Ruta de A Cubela, Ribeira Sacra ☘️

 La Ruta de A Cubela es otra de las preciosas rutas señalizada que nos permiten adentrarnos en la Ribeira Sacra, no es de las más conocidas, al no ser muy accesible, pero  nos permite  caminar por el medio de bosques frondosos, pueblos de montaña, en su mayor parte despoblados y  viñedos que producen algunas de las variedades de uva más cotizadas; mencía, treixadura, garnacha…

8

El paisaje característico del cañón del río Sil se muestra en toda su belleza a lo largo del itinerario ; bosques de castaños, madroños, ruínas invadidas por la vegetación y unas vistas impresionantes.

Se trata de una ruta circular que comienza en el pueblo de Castro de abaixo , alcanzando la altura máxima con la llegada al  pueblo de Torbeo, donde podemos visitar su iglesia románica, para luego bajar por el camino de invierno hasta el meandro de A Cubela, todo esto  en  un recorrido de casi 15 kilómetros de dificultad media; en el que además de la arquitectura tradicional, también tendremos la posibilidad de admirar parte del patrimonio románico , así como  las terrazas o cultivos en socalco de los viñedos,  que dan origen al vino con denominación de origen Ribeira Sacra.

Después de encontrarnos de frente con el  meandro de A Cubela  continuamos nuestro recorrido bajando hasta llegar a la aldea de A Cubela, recientemente restaurada y que mantiene el encanto de las viejos pueblos de montaña, además de una  situación privilegiada.

img_20161113_124619

Desde e allí y a tan  sólo cinco kilómetros de recorrido,  llegaremos de nuevo a Castro de abaixo esa vez el itinerario transcurre entre matorrales y bosque mediterráneo ; con las mejores vistas del río y el olor a lavanda.

No cabe duda de que  la belleza natural de la  Ribeira Sacra  impresiona y sus paisajes sobrecogen,   pero si algo  deja realmente absorto al que lo comtempla es la puesta de sol sobre el Cañón del río Sil;  es ahí cuando la Ribeira Sacra  muestra  toda su imponente belleza.

19

Recorrido: Circular

Longitud: 14.7 Km (4 horas)

Dificultad: Media

Cuba & money, money… $

Hoy os voy a hablar de dinero… no hay nada menos elegante que hablar de dinero, pero en algunas ocasiones es necesario hacerlo 😎   por ejemplo cuando hablamos de rutas y alojamientos, siempre me gusta dar  precios ; que quizás varíen un poco dependiendo de la temporada… pero nos dá una ligera  idea de lo que nos vamos a gastar.

eurosviajes_0

Hablar de dinero y de  Cuba es una auténtica locura… el tema de los precios en Cuba es bastante surrealista…para poneros en situación os daré un ejemplo práctico.

Llegamos a la estación de autobuses Viazul de la Habana y queríamos ir a Centro  Habana. Cuando vinimos a la estación desde Centro Habana , el taxi nos cobró 4 CUC ( que son 4 dólares, un poco menos de cuatro euros) eso sí después de regatear un poco, esta vez para llevarnos en dirección contraria nos piden 10 CUC que son 10 dólares (más del doble) … Intentamos un regateo  pero sin éxito, porque no bajan de ocho. Al decirle 4 , se hacen los enfadados y empiezan a hacer “teatro”, los dejamos hablando solos y nos vamos a la parada de autobús. Viajamos a  Centro Habana en un autobús urbano , una guagua,  donde la gente  nos trata como si fueramos la reina de Saba; nos cede un sitio para sentarnos porque vamos cargadas, nos pregunta de donde somos, nos sonríe y nos trata con  la amabilidad y educación propia del pueblo cubano… hemos pagado menos de 1 peso cubano por dos billetes. Un peso cubano  1/24 de un CUC. Así que hemos viajado por unos céntimos y la experiencia ha sido increíble. (Hemos conocido a un músico de Santiago que reside en la Habana desde hace una década y que se ha ofrecido a indicarnos nuestra parada e incluso se ha bajado y nos ha acompañado hasta nuestra dirección, a un señor de 80 años que nos cuenta que ha vivido, ha bailado y ha gozado y que se despide  al llegar a su parada deseándonos un feliz viaje…)

Por lo tanto el precio desde la  Estación de autobuses  a Centro Habana para dos personas varía entre  10 Dólares y  5 céntimos. En Cuba hay un serio problema con la moneda… Como ya os he dicho hay dos monedas;  el CUC o peso convertible cubano que equivale al Dólar y por otro lado el CUP, que el es peso cubano. Un CUC tiene entre 23 y 25 Cup, depende de donde te hagan el cambio. Se introdujeron los CUCs con la idea de unificar la moneda, ya que antes se usaba también el dólar americano y evitar así los problemas de tener dos monedas en circulación, pero eso todavía no ha sido posible.

img_20161015_162140

Café en la Habana Vieja

Los turistas pagamos casi todo en CUC y los precios no son baratos, muchas veces  son incluso más altos que en Europa… por momentos tienes la sensación  de que a la hora de pedir, les  dá lo mismo ocho que ochenta. A veces te encuentras con cubanos que te proponen hacer negocio y te  hablan  de miles de  millones de dólares como si  fuera lo normal, como si al salir de Cuba tuvieramos que apartar los dólares con una pala! 😂 Muchos de los que se fueron a Miami envían fotos posando al lado de un buen coche, o por lo menos grande, y algunos cubanos, cada vez menos,  se quedan impresionados, como si el resto del mundo fuera Jauja! 😅

img_20161014_032229

Camión en Viñales

Pagar en CUCs es caro y tanto los alojamientos como los transportes se pagan en CUCs;  a no ser que viajes en los camiones compartidos que utilizan los cubanos , lo cual requiere paciencia y mucho tiempo para viajar… porque tienes que ir cambiando y esperando. Los alojamientos en casas bien acondicionadas rondan los 30 CUCs, lo que viene siendo 30 dólares por la habitación doble con baño,  pero no incluye desayuno , el cual suele salirte en 4 ó 5 dólares más por persona. Excepto la comida;  que se puede comer bien por 6 ó 7 CUC en cualquier “paladar” (restaurante que lleva una familia en su casa) , lo otro no es barato… por ejemplo;  una botella pequeña de agua te cuesta 1 CUC ( 1 dólar) justo igual que un mojito o una piña colada… (Debido al  calor que hace, te vas a beber unas cuantas botellas de agua al día o acabas alcoholizado, que es la otra opción 😜 .  Una Coca Cola te cuesta 2.50 CUC sin embargo por la cola nacional o el refresco nacional, marca Ciego Montero pagarás 1 CUC  … y una cerveza Cristal o Bucanero, que son las cervezas nacionales, algo más de 1 CUC !

img_20160929_195650

Tiendas de souvenirs en la Habana

¿Qué se puede pagar en CUP o pesos cubanos?

Hemos pagado en pesos cubanos todo lo que tiene que ver con la cultura. La cultura es accesible a todos en Cuba. Hemos ido al cine por sólo tres pesos cubanos y el teatro también tiene precios similares, sin embargo por asistir a la actuación del  Buena Vista Club Social  os pedirán precios turísticos  de hasta 70 CUC por persona. He comprado cuatro libros por menos de 1 CUC  y todavía me han dado la vuelta. Exceptuando los libros más buscados por los turistas;  como los del Ché o “La Historia me absolverá” de Fidel (un encargo de mi padre) que me costó 10 CUCs (esos hay que pagarlos en CUCs)  y eso que fue  en una librería estatal, la librería Cervantes, muy cerca del Floridita, en la calle Obispo. También hemos comido  en la calle por dos o tres pesos cubanos; pizza, churros o un granizado que no cuesta ni un peso…hemos tomado chocolate en la Casa de Chocolate y  helado en Copelia siempre pagando con pesos cubanos y a precios de risa 😌

En los sitios donde se puede pagar con pesos cubanos,  todo resulta muy barato pero ¡ojo! No confundáis los pesos cubanos con los pesos convertibles, porque pueden cobraros en CUC y devolveros la vuelta como si fueran CUP 😱 Como ya os he dicho en otra ocasión; Los  pesos son fáciles de distinguir, sólo teneis que fijaros; los CUC están ilustrados con  monumentos y edificios mientras que en los CUP, pesos cubanos, aparecen personajes importantes de la revolución, sólo salen retratos de personas.

img_20161017_003217

Haciendo amig@s  (los caramelos  y los bolis son artículo de lujo)

Recordar también que lo recomendable es viajar con efectivo, y siempre mejor Euros que Dólares, pues los dólares pagan un impuesto especial de un 10% por el cambio y por cambiar euros no os cobrarán nada, así que podéis ir cambiando cuando os haga falta para no quedaros con dinero cubano de sobra, mejor cambiar en Cadecas (casas de cambio) que en Bancos , también tienen cambio en Hoteles, pero pagan a un precio más bajo.

Y ahora que ya  sabéis todo lo que necesitáis sobre el dinero en Cuba, sólo me queda desearos que lo gastéis en diversión y en cosas buenas , que al final es para lo único que sirve el dinero… ¡para gastarlo!😉

Todas mis respuestas sobre Cuba ☝

A la vuelta de nuestro viaje a Cuba,  me iba  encontrando  con mucha gente que   me hacía preguntas sobre Cuba,  muchas veces ya vienen con ideas preconcebidas ; como mi hermana que viajó a Cuba en 2003, o mi padre que estuvo allí en  1961 cuando lo del  desembarco en Bahía Cochinos  y se sorprenden  un poco  con mis respuestas. Sé que cada persona ve las cosas de forma diferente, seguro que hay más de mil Cubas diferentes dependiendo de la persona que os lo cuente, yo os doy mis respuestas  y como las cosas  siempre están cambiando, os las doy con una fecha  🙂

Cuba, Octubre 2016

img_20161129_144347

_¿Hay seguridad en Cuba? ¡Sí! No he visto un país más seguro;  puedes andar sol@ a cualquier hora del día o de la noche por cualquier calle y no se ve ningún peligro, además siempre hay algún policía cerca.  Las casas están con las ventanas abiertas, al pasear verás a mucha gente viendo la tele  sentada en sus mecedoras o tomando el fresco y muchos niños jugando en la calle hasta tarde … lo único que puedes encontrarte es con algunos hurtos; móbiles, cámaras… por si acaso no le quites el ojo a  tus pertenencias.

_ ¿Los cubanos pasan mucha necesidad?  Los cubanos no se mueren de hambre, la gente se ve bien alimentada y los niños van todos al cole con sus uniformes impecables. No he visto a ningún niño ni adulto descalzo o pidiendo en la calle . ¿Qué  si pasan necesidades? Muchos te dirán que sí, porque hay muchos  productos que para un sueldo cubano  son excesivamente caros , como la ropa de marca, el maquillaje … También  causa furor  la tecnología de última generación como en el resto del mundo  y  aquí con unos salarios tan bajos, pocos llegan. Muchas tablets, portátiles y teléfonos de los que se ven normalmente en  la calle son regalos de sus familiares en el extranjero.

img_20161015_160644

_ ¿Como son los cubanos? Por lo general los cubanos son gente con cultura y  alta autoestima; (aunque algunos  aún se crean  lo de que en Estados Unidos atan los perros con longanizas) . la gran mayoría son atentos, simpáticos, amables y educados…muchos están desmotivados , pero eso  también es comparable a muchos jóvenes europeos;  gente que se ha preparado y ha invertido tiempo y dinero en su educación y que se ve mal pagada y con pocas esperanzas de que la situación cambie. Por otro lado también hay mucho maleante acostumbrado a no trabajar y  que quiere vivir de los turistas a toda costa,  son los que distorsionan la imagen de un país tan bonito y abierto. Otra cosa de los cubanos, a lo que he tenido que acostumbrarme es que cada uno te dá una información totalmente diferente, por lo que tienes que preguntarles por lo menos a cinco personas distintas para tener una pequeña idea de algo.

_ ¿Qué tal se come en Cuba? En cuba se come “rebien” y a muy buen precio; los desayunos están riquísimos; zumos de frutas variadas; mango, papaya, fruta bomba, piña…queso ,tostadas,tarta o dulces de cabello de ángel.  El café, la carne , el pescado, la langosta y los camarones…  todo con un sabor natural  y auténtico porque suele ser todo ecológico;  además se nota la herencia gastronómica española;  es fácil encontrar;  churros, empanadillas, croquetas, flan, incluso en un restaurante vimos empanada gallega, aunque tenga poco que ver con la auténtica…

img_20161020_115856

_ ¿Como son las casas cubanas?  Pues si bien no se puede decir que las casas de la gente normal cuenten con muchos lujos, son casas muy limpias y con objetos decorativos asombrosos y los muebles muy bien conservados; hay mucho reciclaje. En las casas particulares  donde hemos estado , todas casas legales de alquiler ,  hay lo necesario para hacerlas habitables y cómodas además de bonitas; agua caliente, baño en la habitación y  muchas son comparables a cualquier buen hotel. (Hay que tener en cuenta que las casas donde se alquilan habitaciones  están supervisadas y cuentan con todo lo necesario para sentirse cómod@)

_ ¿Hay coches modernos en Cuba? ¡Sí! Mucha gente se cree que sólo hay coches de los años 50… es cierto que se han conservado muy bien los coches americanos de los 50,  usados en la actualidad  mayormente como atractivo turístico, pero claro que hay coches modernos, hay muchos coches japoneses y coreanos y en Centro Habana nos encontramos incluso con algún  Mercedes último modelo.

img_20161016_002454

_ ¿Hay tiendas en Cuba?  Sí, hay algunas pero muy pocas… como las panamericanas que suelen estar llenas de gente y en ellas hay casi de todo; los productos de uso habitual  más caros en Cuba como jabones, perfumes, champús o cremas… tienen un precio normal para nosotros pero caro para los cubanos y no suele haber  variedad, si hay jabón hay  una marca y punto. Lo sorprendente es que la gente viste  de forma  actual como en cualquier otro lugar el mundo,  incluso ropa de marca… por lo que se deduce que hay mucho mercado negro. En Camagüey vimos  a un chico que entró en la fiesta donde estábamos con una bolsa de viaje   llena de zapatos de tacón tipo “Valentino” y se puso a  hacer negocio con las chicas de la fiesta.

_¿Es barato viajar en Cuba? ¡No! Definitivamente no, hay un importante problema con la moneda por el  hecho de tener dos monedas y para el turista, Cuba no es barata… mucha gente te dirá que sí, que es barata  si viajas como un cubano, pero es que tú no eres un cuban@ y hay cosas por las que tendrás que pagar como un turista, como casi todos los servicios y los precios son muy diferentes a los que les cobran a los cubanos. Además tú vas a moverte, no a estarte quieto en un punto y los transportes tampoco son baratos.

 Muy pronto escribiré un artículo en el que sólo hablaré de los precios y el valor del dinero  en Cuba, sé que no resulta elegante hablar de dinero … pero todo@s sabemos la importancia que tiene conocer los precios cuando viajamos  😉

El Señor Manuel, 40 años de viaje.

 

 Cuentan que llegó a casa un buen día, con el mismo traje gris marengo con el que 40 años antes había partido para la Habana. Muchos ya no le recordaban…algunos comentaban que podía estar muerto, otros traían noticias de que le habían visto en Brasil… Cuando regresó, sus hermanos y su esposa ya habían fallecido.

vuelta-1

Un día sus hijos recibieron una carta dirigida a Ideal y  a Libertad, que eran los nombres que él les había puesto,  aunque  luego se los habían hecho cambiar. Estaban felices de que su padre, del que no guardaban más que un leve recuerdo, hubiera decidido  volver casa , y empezaron a decírselo a todos y a prepararle una habitación.

Contaba mi padre que él  también había oído hablar de Manuel, pero  no le había conocido. Cada vez que mi padre hablaba de él , su expresión era una mezcla entre  asombro, crítica y a la vez  admiración… decía que era un idealista;  una buena persona, un hombre culto,  pero a la vez no podía entender como había abandonado a su familia en tiempos tan dificiles y también comentaba admirado como sus hijos estaban  locos de contentos y le contaban a todos que esperaban pronto la vuelta de su padre. Como muchos niños que se han criado sin padre, estaban deseando tener uno, aún ahora cuando ya eran casi viejos y  le dedicaban las mejores palabras.

as10944_3

Yo lo recuerdo alto,  delgado y un poco encorvado. Trajeado al estilo de antes;  con camisa totalmente abotonada pero sin corbata , sombrero y un bastón para caminar.  Tenía una  extraña elegancia  y un  cierto parecido con Valle Inclán.  Hablaba castellano y eso en un hombre de su edad me sorprendía un poco. En Galicia la gente mayor hablaba gallego a no ser que estuvieras loco, y él no parecía loco. Un día mi padre me comentó que cuando le había hablado de Castelao, él le había dicho  que no entendía ni apoyaba el nacionalismo gallego y eso le había sorprendido de un hombre tan liberal y ” viajado”…

Puedo decir que gracias él mi infancia ha tenido una chispa de magia y que aunque a veces he intentado recordar algo más de aquellos días, era demasiado pequeña y sólo conservo pequeños recuerdos.

Un día mi madre nos dijo que aquel verano, el señor Manuel que antes  había sido profesor,  iba a darnos clases… lo hacía porque le apetecía, para estar entretenido,  no recuerdo ni que mi madre le pagara nada…

 Y cada día después de comer, iríamos a su casa con un cuaderno y un lápiz.

Mi madre nos avisaba cuando ya eran casi las tres y mi hermana Ana y yo nos juntábamos con otro niño vecino e íbamos a la casa donde Don Manuel vivía con su hija, a solo treinta metros de mi casa. Tengo que decir que yo no tendría ni 4 años y estaba encantada; porque en  aquella casa me trataban con respeto,  como a una adulta o mejor aún;  como a una invitada de honor…

5d743ecbbdb2bf087fa4a80ec08e8ccd

 Por una cancilla de hierro verde accediamos a un patio donde había un pequeño tanque para lavar la ropa y muchas flores;  las que más llamaban nuestra atención eran las “patatas fritas” que era como nosotras llamábamos a las lunarias y a veces le pedía unas pocas para llevarles de comer a mis muñecos 🙂 .

Al  llegar, Maruja que era la hija  del señor  Manuel, nos invitaba a café y lo tomábamos en la mesa de la cocina,  todos juntos; era  algo así como debe de ser  la ceremonia del té japonesa… Primero colocaba una tacita delante de cada uno de nosotros. La mía era diferente del resto,  la más pequeña de todas, y eso hacía que me sintiera aún más especial… y luego ponía una azucarera con su cucharita y yo me echaba tres o cuatro cucharadas de azúcar para poder tragar aquel café  que por su puesto era sólo, sin leche 😮 . Luego pasaba a servirnos con una cafetera antigua, que rodeaba con un paño de cocina,  a mí me echaba muy poco, pero ya sólo el hecho de tomar café me hacía sentirme interesante;  nadie en mi casa me había tratado así antes. Después charlábamos un rato de las cosas cotidianas de la vida, mientras a veces de fondo sonaban las noticias en la tele, que una vez que acabábamos el café se apagada y se cubría  con un tapete de cuadros de vichy, bordado y con un volante. Entonces era cuando  Maruja desaparecía y  empezaban las clases.

Don Manuel era exigente; nos ponía cuentas, problemas y nos hablaba de un montón de cosas… mi hermana  ya sabía dividir antes de cumplir siete años y  yo recuerdo estudiarme la tabla con cuatro años;  me hacía decirla del derecho y del revés… decía mi madre que a veces llegaba a casa antes de la hora de salir y entonces ella me preguntaba porque llegaba tan pronto y  yo le contaba que el señor Manuel me había echado, porque estaba cansada o distraída y no le atendía.  ¡Os juro que yo no me acuerdo de esto! No recuerdo ni una bronca… pero si lo dice mi madre ,será!   Sólo recuerdo que al día siguiente volvía a su casa tan contenta 🙂

Algunos días el señor Manuel nos sorprendía y al acabar la clase nos llevaba a pasear por el campo… Caminábamos por el medio de bosques de castaños y robles;  él con su bastón y su sombrero y nosotros jugando y parando para entretenernos con cada cosa nueva que veíamos. Entonces nos llamaba y nos preguntaba _¿ Sabéis qué es esto? _¡Esto es es pan de cuco! Y los pétalos se comen…! y  estos son chuchameles y saben a azúcar y las plantitas de reloj… que tardaban un minuto exacto en hacerse un rizo… y llegabamos a casa contando todo lo que habíamos aprendido.

5c73bf_dfb5d0e979b746c982edced822d3ec1c

Cuando se terminó el verano ya sólo volvimos algunas veces a visitarlo. Mi madre nos llevaba… recuerdo que me costaba mucho estarme quieta y mi madre tenía que reñirme. Odiaba aquellas visitas largas y creo que las sigo odiando 😞  La última vez que fuimos a verlo mi madre nos dijo que  el señor Manuel estaba muy enfermo y que quería vernos, ella había estado por la mañana y él le había preguntado por nosotras… Entonces tuve miedo de que fuera a preguntarme la tabla de 9 porque al empezar el colegio había  vuelto a las sumas y se me habían olvidado las tablas… así que le dije a mi madre que no quería ir porque no recordaba la tabla, pero ella me convenció para que fuera y aquella vez también vino mi padre… Era la primera vez que subía al piso de aquella casa, por unas escaleras blancas y estrechas. Maruja iba delante de nosotros y nos llevó hasta una habitación  tan pequeña, que tuvimos que quedarnos en el pasillo con la puerta abierta;  solo cabía la cama estrecha con cabezal de forja blanca,  donde estaba el señor Manuel  y una mesilla de noche donde había un reloj despertador  y botes de medicinas y jarabes. Don Manuel estaba raro sin su sombrero;  parecía más delgado y sus manos huesudas temblaban  más que nunca, pero aún así sonrió y  me pidió que le diera la tabla del 9, entonces quise que me tragara la tierra… cuando ví que todos se reían y me puse roja. Alguien debía de haberle dicho que no quería ir a verlo para que no me preguntara la tabla. ( Siempre tan indiscretos 😓 )

Aquella visita no fue tan larga como las otras, mi madre no se quedó una hora hablando con Maruja… después de un rato, dejamos al señor Manuel en aquella habitación  con paredes pintadas de color rosa,  que olía a medicinas y a galletas. Aquel fue el último día que vería al señor Manuel.

Cuando mis padres  me dijeron que había muerto, todavía no tenía claro lo que significaba morir… bueno, casi como ahora, pero sólo sé que ningún verano volvió a  ser igual.

De lo que pasó durante aquellos 40 años de viaje no puedo contaros nada, creo que nadie lo sabe…