Kamala

Gente del mundo.

Lo he dicho muchas veces y creo que también lo he escrito… una de las cosas por las que más me gusta de viajar, no es una cosa… son las personas. Me gusta conocer gente, hablar y  aprender de sus costumbres. En el fondo todos nos parecemos, al menos en lo  esencial; todos reímos, lloramos, nos enfadamos, nos enamoramos… pero aún siendo tan parecidos,  es curioso ver  como la cultura llega a afectar tanto a nuestras vidas y  hace que en ocasiones nos comportemos de forma tan diferente.

13614916_1047203565329168_1271218680373097314_n

Las personas pasamos por el mundo casi como un suspiro; muchas nacen y mueren sin que casi nadie se entere; hay millones de personas que ni siquiera aparecen en el registro de la población. 

Hoy inicio un apartado que se titula gente del mundo y que va dedicado a esa gente que conocemos mientras viajamos… Si te quedas en casa, no resulta fácil conocer a tanta gente diferente, pero es salir de viaje y ver como aparece gente interesante por todos lados! Llevo muchos años “estudiando a la gente” ( lo mío es la antropología jiji ) y  aún así, creo que sus reacciones nunca dejarán de sorprenderme… los humanos somos realmente interesantes;  una especie digna de estudio 😉

……………………………………………………………….

Para inaugurar esta sección os hablaré de Kamala 🙂  creo que se lo debo, a ella y a otras niñas que como ella, han sido despojadas de su infancia.

En realidad, no se llama kamala ( la he rebautizado para mantener un poco a salvo su anonimato), pero esta chica tan especial existe y  su nombre suena bastante parecido;  la conocí hace un tiempo en Vatsalya;  un lugar precioso en Jaipur,  en el norte de India y desde entonces, no he podido ni he querido olvidarla. Kamala seguramente nunca llegue a ser famosa y puede que  jamás salga de Jaipur, pero  a mí me gustaría llevarla a vuestas casas, quiero que la conozcáis  y que Kamala  viaje hoy conmigo;  por eso os la presento.

nina-india-con-uniforme-de-la-_54327190736_53389389549_600_396

 

Kamala habla poco, mira con curiosidad y  se muestra tímida; como muchas otras chicas indias que han sido educadas  para asentir, obedecer y no llamar demasiado la atención. Kamala intenta ser agradable, busca  cariño y aprobación con  su mirada. Lo noté enseguida y le hice un guiño de complicidad;  _ ¿Sabes que llevas puesto un salwar kurta precioso?  Sonrió con timidez mirando al suelo y en agradecimiento al cumplido, levantó la mirada y me preguntó mi nombre. Al decirle Rocío,  noté que le sonaba extraño… creo que Rocío no suena bien en India. Se quedó callada un momento y luego me preguntó _”¿Significa algo Rocío?” y yo le repetí traduciendo al inglés aquellas palabras que había oído en un especial de Rocío Jurado  hace muchos años… _”El rocío son esas pequeñas gotas de agua que aparecen sobre las flores al amanecer…”  Entonces sonrió;  después de esto, creo que mi nombre le pareció un poco más bonito.

Kamala tiene casi 18 años y un pasado que sería mejor cambiar, pero que no se debe de olvidar: Alguien en Vatsalya nos contó después su historia;   con cuatro años kamala pedía por las calles en la zona del templo de Jaipur a los turistas y a los devotos , que solían darle algo de comida y dulces para alimentarse y cuando llegaba la noche, llegaba también con ella la peor pesadilla;   algunos conductores de rickshaw y otros pedigüeños  del vecindario,  fingiendo que querían  protegerla; la utilizaban para abusar  sexualmente de ella.  Kamala aprendió así a utilizar el sexo como modo de supervivencia. Desde los ocho años, Kamala vive en el centro de acogida y poco a poco ha logrado integrarse.

Os aseguro que no debe de ser fácil, para empezar porque en India no se habla de sexo abiertamente, ni siquiera se imparte  educación sexual, así que no sé como los psicólogos del centro han tratado el tema.

Después de conocer su historia,  cada vez que veía a una niña pidiendo en la calle con el vestido roto, descalza y el pelo enmarañado, pensaba es su horrible suerte a expensas de cualquier loco o de cualquier mala persona. Hay montones de niños en esas condiciones en India; niños que vagabundean durante el día pidiendo algo para comer y que por las noches buscan un lugar donde dormir; solos y sin familia, en peores condiciones que cualquier perro.

No me gustó conocer su historia; me dolió oirla cuando nos la contaban, porque sin quererlo empecé a sentir pena por ella y no quería… el pasado  es una losa dificil de quitar de encima, pero  siempre hay una oportunidad para salir del infierno y mirar hacia el futuro.

Pensaba en su intimidad… ¿Porqué nosotros teníamos que saber por lo que aquella niña había pasado?   Intentaba disimular y no mirarla con pena, porque a nadie le gusta dar pena.

Sé que el pasado se supera y ella lo superará.

Que las cosas no empiecen bien, no quiere decir que no puedan tener un final feliz.

Suraypet-students-2

 

Save

Save

Save

Anuncios

4 pensamientos en “Kamala

  1. Rocio me gusta esta nueva seccionen tu blog, desde hace tiempo tambien la tengo en mente. Porque es verdad que siempre uno conoce gente maravillosa en los viajes. La historia de Kamala duele, pero trae la realidad al resto del mundo para que tomemos consciencia y queramos hacer cosas para cambiar esta horrible realidad y sobre todo sentirnos agradecidos de nuestra suerte. Saludos!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s