Ganga Aarti Puja en Dasaswamedh Ghat, Varanasi.

 

El día que llegamos a Varanasi  María, la directora de “Semilla para el cambio”, vino a conocernos. Había quedado con nosotras a las cuatro de la tarde, o sería a las cinco… En todo caso fue después de comer en la estupenda terraza con vistas al Ganges del Ganpati.
Iba a explicarnos un poco en que consistiría el curso de “Introducción a la cooperación”. 
Llegó puntual, llevaba puesto un kurta azul y una coleta. Mi primera impresión fue la de que era  una chica rápida  y resolutiva, también  me pareció un poco tímida porque escapa un poco con la mirada.
Nos encontramos en el patio de la fuente del Ganpati que es un sitio realmente bonito.
Patio del Ganpati Guest House

 

Primero nos presentamos y luego nos explicó en un momento en que iba a consistir el curso, nos habló de normas básicas de como acudir a las visitas a los beneficiarios de la “Semilla para el cambio”,  como el tema de la ropa;  teníamos que llevar los hombros y las piernas cubiertas.
También nos comentó que no hiciéramos mucho caso a lo que nos dijeran los chicos indios porque algunos  sólo buscan una novia extranjera para salir de India.
(Supongo que estos son los consejos que María dá a las voluntarias que vienen a pasar períodos más largos)
María es de esa gente que habla claro , sin poses ni imposturas y lejana al estilo madre Teresa de Calcuta, no cree en el Dios proveerá y siempre se muestra activa.
Antes de viajar a la India había visitado la página de la semilla y también  había visto algún video en el que salía ella, así que no me sorprendió.
Cuando terminamos de hablar nos invitó a visitar los ghats y a acudir a la celebración que hay cada anochecer en el ghat principal Dasaswamedh Ghat que se llama Ganga Aarti Puja (Una puja es una ofrenda) , en este caso hacen ofrendas florares á Brahma y Shiva. Esta celebración congrega a cientos de locales y turistas para ver un espectáculo de fuego, luces, baile tradicional y música. Un espectáculo digno de ver y que además es gratutito.
Celebración en Dasaswamedh Ghat

 

Varanasi es un ciudad orientada al Ganges; la gente acude a los ghats a bañarse,  a descansar, a mirar el río… Paseamos por los ghats y acabamos sentándonos a tomar un chai que preparaba una mujer en uno de los ghats, próximo a DasaswamedhNo hay ni que decir que me lo pensé. Las medidas de higiene no tienen nada que ver con las que nosotros conocemos. La mujer hervía el agua sobre una especie de hornillo y luego removía las hierbas con una cuchara de palo que apoyaba en cualquier lugar… Así que cuando cogí el té para beberlo sentí miedo (¡Qué obsesión! Hay que ser ridícula para tener miedo de agua hervida… )
Fue el chai más rico que he tomado en toda la India , estaba delicioso, nos invitó María. No queríamos dejar que pagara ella pero nos dijo que el chai en la India tiene un precio insignificante.
Continuamos charlando y tomando el té tranquilamente a orillas del Ganges hasta que fue la hora de la ceremonia.

 

 

Cuando llegamos, el ghat estaba lleno de gente y para verla mejor,  María nos llevó a una especie de terraza desde donde se veía todo bastante bien, pero al poco rato  la terraza se llenó de vacas y  como las vacas ocupaban bastante, tuvimos que bajar a verlo entre la gente.
La ceremonia es naranja, cálida y sonora… Cálida ya no sólo por el calor que hacía , también por el fuego y por las ropas naranjas de los protagonistas y por una música,  que lo llena todo.
 Celebración en Dasaswamedh Ghat
En la ceremonia que concentra a turistas y locales, mucha gente participa aplaudiendo al ritmo de la música. 
Allí conocí una de las niñas con mejores dotes comerciales de la India.
En la India hay niñas con un gran potencial comercial, que diría Carmen…

 

Se me acercó una niña sonriendo con una cajita de pinturas como las que se usan en la fiesta del color , fiesta de Holi,  y me pidió que le dejara mi mano… Yo no quería y le decía que no, pero ella me insistía _”Itś free no money!!” Todo sonriendo;  sonriendo ella y sonriendo yo  empezó a hacerme dibujitos como los que hacen con henna en el dorso de mi  mano y luego, con las mismas pinturas me pintó las uñas de color plateado. Yo ya no atendía a la ceremonia, sólo atendía a la niña que estaba haciendo una obra de arte en mi mano…
 Cuando terminó me dijo si quería una caja de pinturas y por supuesto le dije que sí,  sin regateos por 100 rupias . Mis  compañeras también querían , así que la niña se quedó sin material y nos dijo que la esperáramos que iba a por más. Era tan lista y tan  buena comerciante que  me dejó su bolsito para que se lo guardara y así estar segura de que la esperaríamos . 
Luego conocí a algunas niñas más como ella; unas niñas verdaderamente espabiladas, simpáticas y con mucho desparpajo…  
¡Cuánto potencial!! que diría Carmen.

 

La niña con mejores dotes comerciales 🙂

Cuándo ya estaba casi a punto de terminar la celebración llegaron Nuria  y Nani con Amit, que las había ido a recoger al aeropuerto. La verdad que el avión les había hecho perder un día en Varanasi, volví a alegrarme de haber viajado en tren con  el gurú 😉

Al terminar la ceremonia algunos hombres  que participan en la celebración caminan entre la gente con una vasija con pintura grasa de color naranja que ponen a la gente en la frente para desearle larga vida.  No me apeteció que me la pusieran …No sé por qué le dije: “No thanks”… Ahora no podré quejarme si no tengo una larga vida!  😦

 

Celebración
La ceremonia es digna de ver,  un ritual completo con música, baile, agua, fuego y ofrendas florales. 
Varanasi es  sin duda una ciudad mística!  Y naranja…
Logo_Galicia300(1)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s