Viajes de lujo o el simple lujo de viajar…

Hace algún tiempo leí que la reina madre de Inglaterra (GB), la madre de la actual reina Isabel, era muy aficionada a los picnics…pero su concepto de picnic poco tenía que ver con el que casi todos tenemos en mente y movilizaba a gran parte de los empleados de palacio, que para que ella pudiera disfrutar de un picnic; tenían que trasladar al campo la pesada mesa del comedor, las poltronas y las vajillas de porcelana fina; bandejas, copas y todo lo que suele necesitar una reina para sentirse cómoda… Así que el capricho de la reina se convertía en un auténtico suplicio para los que tenían que organizarlo, con el trasiego de todos aquellos bártulos al exterior para cumplir su real antojo…Y eran afortunados si aquel día no empezaba a lloviznar y había que devolver todo a su sitio en el mínimo tiempo posible, para no dejar que los muebles se estropearan…Nada que ver con la manta de cuadros y la cestita que solían llevar los domingueros al parque Yellowstone y con la que tentaban al goloso Oso Yogui 😉

Al final la reina comía disfrutando de los colores y olores de la naturaleza mientras escuchaba el canto de los pájaros, supongo que siempre habría alguien que espantara a alguna avispa que osara catar su mermelada de naranja amarga o su puding de plátano, y su majestad regresaba a palacio satisfecha después de una maravillosa comida campestre... También puedo imaginar a sus empleados, rogando a Dios para que el cielo se llenara de nubes y la reina tuviera que abandonar aquella magnífica idea de hacer un picnic, que por romper casi todas las normas del picnic, ya casi dudo que pudiera considerarse «un picnic«.

Poco después de haber leído aquel curioso artículo hicimos una ruta con el grupo de senderismo con el que normalmente salía a caminar y a descubrir lugares de naturaleza espectaculares, antes de que nos asolara la pandemia. En esta ocasión estábamos haciendo una etapa de la Ruta dos Faros (Costa da Morte, Coruña) y después de encaramarnos a las rocas, caminar por veredas mal señaladas y llenas de toxos que teníamos que ir aplastando ayudándonos de los bastones de caminar, llegamos a lo alto, justo en el momento en el que el sol empezaba a ponerse, y desde ese punto pudimos divisar el Faro Roncudo delante de una magnífica puesta de sol Uno de mis compañeros de andainas, quizás el más poético de tod@s…. Se paró en seco mientras el resto suspirábamos y soltábamos un: «Ohhhh!» Y dijo: _¡Vaya lujo! ¿Sois conscientes de esto que estamos viendo? Somos unos afortunados; no mucha gente logra llegar hasta aquí, pero nosotros lo hemos conseguido y además en el momento preciso, para disfrutar de la puesta de sol!

A veces tengo la duda de si ese lujo de mentira, el que pagamos, creado por otros para hacernos sentir afortunados, e incluso pensar que nos tratan como a principes y princesas porque nos lo merecemos, no nos alejará un poco del auténtico lujo de viajar liger@s de equipaje…

Tal vez el lujo está más en poder caminar descalza por la hierba que en que te lleven en volandas para que no mojes los pies en el césped… Aunque como cualquier persona normal aprecio y agradezco la comodidad, pienso que lo del lujo se ha convertido en un auténtico engañabobos, algo así como el traje invisible del emperador…

Hotel bañado en oro

Recuerdo que la primera vez que estuvimos en India, nos sorpendía que todo llevara al lado la palabra luxurious Todo era de lujo; los hoteles, los restaurantes,hasta en algún tuk tuk ponía LUXURIOUS… Incluso alguna vez me compré una botella de agua que también lo ponía. El escribir esta palabra al lado de lo que fuera, parecía dar carta blanca para subirle el precio y lo que había empezado pareciéndome gracioso, terminó pareciéndome una tomadura de pelo… Sobre todo aquella vez que pasamos la noche en una casa barco recorriendo los bakwaters de Kerala y aquel luxurious houseboat resultó ser un barco decadente y lleno de mierda…

Creo que lo que la mayoría de los viajeros deseamos es un alojamiento limpio y cómodo con aseo y bien situado, para poder movernos por la ciudad andando y lo que hace que una habitación pase de 50 a 300 euros… Muchas veces no es más que un conjunto de tonterías supérfluas que rebasan un poco la sensatez humana y además cobradas a precio de oro… Algunas pueden incluso superarnos; como cuando descubres que hay hoteles de lujo que ofrecen un servicio de calienta camas humano… ¿Una persona calententando mi cama? No puedo entender ese tipo de lujos que roza hasta tal punto la falta de intimidad; como cuando a las reinas las bañaban,las peinaban y hasta las vestían sin que ellas movieran ni un sólo dedo…Incluso muchos reyes tenían un mozo que era el encargado de limpiar el culo al rey, y parece ser que era un cargo muy honorable… ¿Quién si no sufre una enfermedad que lo incapacite podría estar interesad@ en algo así?

Está claro que el concepto de lujo es muy variable; depende de la persona, de los tiempos y de un montón de circunstancias más… Por ejemplo para mí es un lujo comer cerezas cogiéndolas directamente del árbol aún teniendo que competir con los pájaros…para otros será un lujo que se las compren y se las lleven a casa, seguramente esa persona se sienta satisfecha, pero nunca conocerá el auténtico sabor de las cerezas con la savia todavía corriendo por dentro de ellas! En otros tiempos podía ser un lujo tener zapatos … Hoy quizás sería tener un avión privado, pero un lujo que se puede pagar con dinero, casi nunca es un lujo verdadero…

Cada vez que disfruto de un arco iris completo que cruza el valle después de la lluvia, cuando el sol se pone y me encuentra tomando una cerveza mirando al mar … Pienso:_ ¡Qué Lujo! Que suerte que se den circunstancias tan maravillosas….y que lujo poder disfrutar de ellas.

Puesta de Sol. Algarve, Portugal

Y por otro lado está ese falso lujo creado para nosotro@ previo pago y que realmente no nos aporta gran cosa…Quizás únicamente la satisfación de saber que nos lo podemos permitir. Como diría un irlandés_ Nadie en un su lecho de muerte echa de menos haber trabajado más, pero sí que valora y siente no haber disfrutado más… No se acuerda de un buen hotel o de unos zapatos caros, recuerda aquel momento que le provocó risas , los buenos ratos con los amigos, con la familia…Nada que ver con esos lujos falsos que muchas veces rozan la ordinariez …y la simpleza de tener que presumir de haber gastado en cosas materiales para sentirse bien. Porque así aparece definida en el diccionario la palabra «Lujo» : Exhibición o manifestación de riqueza.

Cuando escucho a gente que regresa de un viaje a Paris, a Roma o a Londres… y tiene más que contar de las maravillas del hotel que de la ciudad , del ambiente, de la comida o de la gente… Lo considero un fracaso!

Una vez escribí sobre los resorts…Y es que pienso que no hay cosa más insípida que irse de vacaciones a un resort; que estará bien para descasar unos días, para familias con niños, para ancianos que quieren todo organizado, pero que nos aleja tanto de la verdadera aventura de viajar….y lo convierte en una casa de reposo y lo mismo te dá estar en un resort en la Costa de Alicante que en Cuba…porque hasta se come lo mismo!

¿En qué momento alguien nos hizo creer y nos convenció de que era más importante el hotel que el lugar que vamos a visitar? Es admirable esto del marketing…que un lugar concebido para descansar; dormir y ducharse se convierta en el centro del viaje es todo un logro de la hostelería. 👏

Os diré que no me sorprende la cantidad de negocios que han surgido a cuenta de esta búsqueda de «lujo de pacotilla» … Cuando oyes a gente que te dice: _Quiero ir a Bangkok, pero a lugares de lujo porque la ciudad está demasiado sucia y abarrotada, busco un resort que tenga de todo para no tener que salir de allí … O la que viaja a Marruecos y me dice _ ¡Qué asco de ciudad!¿A tí te gustó? Lo único que me gustó de Marrakech fue la tienda Zara! o el que hace el Camino de Santiago con servicio de porta mochilas y alojándose en casa rurales y balnearios donde les dan masajes al llegar… Esto ya me parece más bien la antítesis del auténtico sentido de peregrinar…Seguro que es toda una experiencia, pero se aleja bastante del sentido del Camino.

Y después de tanta reflexión, propia de un día de lluvia, y ya para resumir; solo me queda decir que no creo que estos viajes lujosos, valgan tanto como cuestan, ni que de ellos se aprenda mucho… y el depender de tantos factores para conseguir ser feliz se me hace raro y me recuerda a cuando a las fiestas de cumpleaños infantiles empezaron a traer monitores de globoflexia, payasos, magos…Y cuando en la fiesta sólo había tarta, refrescos, un balón, un jardín y todo el tiempo para disfrutar con tus amigos…Los niños preguntaban : _¿No hay payasos ni magos? y exclamaban_ ¡Me aburro! Faltos de creatividad e incapaces de disfrutar por sí mismos, sin ayuda de alquien que les dirigiera el juego…

¿Y vosotr@s de que bando sois; de los que buscan el lujo por el lujo o preferís la practicidad y la sencillez? 😉

  12 comentarios para “Viajes de lujo o el simple lujo de viajar…

  1. SUSANA
    14 marzo, 2022 en 6:41 pm

    …» el Camino de Santiago con servicio de porta mochilas y alojándose en casa rurales y balnearios donde les dan masajes al llegar… Esto ya me parece más bien la antítesis del auténtico sentido de peregrinar…Seguro que es toda una experiencia, pero se aleja bastante del sentido del Camino.»

    Demostrar devoción al Apóstol no está reñido con la comodidad, ni con disfrutar de la gastronomía, ni con cargar pesos,,, tampoco encontrarse uno a si mismo o cualquier otro motivo que te lleve a hacer el camino está reñido con la comodidad o motivos de salud que te impidan cargar con una mochila, o simplemente porque no te de la gana de compartir habitación y puedas permitirte alojarte en una casa rural o donde te dé la gana…

    Según la RAE, LUJO es:

    1. m. Abundancia en el adorno o en comodidades y objetos suntuosos. Vivía rodeada de lujo.

    2. m. Abundancia de cosas o de medios. Dispone de todo lujo DE recursos para el proyecto.

    3. m. Aquello que supera los medios normales de alguien para conseguirlo. Para ellos es un lujo poder ir de vacaciones.

    4. m. Elevada categoría, excelencia o exquisitez que posee algo por la calidad de las materias primas empleadas en su fabricación, sus altas prestaciones o servicios, etc. Destacaban el lujo y el refinamiento de la decoración. Coche, zapatos, edición de lujo.

    5. m. Persona o cosa valiosa, excepcional o extraordinaria. El profesor de arte es un lujo. Ha sido un lujo viajar con ustedes.

    y otra cosa son los caprichos, excentricidades, abusos o las paletadas de mal gusto como presumir del dinero que tienes y en que te lo gastas…etc.

    El turismo es una fuente de riqueza … y el afortunado que pueda viajar disfrutando de un buen hotel, de un buen restaurante …generando riqueza y disfrutando del trabajo bien hecho de otros:
    Los que cuidan sus cosechas para que un cocinero pueda elaborar recetas exquisitas o el que cuida su viñedo para hacer un buen vino o el que restaura una casa para convertirla en casa rural en una aldea abandonada y crea puestos de trabajo y riqueza donde no había nada, lo hace con cariño y cuidando de sus huéspedes … esta muy lejos de aquello que tu defines como lujo.

    TODO ESTO TAMBIEN CONFORMA LO QUE TU LLAMAS EL SIMPLE LUJO DE VIAJAR, aunque no está al alcance de todos. Seguro que alguno de los afortunados también disfruta de «comer cerezas cogiéndolas directamente del árbol»

    Le gusta a 2 personas

    • 14 marzo, 2022 en 9:57 pm

      Hola Susana,

      No sé si nos conocemos, creo no te había visto antes por aquí por eso antes de nada quiero darte la bienvenida al blog y sobre todo agradecerte la lectura concienzuda y toda tu aportación ; muchas gracias por el trabajo y el tiempo que te has tomado.

      Para serte sincera sabía que esto haría saltar alguna chispa entre la gente que se dedica al turismo porque como tú bien dices; el turismo crea riqueza… pero no creo que la gente que trabaja en turismo de calidad debiera de sentirse ofendida por lo que digo… (Yo también hice un Máster en Turismo y las prácticas en un reconocido hotel de cinco estrellas ) Digo esto para que sepas que yo también he oído mil veces eso de : «Al cliente hay que darle lo que pida, aunque no tenga mucho sentido»

      El caso es que después de leerte creo que estoy totalmente de acuerdo contigo en lo que tú llamas auténtico lujo porque yo también lo considero así. Soy una defensora de la comida de calidad y obviamente de la buena materia prima…Soy de las que defiendo que los percebes no son nada caros, ni el buen vino, ni un buen pescado, ni la carne ecológica… La calidad y el trabajo hay que pagarlos o procurarlos para poder disfrutarlos. Como tú bien dices; eso son lujos reales y lo que yo critico en este artículo son los lujos de pacotilla, no los productos de calidad, ni por supuesto la calidad en el servicio, que es algo que valoro muchísimo. Lo que yo critico es la» tomadura de pelo» en nombre del lujo y además pongo ejemplos que creo que son bastante clarificadores.

      En lo que sí disiento contigo y también te agradezco confrontar opiniones porque cada uno tiene la suya; es en el tema del Camino de Santiago. Pues claro que el Camino de Santiago se puede hacer de mil maneras, incluso en velero y sin tener que caminar…y todas las opciones son buenas porque poder viajar y hacer actividades es maravilloso pero yo personalmente a todo el mundo que me lo pregunta le recomiendo que TENIENDO SALUD y disponiendo de tiempo traten de hacerlo del modo más austero; caminando cada día lo que se pueda y alojándose en albergues de peregrinos. No hablo de devoción, ni de encontrarse a sí mismos… Siempre que he hecho el camino lo he visto más como una prueba de superación y de acercamiento a la naturaleza… no digo que si vas de hotel no puedas vivir eso, pero desde mi humilde experiencia creo que el compartir comida, dormitorio, medicinas, potingues varios , consejos y sobre todo charlas con desconocidos te acerca aún más al espíritu humanístico del camino; digamos que eres tú y tu mochila sin más adornos… Puedes llorar de dolor, quejarte, reirte, hacer amigos…pero te vas acercando a Santiago y se te cura todo! Yo al menos lo he vivido así y por eso lo recomiendo, de modo altruísta, pero que cada uno que haga lo que prefiera y también es bastante obvio que si una persona tiene una empresa de turismo lo que va a sugerirles es que vayan con guía y hoteles reservados… y seguro que también saldrán encantados de la experiencia, porque el Camino no decepciona a nadie 🙂
      Muchas gracias nuevamente por el feedback , es siempre un placer.

      Le gusta a 1 persona

      • SUSANA
        15 marzo, 2022 en 7:15 pm

        NO ME DEDICO A NADA RELACIONADO CON EL TURISMO.

        Te sigo desde hace tiempo y no estoy de acuerdo con lo que dices en esta publicación en concreto … ahora parece que si no eres mochilero te pierdes algo, que no eres capaz de captar la esencia de los lugares a los que vas y de la gente que allí vive, de conectar con otros viajeros, caminantes en el caso del camino… Eso es mentira. Va en la persona, no en como se aloja..

        El ejemplo del picnic de la reina o del mozo que le limpiaba el culo al rey no es lujo. Si ese es tu trabajo, te pagan para realizar esas funciones y lo haces voluntariamente y es tu medio de ganarte la vida, genial. Si te obligan a realizar esas tareas, que pueden ser excéntricas, vamos a decirlo así, abusando de una situación de superioridad, del tipo que sea, es poco menos que intolerable… por decirlo de una manera educada… que quieres que te diga, la esclavitud era habitual en otras épocas y ahora es inaceptable…que hay mucha apariencia, que te venden humo muchas veces: si. Pero sucede en otros ámbitos de la vida , no solo en los viajes. Mira INSTAGRAM, está lleno de postureo … pero tú decides seguir a esa persona o no… y que si no haces daño a nadie: haz lo que te de la gana!

        Soy de Santiago, a pocos metros de mi calle pasa el camino…
        He hablado con muchas personas que han hecho el camino… cada uno viene a mi ciudad por mil motivos diferentes y hace el camino de muchas maneras, a pie, bici, a caballo…… lo han hecho de un tirón, por etapas… No es necesario que sea una prueba de superación…. el motivo es personal … La esencia del camino no tiene por que ser la superación, ni el contacto con la naturaleza exclusivamente, también es conectar con otros peregrinos…y otras muchas cosas. Para conectar con otras personas no es necesario compartir todo eso que tu dices….muchas personas conectan ahora mismo con los ucranianos y no han estado en Ucrania ni conocen a ninguna persona de ese pais … Hay gente que hace el camino de Santiago por deporte, le gusta caminar y no tiene porque alojarse en un albergue ni compartir nada, o sí, puede que no necesite, que quiera estar solo o sola o pueden compartir con desconocidos charlas, consejos, remedios …

        Le gusta a 1 persona

      • 15 marzo, 2022 en 10:35 pm

        Hola otra vez, Susana 🙂

        No recuerdo haber escrito en ningún lado que ser mochilero sea lo más… Ni siquiera tengo muy claro aún el cocepto de mochiler@… porque para los del continente americano ir de mochilero significa viajar sin dinero, tocando la guitarra, vendiendo artesanías en los mercados o haciendo trencitas y tatuajes de henna en las playas mientras viajas… Mientras que para la mayoría de viajeros europeos el concepto es mucho más amplio; sólo hay que llevar la ropa en una mochila y puede que tb la lonely planet ; ) pero por lo general se viaja con tarjeta de crédito, tecnología de última generación, el que la tiene y alojándose lo mismo en hostels que en hoteles… dependiendo del día, del lugar y del precio… si viajas sol@ o acompañad@! He visto de todo…

        Si has leído alguno de mis viajes, también en esos que tengo que ir con mochila porque son viajes de aventura y se hace por comodidad; porque hay que cambiar de medio de transporte; ir en barco, tren , autobús y recorrer ciudades donde no hay aceras para arrastrar maletas… Siempre he dicho que nada es tan de color de rosa y que todos los viajes tienes sus cosas buenas y también muchas cosas malas; aunque luego la balanza suele ser positiva.

        Pero sí que por experiencia propia y después de haber hablado con muchos viajeros te puedo decir que hay una gran diferencia entre hacer un viaje organizado; donde todo suele ser perfecto; te llevan a lugares turísticos sin tener que buscarte la vida ni exponerte a que te timen, casi nunca pruebas el transporte público y vas de un sitio a otro en furgoneta con un guía, agua y aire acondicionado… y lo disfrutas muchísimo porque todo es cómodo y estupendo y además estás de vacaciones, aunque también en muchas ocasiones me he encontrado con gente; varios amigos y conocidos que me han dicho que les hubiera gustado tener tiempo para ir por libre y sobre todo para interaccionar con la gente local…Incluso gente que me ha dicho_ Ojalá hablara idiomas! Porque ahora que ya he visto lo que hay me gustaría volver para hacerlo de otra manera. Y por otro lado en alguna ocasión he llevado en mi grupo a gente que iba de muy aventurera y se estresaban enseguida si no estaba todo súper organizado…Porque eso es otra cosa… Hay gente que lo que busca es que parezca aventura pero que esté totalmente organizada! 😀

        Yo creo que son viajes distintos! No es nada más que eso… Y cada persona disfruta a su manera.

        En cuanto a lo de la reina; solo era para decir que si lo que quiero es salir a dar una vuelta en bicicleta pero por comodidad a esa bicicleta le ponemos motor, techo y un sillón se convierte en un coche y deja de ser bicicleta… (Quiero hacer un picnic pero no quiero sentarme en la hierba, quiero hacer un picnic pero quiero comida recién hecha y servida en mis platos de porcelana china … Quizás eso que quieres no sea un picnic) No tenía ningún afán de criticar a los trabajadores, porque yo soy una trabajadora … trabajo por un sueldo, eso no quita que alguna vez haya soltado un :_»Ay, madre mía! 😉

        Y lo del Camino de Santiago; tampoco he dicho que tenga que hacerse como prueba de superación ni nada por el estilo…¿Quién soy yo para decirle a nadie por qué debe de hacer El Camino o cómo debe de hacerlo? Yo sólo he dicho como lo he hecho yo ¡No hablo para sentar cátedra! Hablo desde mi punto de vista, al final esto es un artículo de opinión y solo doy mi opinión 🙂 Cada uno habla de la feria como le fue en ella… Y sobre las razones que nombras para hacer el Camino, podría añadir incluso más; he conocido a gente que ha hecho el camino para conocer gente y ligar, después de haber salido de una relación fallida o incluso gente que lo ha hecho para adelgazar! 😀 Todas las razones son estupendas 🙂

        Ya para finalizar, me dices que esto del postureo está en todos los ámbitos y no solo en los viajes y estoy totalmente de acuerdo contigo pero me ha apetecido llevarlo a este campo porque este blog empezó queriendo ser un blog de viajes… y en cuanto a lo de instagram; también me aburre tanto postureo y tanto protagonismo …Lo mismo me dá que sea la típica foto de pareja metidos en un nido en Indonesia por la que se paga una pasta, que el que cuelga la foto con un cartel haciendo autoestop y presumiendo de viajar sin un céntimo… Al final es todo propaganda! Mi amiga Bárbara diría : «Son unos flipad@s» 😉

        Un abrazo y muchas gracias por tus comentarios, no sabes cuanto te los agradezco.

        Me gusta

  2. SUSANA
    16 marzo, 2022 en 4:21 pm

    YA POR ULTIMO;

    Me he refiero a esta publicación en concreto y solamente a ésta, desde el principio.

    Respecto a lo de viajar en plan mochilero me refiero al ámbito exclusivo del Camino de Santiago . UNICAMENTE. Y solo tengo que hacer un copia y pega de donde dices que es la manera que recomiendas y que consideras mejor.

    En ningún momento he pensado que quisieras criticar a los trabajadores y mucho menos lo he escrito.

    Resulta que recientemente han publicado una entrevista a una chica gallega que trabaja en Londres de Mayordomo, se llama Anuska Lago… y en el canal de Molaviajar entrevistan a otro mayordomo, también gallego, que además es hijo de empleados de multimillonarios) que trabaja en Nueva York también para un multimillonario … y otras entrevistas de otras personas que trabajan o han trabajado para este tipo de gente y en base a lo que dicen ellos he formado mi opinión.

    Por lo que tengo entendido el tema del «picnic» viene ya de la Reina Victoria: En la película: «La Reina y yo» hay una escena, ambientada en Escocia, donde se ve como montan la mesa y empieza a llover mientras toman el té…pues vale, pues bien, si tu pagas para esto es lo que hay, lo tomas o lo dejas, como en otros trabajos donde tu jefe te pide cosas que a ti te fastidian. Yo lo veo así. Me parece que está más puteado alguien que trabaja 14 horas y le pagan 8 y me escandalizó más que los mayordomos negros de la casa blanca, hasta el mandato de Reagan, ganasen menos que los empleados blancos.

    Perdona si te he molestado con mi comentario. Simplemente no comparto, como ya dije desde un principio, lo que aquí dices sobre los temas que he nombrado.

    Saludos desde Santiago de Compostela.

    Le gusta a 1 persona

    • 16 marzo, 2022 en 9:42 pm

      Requeteola Susana 🙂

      No me ha molestado nada, pero sigo opinando lo mismo, no digo que no haya más maneras de hacerlo… pero si alguien me pide consejo para hacer el camino, yo le seguiré recomendando que si la salud se lo permite, trate de hacerlo con la mayor austeridad , cuantas menos cosas lleve menos se distraerá y más libre se sentirá… Eso es lo que recomiendo siempre pero también te digo que nunca me hacen caso! 😉

      Un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

  3. 17 marzo, 2022 en 4:11 pm

    Hola Rocío,

    Estoy muy de acuerdo con tus reflexiones aunque está claro que lo que a unas nos parece un lujo a otros no. A mí me parece un lujo mi infancia libre en la aldea sin móviles, subiéndonos a un árbol a «robar» manzanas, bañándonos en el río o pasando las tardes de exploración sin supervisión paterna. Me hubiera encantado que la infancia de mi hija fuera similar y a ella también, pero hoy en día eso es casi impensable. Sin embargo, otras personas lo que valoran es que su hijo con 10 años tenga todo tipo de artilugios (móvil, tablet, la Nintendo…), ya ves, son conceptos distintos, quizá no incompatibles…

    Con respecto a los viajes, yo sí creo que puedes alojarte en un buen hotel y disfrutar igualmente de la autenticidad de un lugar, pero es cierto que cuando ese «lujo» pasa a ser excentricidad me parece una bobería. Personalmente, si viajo es para disfrutar del destino, no de un hotel, por tanto intento pagar lo justo por lo que necesito: un lugar donde dormir y ducharme. Lo demás, en mi caso, es malgastar el dinero por servicios que no voy a utilizar. Eso sí, hay mucho márketing, y mucha gente que cree que es más «cool» si se aloja en un super hotel porque así lo sube a redes sociales y farda mucho. Es como quien se compra un cochazo de cara a su apariencia social, no porque le gusta o le apetece. O simplemente, gente que tiene un concepto distinto de viajar y sólo buscan descansar. No es lo mío, pero tiene que haber de todo.

    Yo también hice el Camino de Santiago, dos veces, hace años y acompañada de amigas. Fuimos en modo austero cargando con nuestras mochilas, con lo básico, con el dinero bien justo y la experiencia fue bestial, de autoconocimiento y muy aleccionadora. También te diré que quiero repetirlo este año o el siguiente con mi hija y mi perra. En este caso no me planteo albergues públicos porque no admiten perros o como mucho derivan al animal a un «palleiro» o garaje y yo me niego a que mi perra duerma en esas condiciones sola. Tampoco me planteo llevar la mochila grande por dos motivos: yo tengo problemas de salud que me impiden cargar peso y mi hija es pequeña para llevar peso encima tanto tiempo.

    No por eso vamos a desistir, tendremos que dormir en hostales en habitaciones privadas donde admitan perros y contratar un servicio de transporte de mochilas. Será una experiencia distinta, pero creo que también puede ser interesante y que nos puede aportar cosas positivas a ambas. Por eso entiendo que no todo el mundo puede cargar peso o dormir en albergues. También te digo que cuando yo hice el Camino me encontré algún que otro grupo de jóvenes como nosotras que estaban más interesados en beber durante la ruta, ligar y montar fiesta al final del día que en la experiencia real de la peregrinación. Y cargaban con sus mochilas. Por eso a lo largo de los años he aprendido a personalizar cada caso e intentar no juzgar a la primera. Aunque cuesta.

    Pues nada más, que coincido contigo en la idea y la reflexión, aunque no en todos los puntos.

    Biquiños!

    Le gusta a 1 persona

    • 17 marzo, 2022 en 10:00 pm

      Hola Emma! Muchas gracias por tu visita y tu comentario 🙂

      La verdad es que debo de explicarme fatal porque yo nunca quise decir que por alojarte en un buen hotel no vayas a disfrutar de la experiencia del viaje, ni mucho menos! Lo que sí puede pasar es que un mal hotel, te fastidie el viaje…

      Decía que si lo mejor del viaje ha sido el hotel, el viaje queda un poco en entredicho… porque al fín y al cabo cuando estás de viaje el hotel se usa para dormir y ducharse y luego hay mucho que ver y hacer fuera.

      Me refería a los precios que se supone que cuesta el lujo… Estando de coordinadora de viajes siempre he buscado hoteles decentes; céntricos, con baño en la habitación y preferiblemente con desayuno incluído! Y con eso nos llegaba! 🙂 Pero buscando me he encontraba diferencias de precio asombrosas incluso en la misma zona y ofreciendo los mismos servicios y me preguntaba entonces qué sería «eso» que hacía que un hotel pasara de 50 a 350 Euros!

      Cuándo hice prácticas del máster de dirección de empresa turística me enteré de muchas cosillas que se hacen : He visto dejar la suite de un conocido hotel de 5 estrellas por la mitad del precio de una habitación normal y a un no cliente…además te decían _Esto sólo se le hace a gente de paso, si se lo haces a un cliente habitual ya te lo va a exigir siempre y no lo va a querer pagar…Son cosas que se hacen, porque al ser un servicio no se almacena y no se puede vender al día siguiente … Ocupar una habitación a última hora genera ingresos y dejarla vacía no dá más que pérdidas…así que los precios son bastante fluctuantes. Incluso la misma habitación para el mismo día cambia mucho de precio si la reservas en una página de reservas o en otra. Me refería a eso; a que hay mucho cuento con el lujo… se vende mucho humo. Hay cosas que no afectan en absoluto a un buen servicio pero que hace que el precio aumente … Y poner un precio alto a las cosas también hace que alguna gente las valore más, la idea de si es caro es bueno.

      Lo del Camino… El hacerlo para ligar e ir de fiesta también es bonito y suena muy juvenil! Jaja 🙂 La de parejas que han salido de ahí… Cada camino es un mundo! Yo mientras tenga salud trataré de seguir haciéndolo al estilo peregrina mochilera , pero quién sabe luego! 😉

      Besos y ojalá que pronto puedas hacer el camino con tu hija y tu perrita, será sin ninguna duda una gran experiencia! 🙂

      Me gusta

  4. 28 marzo, 2022 en 6:20 pm

    Yo he disfrutado mucho esta lectura.
    En «The Crown» hay una o varias escenas de la Reina Madre haciendo estos picnic y se ven de sufrir en realidad, hasta para ellos (la Monarquía).
    Por otro lado, los lujos son personales e interpretativos según quien los vive. Y así se debe ver, cada quien, y ya. ¡Disfrutemos! 😊

    Le gusta a 1 persona

  5. 31 marzo, 2022 en 9:56 pm

    Guapa,otra vez te veo y me gusta como escribes,te mando mi cariño.!

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

fernandocastellano.com

El Sitio de Fernando Castellano Azócar

EvidenceMutumbu

Kingdom marriages,business and lifestyle

Rtistic

I speak my heart out.

Jorge Fabian Coronel

Cuentos de terror y misterio

Contratos de amor

El amor aplicado en la vida

Hotel Luna Resort

Lograr que el 80% de nuestra Audiencia meta reconozca la responsabilidad con el medio ambiente que tiene el Hotel-Resort-Luna.

Besides the Obvious

Travel stories & images... something relevant, something authentic, something real.

Haydeé Hedderich

Estilo de vida wellness

Tablaturas de mis pasos

Unas cuantas palabras y fotos para los lugares que me hacen feliz.

jose morales jmlfoto

Toda la verdad proviene de la observación de la Naturaleza

Culturalizando

Artigos para Reflexão, Resenhas, Filosofia, Frases de filósofos, Cultura e Arte

Lectura Online

La educación es un producto de la cultura, al mismo tiempo que la cultura se difunde, desarrolla y profundiza con la educación. ... Es necesario porque interferencias políticas están banalizando y empobreciendo ambos conceptos y a la administración pública de ambos productos, conquistados en la historia por la humanidad.

Cerebroatípico.com

Blog donde puedes leer todo tipo de artículos. Desde creatividad, hasta técnicas de estudio, música etc. Blog where you can read everything. About music,apps,tips for studying, etc.

Marcapáxinas da Cairesa

Blog de María Luisa Otero, dedicado al coleccionismo de marcapáginas. E-mail: viloide.luisa@gmail.com

Faros de Galicia

Viajes por la Galicia de los faros.

A %d blogueros les gusta esto: