuada, así que le preguntamos a otros viajeros que estaban de paso, un grupo de chicos españoles que trabajaban en Bangalore y habían venido el fín de semana de visita. Le sorprendió nuestra pregunta y dijeron que ni se les había ocurrido dejar un donativo… Me sorprendió su respuesta, porque sabemos que la fundación invita a todo durante ese máximo de cuatro días  y que es una forma más de darse a conocer y de mostrar su trabajo, pero imaginaba que había un código no escrito, ni pactado en el que se supone que al menos no vas a meter a la fundación en gastos. Era algo que todas teníamos claro antes de salir de nuestra casa y que yo seguía teniendo igual de claro.

Aquella noche Mónica salió con los chicos de Bangalore y con algún cooperante de la fundación, el resto preferimos quedarnos a descansar porque ahora venía el trayecto más pesado de  todo el viaje. Con dudas y con alguna que otra discusión sobre el tema, al día siguiente hicimos nuestro donativo en la fundación en euros, para evitar quedarnos sin rupias, pues nos esperaban casi dos días de viaje sin apenas paradas.

Nuestra casita en la Fundación Vicente Ferrer Anantapur

Adios a nuestra casa en la Fundación Vicente Ferrer Anantapur

Así que después de desayunar y  de rehacer las mochilas, nos dispusimos a abandonar la Fundación y mientras nos dirijíamos a la puerta de salida para entregar las llaves, me invadió un sentimiento de melancolía;  una mezcla entre la alegría por haber podido estar allí y a la vez  tristeza por tener que marchar tan pronto, mezclado con ese sentimiento de impotencia que dá el saber que la vida es breve y Anantapur está tan lejos…Ay! Otra vez la insoportable levedad del ser! :S

Adios a la Fundación! :'(

Adios a la Fundación! 😥

En  la portería, una de las trabajadoras de la fundación nos cosiguió un tuc tuc que ella misma nos regateó y que nos llevaría a la estación de trenes de Anantapur para iniciar nuestro viaje a Bangalore. Nos despedimos de ella con un abrazo; ya sé que no es normal en India tanto tocamiento, pero  se vé que ella ya estaba acostumbrada 🙂

Desde el tuc tuc vimos la estatua dorada de Vicente Ferrer con la que el gobierno Indio ha querido agradecer su labor en Anantapur. Entonces pensé en la cantidad de cosas que puede hacer un hombre cuando pone todo su empeño. Una vida dedicada por completo a un proyecto que ha dado su fruto; ¡Es  admirable!

Alojamientos en el Sur de India: Bueno,Bonito y Barato :)

Los días antes de viajar al sur de la India nos pasábamos horas buscando y comparando alojamientos; nos interesaban especialmente las opiniones de otros viajeros y los precios… Casi llegas a especializarte en comparativas; trip advisor, hostelworld…Y por su puesto también aprovechábamos las experiencias de otros viajeros leyendo sus blogs y mirando en  foros . Ahora que ya está , me gustaría sacarle un poco de utilidad y ahorraros algo de tiempo y trabajo compartiendo este “valioso material”  XD

Itinerario: Bombay- Goa (Palolem) -Hampi -Anantapur -Bangalore – Madurai – Periyar -Varkala – Allepey.

Nuestras exigencias eran las justas: Higiene, buena situación, baño privado en la habitación, wifi y por supuesto buen precio.

No a los lujos supérfulos “la pela es la pela” 😉

MUMBAI (Bombay)

Mumbai es la ciudad más cara de la India; así que aquí hay que buscar bien si no queréis desequilibrar el presupuesto.

Encontramos dos hostels; uno cerca del aeropuerto se llama Anjali inn y está muy recomendado para mochileros y gente que esté de paso en Bombay sobre todo para hacer una escala porque además dispone de servicio de recogida y el otro está en el centro, a  sólo unos pasos del Café Universal  y muy cerca de la estación de trenes Chhatrapati Shivaji , Hotel travellers Inn.

 Hotel Travellers Inn 26, Ballard Estate,Adi Murzban Path, Bombay 400001, India

Muy cerca de la estación del tren

Muy cerca de la estación del tren

Positivo: Céntrico, wifi, buen precio; mejor hacer la reserva con Hostelworld sale alrededor de 20 euros la noche.

Negativo: El personal deja mucho que desear y todo es bastante cutre.

NOCHE EN TREN Bombay-Goa:

Alojamiento en el Mangalore Express.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Hacer al menos una noche en tren en India es una experiencia única que vale mucho la pena. Cogimos litera clase 3C  el precio por persona sale en unos 20 euros; no resulta caro dormir mientras se viaja y además haces dos cosas al mismo tiempo 😉

 GOA, Palolem, Canacona

Goa comprende dos zonas; Goa Norte y Goa Sur, Palolem está al Sur y la zona es muy reomendable.

Hotel Castle House Palolem.

IMG_3172

Positivo: Limpio, tranquilo, desayuno incluído, wifi y el personal agradable. Precio alrededor de 19 euros la habitación con baño.

Negativo: Olía a humedad; no había terminado la temporada de monzones.

HAMPI (Karnataka)

Rocky guest house: Un lugar especial y muy recomendable 🙂

Terraza (roof) del Rocky guesthouse

Terraza (roof) del Rocky guesthouse

roky

Bye bye Hampi , Hola Anantapur!

Positivo: El trato familiar, Rocky y su gran capacidad resolutiva, la limpieza, la situación, desayuno, wifi y el buen ambiente.

Negativo: No le encontré ninguno. Sólo que los vecinos madrugan mucho 😉

ANANTAPUR:

Fundación Vicente Ferrer: Es mucho más que un alojamiento; la visita a la Fundación Vicente Ferrer superó todas mis expectativas.

Instaladas en la Fundación ;)

Instaladas en la Fundación 😉

Si quieres saber más sobre la Fundación ; te invito a leer el post 😉

Nuestro paso por la Fundación Vicente Ferrer

BANGALORE-MADURAI

Noche en sleeper bus:

Buenísima experiencia; habíamos leído de todo, creo que es cuestión está en  elegir un buen autobús, el nuestro era fantástico, cómodo y moderno. Lo único negativo es que no dispones de ducha y como llegamos a horas intempestivas , negociamos una habitación  doble para cuatro para dejar las mochilas y ducharnos.

autobuss madurai

Sleeperbus a  Madurai

Hotel Empee:

Madurai desde el hotel

Madurai desde el hotel

empee

Positivo: Céntrico, habitación amplia y con vistas. Conseguimos un buen precio.

Negativo: No le encontré puntos negativos.

THEKKADI (PARQUE DE PERIYAR):

Hotel Ambadi – Thekkadi : Perfecta elección, un lugar precioso.

ambadi

Hotel Ambadi

IMG_1548

Periyar park Kerala 🙂

Positivo: La edificación, la decoración, la limpieza, la comodidad de las camas, el trato… y además  todo eso a un precio más que aceptable ; alrededor de 25 euros la habitación.

Negativo: El desayuno no está incluído.

VARKALA, KERALA

On The Way Home & Café: Mejor que estar en casa 🙂

On the way

On the way

onthe

Varkala, el paraíso indio 😉

Positivo: La simpatía  y la hospitalidad de Mari y Vinod  los propietarios, el ambiente, la situación ,la comodidad de  sentirte como en tu casa y el precio inmejorable.

Negativo: Absolutamente nada.

ALLEPEY, KERALA

Alojamiento en un houseboat:

Kerala Tour Company. West of K.S.R.T.C. Bus Station.

IMG_4161

Positivo: La localización; los backwaters son una auténtica maravilla.

Negativo: la suciedad, la falta de mantenimiento del barco, la comida demasiado picante y el sentirse timadas 😦

*Consejo: El que dá todo el mundo; no aceptar  la oferta hasta ver el barco y por supuesto regatear.

Sin más, espero que nuestros consejos os sirvan de ayuda a los que tenéis planes de visitar el Sur de  la India próximamente! Namastee  😉