Santa Clara, la ciudad del Ché.

“Aquí se queda la clara, la entrañable transparencia, de tu querida presencia, comandante Cheguevara…”  🎤“Hasta siempre” por Carlos Puebla. Aunque suene un poco raro , esta fue una de las canciones de mi infancia, una de tantas! Y tampoco es que tuviera una infancia tan rara… Sólo pertenezo a esa generación  en la que los padres imponían sus gustos musicales en el coche y cada vez que salíamos de viaje, íbamos todos cantando con Lucho Gatica, Elsa Baeza, Carlos Gardel, los Tamara y un largo etcétera… pues claro que me gustaba Parchís,  pero mi padre nunca hubiera aguantado a Parchís durante un largo viaje a la playa… Así que escuchaba a Parchís en mi habitación y esta música, era “mi música de viaje”  🎧 🙂

IMG_20170716_125250_042

 

Cuando llegas a Santa Clara,  provincia de Villa Clara, también conocida  como la ciudad del Ché;   la estación de autobuses te recibe con  un mural de Ernesto Ché Guevara. Esta sólo será una de las múltiples huellas del Ché que te irás encontrando por toda la ciudad. Toda Cuba está llena de frases de Martí, de Cienfuegos, de Fidel, del Ché… pero sin duda la imagen del Ché Guevara, sigue siendo al menos para nosotros, la más conocida y la que mejor  representa la revolución cubana.

Aunque ya teníamos los billetes para salir al día siguiente para Cayo Santa María, no teníamos los de  la Habana y sobre la marcha habíamos decidido regresar  a la Habana después de nuestra estancia en los Cayos  para viajar a Pinar del Río;  al valle de Viñales, nombrado  patrimonio de la humanidad por la Unesco.  Así que tuvimos que hacer cola para reservar con una vendedora… la mujer era muy amable, ni siquiera tuvimos que pagarle, nos dijo que apuntaba nuestros nombres como reserva y que nos los vendía al día siguiente , luego le preguntamos cuanto sería el precio justo en taxi desde la estación al centro de Santa Clara, porque los taxistas empezaban a agolparse en la puerta de la estación para ofrecernos sus servicios y nos dijo que no deberíamos de pagar más de 2 cuc… pero no éramos cubanas, nadie  iba a llevarnos por esa cantidad… hasta que de entre la multitud salió un chico y nos dijo que nos llevaba en  su carro de caballos  por 2 cuc… y así, se puede decir que casi cabalgando,  entramos en  Santa Clara 😉

IMG_20170725_182227_395

Santa Clara  me sonaba tan inspiradora… me imaginaba una ciudad preciosa y luego no resultó serlo tanto, a pesar de un seguro pasado glorioso que todavía se refleja en las construcciones… sin embargo, tampoco me decepcionó;  en Santa Clara hay  muy buen ambiente nocturno;  muchos bares con terrazas y mucha gente por las calles. Como en casi todas las ciudades cubanas, hay un parque central  “Parque Leoncio Vidal” que es como el centro neurálgico de la ciudad; los parques están limpios y bien cuidados, suelen tener un palco para la música, bancos y wifi…por eso suele estar siempre lleno y más al atardecer, cuando empieza a refrescar.

IMG_20170727_160057_599

Las casas , como en el resto de Cuba, son mayormente de planta baja con verjas en puertas y ventanas y con las fachadas  pintadas de diferentes colores … Nuestra casa en Santa Clara fue un auténtico acierto;  se llama Hostal la Auténtica Pérgola. Desde que la había visto en internet me había enamorado de ella  e insistí para poder reservar 🙂  Luego he descubierto que hay otras igual de bonitas y bien conservadas muy cercanas a la nuestra, son auténticas maravillas, algo así como  museos del romanticismo.

IMG_20170727_012333_569

Detrás de una sobria fachada y que no destaca en absoluto entre las de su calle, se abre una puerta a un mundo diferente: el de  principios del siglo XX. Un recibidor y un  patio con aires románticos; una construcción en forma de C donde todas las habitaciones van a dar a un patio;  en el centro una fuente con un angelote del que brota el agua,  rodeado de palmeras y plantas propias de un jardín tropical, donde además también habitan gatos que se esconden a tu paso… rodeando el jardín del claustro; plantas de enormes hojas,  suelos  de azulejo y hamacas  de forja blanca,  por el medio adornos y muebles del pasado perfectamente conservados. Al fondo una preciosa pérgola que da nombre a la casa, por la que suben las floridas enredaderas hasta la terraza y al fondo un comedor abierto tras un arco que sería el escenario perfecto para cualquier película… además en los árboles se posan los pájaros; así que a la preciosa visión le acompaña la  relajante melodía del agua y el canto de los pájaros. ¿Se nota un poco que me  encantó, no? 😀 Soy fan de la jardinería, animalista y amante de la decoración… aquí todo conjuga a la perfección.

IMG_20170727_154029_667

Nada más entrar a la casa me puse a recorrerla y entonces me encontré con un chico que trabaja allí y le pregunté. de quién era la casa y cómo había llegado en tan buen estado a la actualidad… Por su amplia sonrisa noté que le había encantado que le preguntara; me llevó al recibidor y me enseñó las fotos de la casa y de sus propietarios a principios de siglo… lo sorprendente es que la casa estaba igual que entonces y los propietarios me parecieron guapísimos, no sé que tienen las fotos antiguas que entre la ropa , el peinado y el ambiente, es como si todos pudieran ser actores de cine. Al otro lado de la pared había fotos de  la casa medio destartalada y luego, fotos de la evolución de la casa durante la reforma… ¡se había conservado todo! Hasta la enorme lámpara que colgaba sobre nuestras cabezas…

Y así fue como me contó la historia; la casa había sido construída por un afamado arquitecto y la obra había concluído en 1926, luego la compró un acaudalado ferretero que decidió reconstruirla y finalmente fue revendida a outra familia , apodada los macheteros, porque se dedicaban al negocio de la caña de azúcar,  la casa fue decorada hasta el último detalle con un gusto exquisito. A la muerte del hombre de la foto y  con la revolución de por medio,  su mujer no había podido hacerse cargo del mantenimiento y la casa iba haciéndose pedazos… a la muerte de la mujer, el último habitante de la casa,  decidió irse a Miami. Si la casa quedaba vacía, el gobierno se la quedaría y la mandaría ocupar por otra familia, por lo que antes de marchar, mando a llamar a un familiar suyo de otra ciudad que estuvo viviendo en la casa hasta que finalmente la familia Obregón, actuales propietarios le hicieron una permuta por la suya, situada en outra ciudad;  es habitual permutar o intercambiar  casas en Cuba…  y también la venta de casas, cosa que desconocía por completo. Tenemos mucho desconocimiento en este tema pero no es de extrañar, porque cada cubano te cuenta algo diferente, por lo que para saber algo con un mínimo de certeza has de preguntarles al menos a 10 personas. A día de hoy los cubanos además de su vivienda habitual pueden comprarse una casa en el campo. Es muy común ver casas con carteles de SE VENDE o  SE PERMUTA por toda Cuba.   Después de la permuta, sus actuales propietarios llevaron a cabo su reconstrucción siguiendo fielmente las imágenes que tenían de la casa y que la hizo merecedora de un premio de restauración en el 2011.

IMG_20170722_185344_679

 

Después de esta oda a La Auténtica Pérgola, por la que no he recibido ni un CUC ni ningún trato de favor, os sigo contando 😉   Caminando por las calles de Santa Clara, nos encontramos con un chico que decía ser taxista y se ofreció llevarnos a algún lugar. Le pedimos que nos llevara a la Plaza de la Revolución y al Mausoleo del Ché, porque habíamos visto en el mapa que quedaba un poco lejos para ir andando, y allá nos fuimos por el precio acordado… Nos contó que era hijo de un español que vivía entre España y Miami… todo era bastante raro, porque no sé que español se iba a ir a Cuba en los años 70 con el único fín de procrear… También nos dijo que  había estado con unos tíos suyos  en Ponteareas, muy verca de Vigo y quería venirse a España a ejercer de médico, pues ya se había liberado de su profesión en Cuba ( para liberarte has de trabajar un número de anos en la sanidad cubana, para compensar por los gastos de tu preparación)…  Aunque creo que hay un buen nicho de negocio en Cuba y que le resultaría más fácil comprarse un coche y ponerse con lo del taxi en serio, que convalidar sus estudios, intentar sacarse el MIR  y entrar en la seguridad social y todo lo que esto conlleva de gastos y esfuerzos … también es cierto que no todo el mundo sirve para el turismo. Le pedimos que nos llevara al Mausoleo del Ché y nos esperó de mala gana en el coche mientras hacíamos fotos… luego le preguntamos como había sido lo del tren blindado, puso cara de “Dios dame paciencia” y nos lo resumió así:  “Al Ché le dijeron tienes que matar a estos y él vino y los mató” En fin! El hombre estaba obviamente amargado… Con semejante respuesta, lo que podría haber sido el inicio de una conversación se quedó en un __”Vale!” (no se diga más)

IMG_20170725_205855_324

 Había convertido al Ché en una marioneta dirigida en cuestión de segundos… Porque aunque cada uno tenga sus propia y respetable opinión, algo más habría …desde luego, el Ché no  tenía  necesidad  ninguna de dejar su acomodada posición en Argentina; a su familia y su profesión de médico, para irse a luchar a las sierras… si no fuera por sus ideales. Que luego cada uno habla de la feria como le fue en ella, es normal… y claro que hubo muchas muertes  y seguro que muchas injusticias por ambos bandos, pero cuando se inicia una revolución es porque el pueblo está muy quemado y ya no ve otra manera de conseguir un cambio.

 Cuando se despedía nosotras nos dijo que en su último viaje a España había visto que la economía estaba muy mal y  que estaba difícil encontrar trabajo… así que no sé lo que haría finalmente. Quedamos con él para que nos llevara al día siguiente a la estación del autobús para viajar a los Cayos,  pero no apareció a la hora acordada, y después de esperarlo un rato,   cuando ya pensamos que íbamos a perder el autobús, conseguimos otro taxi. En el momento en que nos estábamos  subiendo al outro taxi,  apareció él, y ya solo dió tiempo de  despedirnos con la mano.

Santa clara es un lugar tranquilo, con buen ambiente  y muy cercana a Cayo Santa María, por lo que recibe diariamente montones de turistas de los que se alojan en los numerosos resorts del Cayo.   Y como ya os he dicho; aquí casi todo lo “visitable” hace referencia al Ché;  desde que entras en la estación de autobuses donde un cartel te recuerda “Hasta la Victoria Siempre” pasando por  el monumento a la toma del tren blindado, la estatua del Ché sosteniendo a un niño,  o su memorial,  una obra hecha a lo grande, donde se conservan los restos del Ché Guevara. En resumen; Santa Clara es una ciudad digna de conocer para cualquier aficionado a la historia.

IMG_20170727_215839_956

A finales de diciembre de 1958,   la ciudad cubana de Santa Clara fue tomada por  los revolucionarios bajo el mando del comandante Che Guevara. Esta victoria sería decisiva en la lucha de los revolucionarios contra el régimen del general Fulgencio Batista: después de 12 horas de tener la ciudad sitiada, Batista huyó de Cuba y Fidel Castro anunciaba la victoria.