A Illa da Toxa . Isla de la Toja.

Tendría tres o cuatro meses la primera vez que visité la isla de la Toja, así que es normal que de esa vez no recuerde nada  😉  La isla de la Toja se convertiría luego en la visita obligada de cada  verano mientras  era pequeña. Más tarde también fui alguna vez de excursión con el colegio y  luego, ya cumplidos los treinta volví  para hacer las prácticas de un máster de turismo, pero eso es ya otra historia…

Toja2

Puente que une la isla de la Toja con el Grove.

La isla de la Toja es un lugar especial y diferente. Un lugar considerado de salud y lujo, quizás un poco rancio y tal vez por eso la isla ha perdido al menos  para mí, parte de su encanto de antaño.

Toja1

Los cultivos de las mariscadoras al otro lado del puente.

La leyenda de la  Toja se remonta al descubrimiento de unos manantiales y a  la historia de un borrico que al estar enfermo y aprovechando que la marea estaba baja y se podía llegar andando a la isla, fue abandonado allí hasta que la marea bajó de nuevo y el burro pudo regresar trotando al recobrarse milagrosamente entre los lodos y las aguas medicinales.

 A partir de ahí , la historia de la isla empieza a cambiar y en 1911 se construye el puente que unirá la isla con O Grove . Con sus 400 metros de longitud fue considerado uno de los puentes más largos de la época.

La isla pertenecía entonces al marqués de Riestra, que hace edificar el Gran Hotel que era un edificio formado por dos torreones unidos a una galería.

Toja 4

Paseo marítimo de la isla

Durante al guerra civil el hotel se convierte en hospital  y en la posguerra en sanatorio. En 1945 es remodelado y desaparecen los torreones, dando lugar al edificio que tenemos en la actualidad.

Toja6

El jardín de palmeras

En la isla todo está orientado al turismo de lujo; dos hoteles además del Gran Hotel, la fábrica de sales y jabones, un antiguo balneario que acogía a los pacientes menos poderosos y el casino de la Toja.  Paseando por los jardines nos encontramos con la Capilla de las Conchas; recubierta en su totalidad por conchas de vieira, la ermita está consagrada a San Caralampio y a la Virgen del Carmen.

Toja7

Capilla de las conchas

Un campo de golf, urbanizaciones y mansiones de lujo…y hasta un pequeño centro comercial casi a la entrada de la isla que se llama la aldea.

Si  existe todavía algo que  caracteriza a esta isla , es su paseo marítimo de un refinado buen gusto;  decorado con enormes maceteros blancos  que hacen contraste con el azul  del mar y de las azaleas que invaden la isla durante todo el verano…

Pero  si hay algo realmente llamativo en esta isla y que me sigue encantando son;  las vendedoras de la Toja;  mujeres que corren hacia tí con su peculiar estilo de vendedora piropeadora; que te ofrecen pulseras y collares hechos de conchas y caracolas y que hacen que por un momento recupere mi infancia; cuando me compraban una pulserita de caracolas que lucía en la muñeca durante todo el verano hasta que los hilos acababan rompiendo, justo cuando empezaba  de nuevo el curso escolar …

Anuncios

3 pensamientos en “A Illa da Toxa . Isla de la Toja.

  1. Yo tengo buenos recuerdos de visitar la isla la primera vez que estuve en Galicia, pero no me acordaba de las vendedoras XD

    Desde que me vine a vivir a Santiago aún no la he pisado. Habrá que ponerle remedio pronto. 🙂 Tampoco había leído nada sobre su historia y es bastante curiosa.

    ¡Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: Playas de Galicia; para dar y regalar ;) | Un Plan Infinito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s