La vuelta a casa: Cochin, Bombay, Doha, Paris,Vigo.

Es curioso lo poco que me gustan a mí las despedidas y las vueltas a casa… Durante todo el viaje, en varias ocasiones nos habíamos parado a pensar en lo bien que nos estaba saliendo todo; no se había torcido ni un sólo plan, no habíamos tenido que eliminar nada y todo iba según lo proyectado. Así que a veces, llegué a dudar de que  estuviéramos en India 😉

IMG_1558

Kochi, Cochin, Kerala

Era todo bastante sospechoso. Mira que somos raros los humanos, que cuando ves que todo va saliendo perfecto, empiezas a sospechar y temes que el futuro te vaya a deparar alguna sorpresilla desagradable 😉

Llegamos a Cochín en autobús desde Allepey, después de  haber pasado  un día entero en los Backwaters. Pensar que al principio cuando veía los autobuses en India, tan sucios por fuera y tan viejos, me daba hasta miedo entrar, pero después de que viajas en varios ya ves que todo es normal, se te olvida la suciedad y aunque a veces vas algo apretujada, hay buen ambiente y no se viaja mal 🙂

Al llegar a Cochin nos bajamos en la parada donde bajaba más gente… Le echamos un ojo a la lonely planet y decidimos ir a Fort Kochi que era la visita obligada, cogimos el mapa y vimos que había que coger otro autobus. De repente se paró uno justo delante de nosotras; era un autobús estilo comparsa de carnaval, como casi todos en india; lleno de flores de plástico colgadas por todos lados y de corazones, muy alegreee, vamos! XD El busero nos preguntó de donde éramos y nos dijo que subiéramos que nos iba a enseñar Cochín… 😀

Decoración típica de un autobús urbano, Kochi, Kerala

Mónica posa con la decoración típica de un autobús urbano, Kochi, Kerala 😉

Así que subimos tan contentas con aquel tipo tan majo y risueño que nos dijo que no nos sentaramos en los asientos, que nos quedaramos allí delante con él para irnos entrevistando claro  😉

IMG_1540

Bien! Éstas te quedan muy bien! Además hacen juego con los floripondios 🙂

La gente del autobús de reía; el chico que cobraba iba de lo más feliz y todo el tiempo nos miraba y sonreía, luego tiraba de una campanita y cantaba el nombre de la parada y la gente iba bajando 🙂 El conductor empezó a probarse nuestras gafas de sol y mientras nosotras le dábamos nuestra opinión, hacíamos fotos y charlábamos con él animadamente. Aquí lo de prohibido distraer al conductor, nadaaa! ¡creo que no cuenta, vamos!! 😉

autobus

El ambiente en el autobus

Éramos la atracción del autobús y toda la gente nos sonreía , a saber que estarían diciendo de nosotras XD  pero resultaba divertido; era como si todos se compincharan para hacernos ver lo divertido que era viajar en autobús urbano en Cochín, para comprobar in situ el buen ambiente de aquella ciudad, menuda carta de presentación 😀 Nosotras estábamos encantadas y viajamos durante mucho rato en aquel autobús del buen rollo, en un ambiente de diversión y desenfado hasta llegar a Fort kochi y ahí nos despedimos de todos y nos dijeron donde podíamos coger el autobús que iba al aeropuerto por la tarde.

IMG_1918

Fort kochi y sus impresionantes redes de pesca portuguesas. Cuando llegas a Fort Kochi te encuentras con  una gran avenida al lado  del puerto donde por supuesto hay un mercado lleno de vendedores y luego gente que trabaja preparando sus barcas o  se sienta a descansar  mirando al mar; nos hicimos fotos con las redes y regateamos porque había cosas realmente interesantes y además era el último sitio donde podríamos comprar algún regalito en la calle…

fort kochi redes portuguesas

Fort kochi. Las famosas redes portuguesas.

Mientras estábamos haciendo  nuestras compras, en medio del regateo, de repente apareció Dani, el guipuzcuano al que habíamos conocido en Hampi  y que luego nos habíamos vuelto a encontrar en Varkala y que ahora acabábamos de encontrar en Cochin y que casualmente, viajaría esa misma tarde al aeropuerto para coger un vuelo a Bombay que casualmente también era el mismo vuelo que íbamos a coger nosotras, pero  él seguiría hasta Delhi desde donde volaría a España dos días después… Ya no sé si  el mundo  es un pañuelo, una caja de sorpresas o un montón de casualidades, pero a veces ¡”Manda narices”! 😉

paeo del puerto kochi

Paseo del puerto, Fort kochi

Nos alegramos de volver a verlo, acabamos nuestras compras y nos  fuimos a comer con él a un restaurante donde había cenado la noche anterior y  que  le había gustado mucho, pero el restaurante resultó estar cerrado y acabamos en otro muy cercano que tampoco estaba nada mal.

IMG_1941

Como ya era costumbre  durante nuestro viaje en India, cada vez que llegábamos a un restaurante pedíamos la clave de la wifi y más aún en nuestro caso, que habíamos estado incomunicadas un día entero  en los backwaters.  Así que me pongo a revisar el email y ¡Oh! ¡sorpresa! “Cancelado su vuelo con easy jet Bombay-Paris por huelga de pilotos :O  Oh dios mío!
Lo tuve que leer dos veces, no podía creerlo!l  Bárbara miró en su correo y efectivamente tenía el mismo mail…No podía ser que anularan nuestro vuelo a Paris por la huelga de pilotos de Air France… Sin embargo, el vuelo de Mónica y Mayca permanecia sin cambios  :O

Comimos y decidimos salir cuanto antes al aeropuerto para ver si podíamos solucionar algo…

Pero lo cierto es que lo único que conseguimos fue ponernos de muy mal humor, porque el despacho de  easy jet  en el aeropuerto de Cochin no nos hicieron ni caso, pasaban de nosotras ampliamente y atendían a todo bicho viviente que iba llegando antes que a nosotras; nos tuvieron de pie esperando durante casi una hora y sin preguntarnos… el trato fue vergonzoso! Nos pusimos como fieras, pero no nos valió de nada! 😦

Volamos a Bombay y nos depedimos de Dani que continuaba su viaje hasta Delhi. Y allí si que nos encontraron solución enseguida; nos  asignaron a un chico que nos acompañó por los distintos mostradores de la compañía y para arreglar lo de nuestro vuelo  miró todas las posibles combiinaciones y finalmente nos ofreció salir en un vuelo de la Qatar  con destino  Doha y luego Doha a Paris llegando a la misma hora a Vigo así que todo  perfecto otra vez!  🙂

Nos despedimos de Mónica y Mayca que volaban antes que nosotras y nos fuimos a cenar algo , luego ya con la tarjeta de embarque busqué por todos lados mis productos ayurveda preferidos pero no había ni una sóla tienda Biotique!! 😦 Sólo había las tipicas tiendas de aeropuerto como en cualquier otro sitio así que me volví para casa  con las  4,000 rupias que  había dejado para ayurvedizarme 😦

Volamos a Doha en la Qatar; era mi primera vez con esta compañía y la verdad que muy bien! 🙂

aeropuerto de Doha

Aeropuerto de Doha

El aeropuerto de Doha es un lujo, una exhibición  de riqueza; muchas tiendas caras, mucho burka y mucho  dorado…

IMG_4340

También hay ordenadores y zonas de descanso como ésta, con conexión wifi gratis.

IMG_4328

Aeropuerto de Doha

Pero lo mejor de todo sin duda; los baños!  Además de nuevos y modernos, impecablemente limpios. Después de una temporadita en india, esto sorprende!! 🙂

IMG_4332Recordé que todavía no había hecho Bookcrossing. Creo que porque me había encariñado demasiado con aquel libro y nunca encontraba el momento adecuado para liberarlo;  así que  decidí hacerlo en Doha; cogí aquel  librito que me había regalado mi amiga Carmen y que me había hecho tan buena compañía durante todo el viaje, haciendo que lo viviera más intensamente, si cabe y lo dejé allí; en un asiento de aquel lujoso aeropuerto. Le hice una foto y me alejé, un par de veces me dí la vuelta para ver si aún seguía allí, es de las pocas veces que me ha dado pena liberar un libro.

Un libro muy bonito, mucho más bonito que todo  lo que había en aquel aeropuerto junto XD Se titula “El vagón de las mujeres”  de una escritora india, Anita Nair. Si tenéis la posiblilidad de leerlo no lo dudéis, a mí me encantó. A lo mejor os lo encontráis por ahí, quién sabe! Yo no  he vuelto a saber nada más de él, pero supongo que por algún lado andará… Al quedar en un aeropuerto le habrá sido más fácil volar 🙂

bookcrossing

Bookcrossing en el aeropuerto de Doha. Adios “El vagón de las mujeres”  🙂

Nos tomamos  un zumo de mango  y embarcamos para  Paris, en Paris todo fue muy rápido; un amable francés, para que luego digan de los franceses… que nos ayudó a llegar de un tren a otro a nuestra terminal y en poco tiempo de nuevo en Vigo… Eso sí,sin las mochilas,que tardaron un par de días en llegar.

Pues nada, ahí estábamos, ya en Vigo… En ese triste momento en el que descubres que la aventura ha  terminado. Aquel “Fly to Bombay” que había surgido por el hallazgo de un vuelo barato y  la locura de dos enamoradas de la India  y que luego había ido tomando forma hasta convertirse en una gran aventura… Había llegado a su fín. 😦

Y por supuesto es ahí cuando decides que es ya hora de ponerse a organizar la siguiente! 😉

Anuncios

5 pensamientos en “La vuelta a casa: Cochin, Bombay, Doha, Paris,Vigo.

    • Sí nos hicimos un seguro y la verdad que no nos hizo falta que es lo mejor que te puede pasar 😉 Mira en Allianz ( tienen varias modalidades “trotamundos”) y el de IATI que es el más popular entre viajeros. Pero yo creo que como voluntario tendrás un seguro durante tu estancia en la fundación. Ay que nervios!! 😉 Muchísima suerte!! Yo me iba el jueves contigo! 🙂

      Me gusta

  1. Pingback: Los libros que me llevaron a India | Un Plan Infinito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s