Resort or not resort , that’s the question!

A decir verdad nunca se me habría ocurrido alojarme en un resort… quizás eso esté bien para una pareja de recién casados, o para una familia con niños que quiera disfrutar de un  descanso placentero… pero sinceramente yo no me veía en semejante lugar, lo encontraba  descafeinado y sin apenas gracia… lo mismo dá que el resort esté en el Caribe, que en las Canarias… te ponen la pulserita y ya eres libre de comer, beber, y tumbarte al sol sin esperar grandes aventuras o emociones. Tod@s allí te tratan como si fueras un maharaja o una maharani y acabas aceptando todo lo que te ofrecen… ¿Cómo podrías negarte…?

IMG_20170905_235445_847

En fín, que nunca me hubieran pillado en uno!  Pero la cosa surgió así y ya no hubo vuelta;  o lo coges o lo dejas… Cuando diseñamos el viaje a cuba, dejamos Varadero a un lado, por demasiado turístico… porque durante un tiempo Varadero se había convertido en  algo así como Marina Dor,  ciudad de vacaciones,  donde la gente se iba de luna de miel o los solteros a disfrutar de su soltería con fiestas, playa y ligoteo… así que Varadero estaba demasiado explotado ya para unas auténticas exploradoras aventureras como nosotras 😉  jajajajaja a veces surgen prejuicios … todos somos humanos!

Pues bien, sabíamos que los Cayos era algo imperdible en Cuba y buscamos todas las maneras posibles de ir a un cayo sin tener que pasar por un resort … queríamos alojarnos en  casas de cubanos, o quizás un hostal o un hotelito… pero que lo sepan ustedes que eso en los cayos cubanos, esto es imposible. Los cayos están colonizados o más bien debería de decir;  invadidos por hoteles tipo resort de alta gama de cabo a rabo y además suele haber pocos medios de transporte a un precio razonable,  que te lleven hasta allí y el resort es la única forma de alojamiento allí… cogimos el  cayo más fácil de arribar, el cayo Santa María, que tiene conexión terrestre desde Santa Clara con Viazul y ya nos pusimos a buscar alojamiento en el Cayo…

IMG_20170905_234758_000

Valentín Perla Blanca, era la oferta estrella de ese día, por un poco menos de 50 euros por persona y día, con todo inlcuído y además con el plus de que era,  un adults only.  En ese momento ni le dimos importancia, pero luego ves que sí se nota… comidas y desayunos sin ruídos, piscinas sin jaleos… la verdad que Mayca me decía, que aunque le gustaba, no le parecía políticamente correcto, pero yo creo que sí lo es… Cuando tienes niños es lógico que tengas que atenderlos y a ser posible tratar de educarlos bien,  pero el resto de la gente que ya tiene los suyos criados, o simplemente no tiene , merece tener su tiempo de relax sin ruídos ni salpicaduras… (Ahora seré yo la que no soy políticamente correcta) jajaja

El asunto es que llegamos al Cayo por una especie de lengua de tierra, que une Santa Clara con la isla,  una carretera tan estrecha,  que sólo cabía nuestro autobús y fuimos parando en diferentes resorts , donde la gente se iba bajando, hasta llegar al nuestro que además era el último y tenía una playa casi salvaje a donde sólo nosotros teníamos acceso.

IMG_20170906_000053_842

A valentín Perla Blanca, le pagamos religiosamente ese mismo día de la reserva, con tarjeta y desde casa… y nadie nos ha regalado nada  por la propaganda, pero realmente el servicio fue perfecto… exceptuando la espera a nuestra llegada mientras preparaban nuestra habitación, una espera abreviada con cócteles y  preciosas vistas…  luego fue todo mejor de lo esperado;  hay actividades durante todo el día, desayunos , comidas y cenas tipo buffet muy variadas… y la posibilidad de que previa reserva, pero sin que te suponga un gasto a mayores,  puedas cenar en el restaurante francés o italiano del centro… también hay actuaciones, clases de español,  de salsa, de zumba,.. etc– all inclusive también supone libre consumo de alcohol y un servicio excelente y un personal encantador, que está atento a tus necesidades continuamente.

Nos paramos un momento a analizar que clase de persona va a un resort y había sobre todo muchas familias norteamericanas… también alguna pareja de recién casados, un par de ellos  españoles, algunos nuevos ricos cubanos, con mucha joya y ropa vistosa… y entre todos, captamos a uno que destacaba entre el resto,  un raro especimen; una especie de Conde Lecquio, un hombre elegante vestido al estilo pijo y con una media melenia ondulada y peinada hacia atrás… a pesar de estar sólo en el hotel, también había reservado su la cena en el restaurante francés, y además al estilo español llegó casi a las diez de la noche y se puso en su mesa a degustar su cena.

Decir que salimos del resort contentas y descansadas.

IMG_20170906_001452_800

¿Volvería a un resort? Pues la verdad que no lo creo… ¡Pero, quién sabe! Es un buen lugar para descansar, aunque tenga mucho de ficticio y de plastiquero … ¿Es estar en un resort cubano igual que viajar a Cuba? Se podría decir  un resort no tiene patria,  es como un lugar perdido en el espacio y suspendido en el tiempo,  fuera  de toda nación.. y casi lo mismo dá estar en  un resort Cuba, que en otro de  Sudáfrica…

Porque obviamente aunque  un resort esté en Cuba, no es lo mismo que viajar a  Cuba.

Anuncios

4 pensamientos en “Resort or not resort , that’s the question!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s